¿Cómo leer el reloj?

El reloj es un instrumento que mide el tiempo y nos permite saber a qué hora ir a la escuela, cuánto dura un partido de fútbol o cuánto tardamos en ir de un lugar a otro. Conocer lo que significa la información de este instrumento es fundamental para que podamos controlar las actividades diarias. ¡Aprendamos a leer la hora en un reloj!

El tiempo es una magnitud que mide cuánto dura un evento. Podemos medir unidades de tiempo mayores al día, como las semanas, los meses y los años; y menores al día, como la hora, el minuto y el segundo.

Horas, minutos y segundos

Medimos el tiempo que transcurre en un día en horas, minutos y segundos. Es importante saber que:

  • 1 día tiene 24 horas.
  • 1 hora tiene 60 minutos.
  • 1 minuto tiene 60 segundos.

el reloj analógico

Es un tipo de reloj circular que está dividido en 12 partes numeradas. Tiene manecillas o agujas que miden las horas, los minutos y los segundo.

  • La manecilla corta se llama horario y señala la hora. Tarda 24 horas (1 día) en dar una vuelta.
  • La manecilla larga se llama minutero y señala los minutos. Tarda 60 minutos (1 hora) en dar una vuelta.
  • La manecilla más delgada y corta de todas se llama segundero y mide los segundos. No todos lo relojes la tienen y tarda 60 segundos (1 minuto) en dar una vuelta.

Los números grandes indican las horas (1, 2, 3, 4, …), mientras que los minutos se cuentan de 5 en 5 (5, 10, 15, 20, …). Muchos relojes no tienen los números de lo minutos, sino que colocan pequeñas rayas entre las horas para poder identificarlos.

¿Qué hora es?

Para leer la hora en un reloj analógico seguimos estos pasos:

  1. Vemos la manecilla de las horas (horario) y decimos el número que esta señala seguido de “y”.
  2. Vemos la manecilla de los minutos (minutero) y decimos el número que esta señala.

Ejemplo:

     Son las dos y cinco.

     Son las ocho y veinte.

 

Hora en punto

Cuando el minutero marca los 60 minutos decimos la hora seguida se la expresión “… en punto”.

     Son las nueve en punto.

Hora y cuarto

Cuando el minutero marca los 15 minutos decimos la hora seguida de la expresión “… y cuarto”.

     Son las nueve y cuarto.

Hora y media

Cuando el minutero marca los 30 minutos decimos la hora seguida de la expresión “… y media”.

     Son las nueve y media.

Un cuarto para …

Cuando el minutero marca los 45 minutos decimos la expresión “un cuarto para…” seguida de la próxima hora a marcar por el horario.

      Un cuarto para las diez.

¿De la mañana o de la tarde?

Un día tiene 24 horas, así que un reloj analógico debe dar 2 vueltas enteras para cubrir las horas del día. Por lo general, al final de la hora añadimos la frase “de la mañana” si la hora corresponde a antes de mediodía o “de la tarde” si la hora corresponde a después de mediodía.

Son las siete en punto de la mañana. Son las siete en punto de la tarde.
Todo reloj que tenga manecillas y esté dividido en 12 horas será llamado reloj analógico, no importa si el funcionamiento es mecánico, eléctrico o electrónico.

El reloj digital

Es un tipo de reloj que muestra la hora directamente con los números en una pantalla. Son dispositivos electrónicos que pueden dar la hora en dos formatos: de 12 horas o de 24 horas.

Formato de 12 horas

Este formato es similar al que usamos en los relojes analógicos, pues divide al día en dos ciclos de 12 horas cada uno. La numeración inicia en el 12 y sigue sucesivamente de 1 en 1 hasta el 11. Para diferenciar los ciclos usamos las abreviaturas a. m. y p. m. En un reloj digital, el número que está antes de los dos puntos corresponde a la hora y el que está después corresponde a los minutos.

¿Sabías qué?
La abreviatura a. m. significa “antes del mediodía” y la abreviatura p. m. significa “después del mediodía”.

Ejemplo:

     Son las cinco y veinticinco de la tarde. 

     Son las diez en punto de la mañana.

Formato de 24 horas

Este formato toma en cuenta las 24 horas del día. La numeración comienza en 0 (medianoche) y continua de forma sucesiva hasta el 23. En este formato no es necesario el uso de las abreviaturas a. m. y p. m. La relación respecto al sistema horario de 12 horas está en la siguiente tabla:

Formato 24 horas Formato 12 horas
00:00 h 12:00 a. m.
01:00 h 01:00 a. m.
02:00 h 02:00 a. m.
03:00 h 03:00 a. m.
04:00 h 04:00 a. m.
05:00 h 05:00 a. m.
06:00 h 06:00 a. m.
07:00 h 07:00 a. m.
08:00 h 08:00 a. m.
09:00 h 09:00 a. m.
10:00 h 10:00 a. m.
11:00 h 11:00 a. m.
12:00 h 12:00 m.
13:00 h 01:00 p. m.
14:00 h 02:00 p. m.
15:00 h 03:00 p. m.
16:00 h 04:00 p. m.
17:00 h 05:00 p. m.
18:00 h 06:00 p. m.
19:00 h 07:00 p. m.
20:00 h 08:00 p. m.
21:00 h 09:00 p. m.
22:00 h 10:00 p. m.
23:00 h 11:00 p. m.

Ejemplo:

 Son las veinte horas o las ocho en punto de la tarde.

 Son las catorce horas o las dos en punto de la tarde.

El reloj solar

Uno de los primero relojes usados por el hombre fue el reloj solar, el cual medía las horas y los minutos del día por medio de la sombra generada por la posición del Sol sobre un estilo o pieza triangular colocada sobre una superficie con marcas.

¡A practicar!

¿Qué hora es?

a)

b)

 

c)

 

d)

 

f)

 

g)

 

Respuestas:

a) Son las seis y veinte.

b) Son las doce y media.

c) Son las ocho y cuarto de la mañana o las ocho y quince de la mañana.

d) Es un cuarto para las tres de la tarde o las dos y cuarenta y cinco de la tarde.

e) Son las once horas.

f) Son las dieciocho horas.

Razonamientos

Desde la existencia del primer hombre, el ser humano se ha hecho la pregunta de qué es aquello que nos diferencia del resto de las criaturas vivientes. Los humanos tenemos una facultad que, a través de la lógica, nos permite tomar decisiones, resolver problemas y aprender de ellos. Esta gran habilidad es conocida como razonamiento.

¿Qué es el razonamiento?

El razonamiento es, en esencia, el proceso de razonar. Razonar consiste en la capacidad de generar conclusiones a partir de un conjunto de premisas o hechos, a la vez que el poseedor de dicha capacidad aprende conscientemente de éstas. En la gran mayoría de los casos, el proceso de razonar se basa en rutas de pensamiento lógicas y racionales, pero no siempre es el caso.

El razonamiento es considerado una habilidad innata del ser humano, la cual ha utilizado a lo largo de los siglos para evaluar distintas situaciones en determinadas circunstancias.

Terminología relacionada

Argumento

Es la serie de premisas, razones o motivos que se expresan por una persona para determinar el grado de veracidad de una conclusión. El argumento es la expresión del razonamiento.

Premisa

Es una declaración emitida dentro de un argumento que conducirá a justificar o defender la veracidad de una conclusión. Dicho de otro modo, es la afirmación de que algo es verdad.

Conclusión

Es el juicio o la decisión y que resulta del proceso de un determinado razonamiento. También se define como la declaración final resultante de la declaración estipulada por una premisa o de la relación que existe entre las premisas en un argumento.

Inferencia

Es la derivación de conclusiones a partir de premisas determinadas en cualquier tipo de razonamiento en el que se aplique. E

Lógica

Es el estudio sistemático de las inferencias válidas y de las leyes más generales de la verdad, por lo que también es el estudio del correcto razonamiento. Las inferencias deben tener una relación coherente entre sí para ser consideradas válidas.

Tipos de razonamiento

Diversos autores clasifican los tipos de razonamiento de formas diferentes, pero es comúnmente aceptado que el razonamiento está clasificado en:

  • Razonamiento deductivo

    Es el tipo de razonamiento o proceso lógico que define la verdad de una conclusión en base a la verdad de una o más premisas previas y a partir de las cuáles surge dicha conclusión; dicho de otra forma, es el proceso en donde se determina la veracidad de una idea gracias a que esta partió de otra idea previa, también cierta y verdadera.

Ejemplo:

Todos los perros ladran → Premisa

Mi mascota es un perro → Premisa

Mi mascota ladra → Conclusión de razonamiento deductivo

También es conocido popularmente como “razonamiento de arriba hacia abajo”, pues parte de una idea general para producir una idea particular. Además, al ser una forma de formular una hipótesis o resultado lógico a partir de observaciones y evidencias lógicas, es considerado el tipo de razonamiento de uso esencial para la ciencia; sin embargo, a pesar de que en teoría la conclusión debería ser cierta si las premisas también lo son, el proceso no es infalible, pues es probable que la premisa de la que parte la hipótesis sea errónea debido a la posible malinterpretación de observaciones previas.

Una forma común de interpretar el razonamiento, especialmente el deductivo, es a través de los silogismos. Consisten en dos premisas y una conclusión, la cual será generada a partir de las premisas y que será o no válida en base a éstas por la acción del pensamiento lógico.
  • Razonamiento inductivo

    Es el tipo de razonamiento que genera una conclusión de probable veracidad en base a la verdad de una o más premisas previas y a partir de las cuáles surge dicha conclusión; dicho de otro modo, es el proceso en donde se generan hipótesis que pueden ser o no ciertas a partir de una observación.

Ejemplo:

Hoy es viernes → Premisa

Hoy hace sol → Premisa

Todos los viernes habrá sol → Conclusión de razonamiento inductivo

También es conocido como popularmente como “razonamiento de abajo hacia arriba”, pues parte de una idea particular para producir una idea general, en completa oposición al razonamiento deductivo. Se caracteriza por ser un tipo de razonamiento basado en la probabilidad, cuyas conclusiones se basan en hechos, observaciones, medidas o comparaciones tan puntuales que dichas conclusiones podrían ser o no ciertas, y por lo tanto poco fiables; sin embargo, varios procesos matemáticos y otros casos dependientes de las predicciones se rigen por la inducción.

  • Razonamiento abductivo

    Este es el tipo de razonamiento que genera la conclusión de veracidad más probable entre el conjunto de conclusiones a las que es posible llegar, en base a la verdad de una o más premisas previas y a partir de las cuáles surgen dichas conclusiones. En otras palabras, es el proceso en donde se genera una hipótesis, que muy probablemente será cierta, a partir de una observación.

Ejemplo:

Todos los lunes, a las 9:00 am, el aseo público recoge los residuos de mi puerta → Premisa

Hoy es lunes, 9:30 am, y los residuos ya no se encuentran en mi puerta → Premisa

Seguramente, el aseo público fue quien recogió los residuos → Conclusión de razonamiento abductivo

El razonamiento abductivo es muy similar al razonamiento inductivo, por lo que también se considera un tipo de “razonamiento de abajo hacia arriba”; su diferencia radica en que el razonamiento abductivo es más preciso, pues la conclusión a la que llega se respalda en más o más sólidas premisas. Desarrolla una hipótesis que a su vez se puede probar con lógica y datos adicionales. Ejerce una especie de inducción “selectiva”, en donde la conclusión podría o no ser verdadera, pero de entre otras opciones a escoger es la más probable. Este tipo de razonamiento es comúnmente utilizado en diagnósticos médicos e investigaciones policiales.

¿Sabías qué...?
Los razonamientos deductivo, inductivo y abductivo, en forma de silogismos, ya fueron estudiados por el gran filósofo griego Aristóteles y plasmados en su texto Primeros analíticos, que data del 300 a. C.

Otros autores añaden varios tipos de razonamiento más a la lista principal:

  • Razonamiento inverso o retrospectivo

    Es el proceso de razonamiento que funciona de forma inversa a aquellos vistos anteriormente; es decir, parte desde una conclusión o hipótesis para analizar a partir de ésta las premisas que la originaron o que pudieron haberla originado. Este tipo de razonamiento es comúnmente utilizado en inteligencia artificial, en donde el programa analiza desde un inicio el resultado final para luego procesar los posibles caminos que pudieron haberlo llevado hacia éste.

  • Razonamiento reductivo

    Tipo de razonamiento que se enfoca en la falta de veracidad de una premisa o una conclusión; así, puede refutar una declaración al mostrar que ésta conduce inevitablemente a una conclusión ridícula, absurda o poco práctica, o bien puede probar la veracidad de la declaración al demostrar que si ésta no fuera cierta, el resultado sería absurdo o imposible.

  • Razonamiento falso o falaz

    Tipo de razonamiento basado en premisas falsas o defectuosas, en creencias que no son reales o proposiciones de cualquier tipo que se alejen de cualquier sentido lógico, por lo que la conclusión resultante también carecerá de veracidad y sentido. A menudo se considera que no es un verdadero tipo de razonamiento.

  • Razonamiento analógico

    Tipo de razonamiento que, como su nombre lo indica, se basa en una analogía. Este analiza el funcionamiento o la realidad de una premisa para compararla con otra premisa con la que pueda compartir atributos y características, y obtener una conclusión a partir de esta comparación.

  • Razonamiento condicional

    Tipo de razonamiento en donde el resultado de la conclusión dependerá de que la o las premisas de las que parte dicha conclusión cumplan alguna condición determinada. Está estrechamente relacionado con la causa y el efecto, y en sus análisis se suelen utilizar las palabras “si” y “entonces” para reflejar esta condicionalidad entre conclusiones y premisas.

  • Razonamiento deóntico

    Tipo de razonamiento en donde la conclusión deriva lógica e inevitablemente de una sola premisa. La única veracidad del planteamiento de una única premisa conduce automáticamente a la veracidad de su conclusión.

  • Pensamiento crítico

    Proceso de razonamiento que estudia y analiza una situación o hecho de la forma más completa, exacta y objetiva posible para posteriormente poder emitir una conclusión al respecto y, con ello, un juicio u opinión. Está influenciado por varios elementos propios del ser humano como la cultura y el lenguaje; este hecho le permite examinar aspectos ligados a la emoción humana, por lo que el pensamiento crítico puede ser utilizado para emitir un juicio u opinión sobre, por ejemplo, un libro o una película.

  • Pensamiento contrafactual

    Proceso de razonamiento en el que se analizan y consideran hechos o situaciones que son obligatoriamente imposibles. Este tipo de pensamiento es comúnmente aplicado cuando, como seres humanos, reflexionamos sobre eventos que pudieron haber sucedido en nuestro pasado, lo que en el tiempo presente condiciona nuestras capacidades y decisiones.

  • Intuición

    Proceso de pensamiento a través del cual se obtiene una conclusión que no parte de premisas observables o necesariamente ciertas, sino de aquellas generadas de forma automática por el subconsciente. A diferencia del resto de razonamientos, éste no es un proceso racional.

Sherlock Holmes

Este legendario personaje de la literatura es el representante por excelencia del razonamiento humano. Creado por el escritor británico Arthur Conan Doyle en el siglo XIX, este detective privado ha resuelto una innumerable cantidad de casos gracias a su magistral dominio de la deducción y la lógica.