Razonamientos

Desde la existencia del primer hombre, el ser humano se ha hecho la pregunta de qué es aquello que nos diferencia del resto de las criaturas vivientes. Los humanos tenemos una facultad que, a través de la lógica, nos permite tomar decisiones, resolver problemas y aprender de ellos. Esta gran habilidad es conocida como razonamiento.

¿Qué es el razonamiento?

El razonamiento es, en esencia, el proceso de razonar. Razonar consiste en la capacidad de generar conclusiones a partir de un conjunto de premisas o hechos, a la vez que el poseedor de dicha capacidad aprende conscientemente de éstas. En la gran mayoría de los casos, el proceso de razonar se basa en rutas de pensamiento lógicas y racionales, pero no siempre es el caso.

El razonamiento es considerado una habilidad innata del ser humano, la cual ha utilizado a lo largo de los siglos para evaluar distintas situaciones en determinadas circunstancias.

Terminología relacionada

Argumento

Es la serie de premisas, razones o motivos que se expresan por una persona para determinar el grado de veracidad de una conclusión. El argumento es la expresión del razonamiento.

Premisa

Es una declaración emitida dentro de un argumento que conducirá a justificar o defender la veracidad de una conclusión. Dicho de otro modo, es la afirmación de que algo es verdad.

Conclusión

Es el juicio o la decisión y que resulta del proceso de un determinado razonamiento. También se define como la declaración final resultante de la declaración estipulada por una premisa o de la relación que existe entre las premisas en un argumento.

Inferencia

Es la derivación de conclusiones a partir de premisas determinadas en cualquier tipo de razonamiento en el que se aplique. E

Lógica

Es el estudio sistemático de las inferencias válidas y de las leyes más generales de la verdad, por lo que también es el estudio del correcto razonamiento. Las inferencias deben tener una relación coherente entre sí para ser consideradas válidas.

Tipos de razonamiento

Diversos autores clasifican los tipos de razonamiento de formas diferentes, pero es comúnmente aceptado que el razonamiento está clasificado en:

  • Razonamiento deductivo

    Es el tipo de razonamiento o proceso lógico que define la verdad de una conclusión en base a la verdad de una o más premisas previas y a partir de las cuáles surge dicha conclusión; dicho de otra forma, es el proceso en donde se determina la veracidad de una idea gracias a que esta partió de otra idea previa, también cierta y verdadera.

Ejemplo:

Todos los perros ladran → Premisa

Mi mascota es un perro → Premisa

Mi mascota ladra → Conclusión de razonamiento deductivo

También es conocido popularmente como “razonamiento de arriba hacia abajo”, pues parte de una idea general para producir una idea particular. Además, al ser una forma de formular una hipótesis o resultado lógico a partir de observaciones y evidencias lógicas, es considerado el tipo de razonamiento de uso esencial para la ciencia; sin embargo, a pesar de que en teoría la conclusión debería ser cierta si las premisas también lo son, el proceso no es infalible, pues es probable que la premisa de la que parte la hipótesis sea errónea debido a la posible malinterpretación de observaciones previas.

Una forma común de interpretar el razonamiento, especialmente el deductivo, es a través de los silogismos. Consisten en dos premisas y una conclusión, la cual será generada a partir de las premisas y que será o no válida en base a éstas por la acción del pensamiento lógico.
  • Razonamiento inductivo

    Es el tipo de razonamiento que genera una conclusión de probable veracidad en base a la verdad de una o más premisas previas y a partir de las cuáles surge dicha conclusión; dicho de otro modo, es el proceso en donde se generan hipótesis que pueden ser o no ciertas a partir de una observación.

Ejemplo:

Hoy es viernes → Premisa

Hoy hace sol → Premisa

Todos los viernes habrá sol → Conclusión de razonamiento inductivo

También es conocido como popularmente como “razonamiento de abajo hacia arriba”, pues parte de una idea particular para producir una idea general, en completa oposición al razonamiento deductivo. Se caracteriza por ser un tipo de razonamiento basado en la probabilidad, cuyas conclusiones se basan en hechos, observaciones, medidas o comparaciones tan puntuales que dichas conclusiones podrían ser o no ciertas, y por lo tanto poco fiables; sin embargo, varios procesos matemáticos y otros casos dependientes de las predicciones se rigen por la inducción.

  • Razonamiento abductivo

    Este es el tipo de razonamiento que genera la conclusión de veracidad más probable entre el conjunto de conclusiones a las que es posible llegar, en base a la verdad de una o más premisas previas y a partir de las cuáles surgen dichas conclusiones. En otras palabras, es el proceso en donde se genera una hipótesis, que muy probablemente será cierta, a partir de una observación.

Ejemplo:

Todos los lunes, a las 9:00 am, el aseo público recoge los residuos de mi puerta → Premisa

Hoy es lunes, 9:30 am, y los residuos ya no se encuentran en mi puerta → Premisa

Seguramente, el aseo público fue quien recogió los residuos → Conclusión de razonamiento abductivo

El razonamiento abductivo es muy similar al razonamiento inductivo, por lo que también se considera un tipo de “razonamiento de abajo hacia arriba”; su diferencia radica en que el razonamiento abductivo es más preciso, pues la conclusión a la que llega se respalda en más o más sólidas premisas. Desarrolla una hipótesis que a su vez se puede probar con lógica y datos adicionales. Ejerce una especie de inducción “selectiva”, en donde la conclusión podría o no ser verdadera, pero de entre otras opciones a escoger es la más probable. Este tipo de razonamiento es comúnmente utilizado en diagnósticos médicos e investigaciones policiales.

¿Sabías qué...?
Los razonamientos deductivo, inductivo y abductivo, en forma de silogismos, ya fueron estudiados por el gran filósofo griego Aristóteles y plasmados en su texto Primeros analíticos, que data del 300 a. C.

Otros autores añaden varios tipos de razonamiento más a la lista principal:

  • Razonamiento inverso o retrospectivo

    Es el proceso de razonamiento que funciona de forma inversa a aquellos vistos anteriormente; es decir, parte desde una conclusión o hipótesis para analizar a partir de ésta las premisas que la originaron o que pudieron haberla originado. Este tipo de razonamiento es comúnmente utilizado en inteligencia artificial, en donde el programa analiza desde un inicio el resultado final para luego procesar los posibles caminos que pudieron haberlo llevado hacia éste.

  • Razonamiento reductivo

    Tipo de razonamiento que se enfoca en la falta de veracidad de una premisa o una conclusión; así, puede refutar una declaración al mostrar que ésta conduce inevitablemente a una conclusión ridícula, absurda o poco práctica, o bien puede probar la veracidad de la declaración al demostrar que si ésta no fuera cierta, el resultado sería absurdo o imposible.

  • Razonamiento falso o falaz

    Tipo de razonamiento basado en premisas falsas o defectuosas, en creencias que no son reales o proposiciones de cualquier tipo que se alejen de cualquier sentido lógico, por lo que la conclusión resultante también carecerá de veracidad y sentido. A menudo se considera que no es un verdadero tipo de razonamiento.

  • Razonamiento analógico

    Tipo de razonamiento que, como su nombre lo indica, se basa en una analogía. Este analiza el funcionamiento o la realidad de una premisa para compararla con otra premisa con la que pueda compartir atributos y características, y obtener una conclusión a partir de esta comparación.

  • Razonamiento condicional

    Tipo de razonamiento en donde el resultado de la conclusión dependerá de que la o las premisas de las que parte dicha conclusión cumplan alguna condición determinada. Está estrechamente relacionado con la causa y el efecto, y en sus análisis se suelen utilizar las palabras “si” y “entonces” para reflejar esta condicionalidad entre conclusiones y premisas.

  • Razonamiento deóntico

    Tipo de razonamiento en donde la conclusión deriva lógica e inevitablemente de una sola premisa. La única veracidad del planteamiento de una única premisa conduce automáticamente a la veracidad de su conclusión.

  • Pensamiento crítico

    Proceso de razonamiento que estudia y analiza una situación o hecho de la forma más completa, exacta y objetiva posible para posteriormente poder emitir una conclusión al respecto y, con ello, un juicio u opinión. Está influenciado por varios elementos propios del ser humano como la cultura y el lenguaje; este hecho le permite examinar aspectos ligados a la emoción humana, por lo que el pensamiento crítico puede ser utilizado para emitir un juicio u opinión sobre, por ejemplo, un libro o una película.

  • Pensamiento contrafactual

    Proceso de razonamiento en el que se analizan y consideran hechos o situaciones que son obligatoriamente imposibles. Este tipo de pensamiento es comúnmente aplicado cuando, como seres humanos, reflexionamos sobre eventos que pudieron haber sucedido en nuestro pasado, lo que en el tiempo presente condiciona nuestras capacidades y decisiones.

  • Intuición

    Proceso de pensamiento a través del cual se obtiene una conclusión que no parte de premisas observables o necesariamente ciertas, sino de aquellas generadas de forma automática por el subconsciente. A diferencia del resto de razonamientos, éste no es un proceso racional.

Sherlock Holmes

Este legendario personaje de la literatura es el representante por excelencia del razonamiento humano. Creado por el escritor británico Arthur Conan Doyle en el siglo XIX, este detective privado ha resuelto una innumerable cantidad de casos gracias a su magistral dominio de la deducción y la lógica.

Los verbos

¡Vamos a bailar, cantar, gritar, saltar y correr! Pero…antes vamos a estudiar, leer, pensar y escribir. ¡Cuántas cosas tenemos que hacer! En esta nota te explicamos qué son los verbos, cuál es su estructura y cómo se conjugan.

Los verbos son aquellas palabras que expresan acciones o movimientos (saltar, mirar, limpiar), procesos (vivir, querer) o estados (quedar, estar).

Estructura morfológica

Raíz: la parte del verbo que no varía y que aporta el significado principal del verbo.
Desinencia: aquella parte del verbo que sí varía y que aporta a la raíz otros significados (número, tiempo y modo).

RAÍZ
DESINENCIA
Habl- -an
Cant- -aría
Olvid- -aremos

Formas verbales

Las formas verbales indican número singular (pierde) o plural (pierden) y persona: primera persona (amo, amamos), segunda persona (amas, amáis) o tercera persona (ama, aman).

SINGULAR PLURAL
Primera persona (yo) amo (nosotros) amamos
Segunda persona (tú) amas (vosotros) amáis
Tercera persona (él) ama (ellos) aman

Las formas verbales pueden ser, a su vez:

– Simples: cuando están formadas por una sola palabra (tengo).
– Compuestas: cuando están formadas por dos palabras, una forma del verbo auxiliar haber y el participio del verbo que se conjuga (he olvidado).

Los verbos poseen además formas que no se conjugan porque no tienen desinencias, sino sufijos. Estas formas se llaman formas impersonales.

1. CONJUGACIÓN 2. CONJUGACIÓN 3. CONJUGACIÓN
INFINITIVO ganar comer vivir
PARTICIPIO ganado comido vivido
GERUNDIO ganando comiendo viviendo

Accidentes: tiempo, modo, persona y número

Las variaciones que se producen en la desinencia del verbo se llaman accidentes, pueden ser de los siguientes tipos:

a) tiempos verbales: expresan el tiempo en que sucede la acción:
– Tiempos pasados pretéritos: lav-aba, le-íste, dirij-ía.
– Tiempos presentes: lav-o, le-emos, dirij-o.
– Tiempos futuros: lav-ará, le-eré, dirig-iremos.

b) modos: pueden estar en tres modos:
– indicativo: expresa hechos reales (ya he hablado).
– Subjuntivo: expresa hechos probables, dudas o deseos (Ojalá vuelvas).
– Imperativo: expresa órdenes, ruegos o consejos (¡Ven!)

c) personas: 1° (yo – nosotros), 2° (tú – vosotros) y 3° (él, ella – ellos)

d) número: singular o plural.

CONJUGACIÓN DE VERBOS

MODO INDICATIVO

Formas simples

Presente
Yo amo
Tú amas
Él ama
Nosotros amamos
Vosotros amáis
Ellos aman

Pretérito imperfecto
Yo amaba
Tú amabas
Él amaba
Nosotros amábamos
Vosotros amabais
Ellos amaban

Pretérito perfecto simple
Yo amé
Tú amaste
Él amó
Nosotros amamos
Vosotros amasteis
Ellos amaron

Futuro imperfecto
Yo amaré
Tú amarás
Él amará
Nosotros amaremos
Vosotros amaréis
Ellos amarán

Condicional simple
Yo amaría
Tú amarías
Él amaría
Nosotros amaríamos
Vosotros amaríais
Ellos amarían

Formas compuestas

Pretérito perfecto compuesto
Yo amo
Tú amas
Él ama
Nosotros amamos
Vosotros amáis
Ellos aman

Pretérito pluscuamperfecto
Yo he amado
Tú has amado
Él ha amado
Nosotros hemos amado
Vosotros habéis amado
Ellos han amado

Pretérito pluscuamperfecto
Yo había amado
Tú habías amado
Él había amado
Nosotros habíamos amado
Vosotros habíais amado
Ellos habían amado

Pretérito anterior
Yo hube amado
Tú hubiste amado
Él hubo amado
Nosotros hubimos amado
Vosotros hubisteis amado
Ellos hubieron amado

Futuro perfecto
Yo habré amado
Tú habrás amado
Él habrá amado
Nosotros habremos amado
Vosotros habréis amado
Ellos habrán amado

Condicional compuesto
Yo habría amado
Tú habrías amado
Él habría amado
Nosotros habríamos amado
Vosotros habríais amado
Ellos habrían amado

MODO SUBJUNTIVO

Formas simples

Presente
Yo ame
Tú ames
Él ame
Nosotros amemos
Vosotros améis
Ellos amen

Pretérito imperfecto
Yo amara o amase
Tú amaras o amases
Él amara o amase
Nosotros amáramos o amásemos
Vosotros amarais o amaseis
Ellos amaran o amasen

Futuro imperfecto
Yo amare
Tú amares
Él amare
Nosotros amáremos
Vosotros amareis
Ellos amaren

Formas compuestas

Pretérito perfecto compuesto
Yo haya amado
Tú hayas amado
Él haya amado
Nosotros hayamos amado
Vosotros hayáis amado
Ellos hayan amado hayan amado

Pretérito pluscuamperfecto
Yo hubiera o hubiese amado
Tú hubieras o hubieses amado
Él hubiera o hubiese amado
Nosotros hubiéramos o hubiése mos amado
Vosotros hubierais o hubieseis amado
Ellos hubieran o hubiesen amado

Futuro perfecto
Yo hubiere amado
Tú hubieres amado
Él hubiere amado
Nosotros hubiéremos amado
Vosotros hubiereis amado
Ellos hubieren amado

MODO IMPERATIVO

Tú ama (amá)
Vosotros amad