CAPÍTULO 3 / TEMA 5

Contaminación del agua

La contaminación del agua se produce cuando se introduce un material que altera sus características naturales. El agua contaminada deja de ser apta para el desarrollo de animales y plantas, se vuelve inadecuada para el consumo humano y afecta ríos, lagos, acuíferos, mares y océanos.

VER INFOGRAFÍA

El río más contaminado del mundo

 

En Indonesia se encuentra el río Citarum, considerado el más contaminado del mundo. Sus aguas están muy sucias porque allí se arrojan muchos desechos de fábricas y hogares.

FUENTES NATURALES DE CONTAMINACIÓN DE AGUA

La contaminación natural es la que ocurre como consecuencia de agentes naturales: los incendios forestales, las erupciones volcánicas, las tormentas y los terremotos. Por otra parte, este tipo de contaminación es provocada por restos vegetales, animales y sustancias como los minerales, que se disuelven al momento en que los cuerpos de agua atraviesan diferentes terrenos.

El ser humano ha vivido con este tipo de contaminación desde hace miles de años; no es posible evadirla, pero se pueden prever sus secuelas y tratar de minimizar sus efectos.

¿Sabías qué?
Los isótopos radiactivos son los contaminantes más peligrosos. Pueden descomponerse por sí mismos pero les llevaría miles de años.

Se puede señalar como fuente natural de contaminación del agua el mercurio, que se encuentra disperso en los suelos y en el lecho oceánico. También contaminan los hidrocarburos presentes en lagos, mares y ríos al ser derramados de forma natural en las corrientes fluviales.

Cabe mencionar que la constante actividad volcánica de hace 2.800 millones de años en los Andes causó altas concentraciones de arsénico en las aguas subterráneas de gran parte del territorio argentino.

Los volcanes activos expulsan diferentes materiales contaminantes como la lava y las partículas de gases.

Síntomas

Vómitos y diarreas.

 

Conjuntivitis.

 

Descamaciones en la piel, y lesiones en las extremidades que impiden realizar tareas habituales, hasta caminar.

 

Ingerir y exponerse por mucho tiempo al agua contaminada con arsénico puede producir cáncer.

CONTAMINACIÓN ANTRÓPICA DE LAS AGUAS

Las actividades del ser humano conllevan directamente o indirectamente a la contaminación de las aguas.

  • Agricultura

Tanto los plaguicidas utilizados para el control de plagas como los fertilizantes son arrastrados desde los campos de cultivo hasta diversos cuerpos de agua y producen contaminación.

Los pesticidas para evitar las plagas en sembradíos son químicos nocivos para la salud.
  • Minería

Esta actividad provoca la contaminación de las aguas por medio del ácido sulfúrico y cianuro usado junto con metales pesados, como el mercurio.

  • Industrias pasteras

Vierten enormes cantidades de aguas residuales resultantes de la cocción de la madera y la dioxina que se generan como producto del blanqueamiento del papel. Estos compuestos afectan la flora y la fauna, y provocan alteraciones en el sistema nervioso, el inmunológico y el reproductor, además son cancerígenos.

Además de contaminar las aguas, la industria del papel contribuye a la deforestación.
  • Centrales de generación de energía

Tanto las centrales nucleares como las termoeléctricas provocan el calentamiento de las aguas de ríos y otras cuencas hidrográficas al ser usadas en la torres de refrigeración y luego ser devueltas a los cursos de agua sin tratamiento previo. Por otra parte, las represas hidráulicas modifican el caudal y el régimen normal de los ríos.

Este sistema de generación de potencia ocasiona inundaciones por la modificación en los cauces de los ríos.
  • Desechos arrojados por seres humanos

Pilas: están compuestas por metales pesados, como el cadmio y mercurio, que pueden tardar miles de años en biodegradarse. Luego de un tiempo de ser vertida en los basureros, pueden infiltrarse en las aguas subterráneas y contaminarlas.

Desechos sólidos: al arrojar basura y desechos en las calles, llegan a lagos y mares por el alcantarillado e impactan considerablemente en el ecosistema acuático.

Aceite: el aceite comestible también colabora con la contaminación del agua, al ser arrojado por las tuberías, un litro de este aceite puede contaminar 1.000 litros de agua, aproximadamente.

Cadmio

 

Este raro elemento metálico es un contaminante presente en la mayoría de los alimentos que consumimos. Tiene efectos nocivos para nuestra salud.

AGUA CONTAMINADA

Debido a la contaminación del agua, se presentan problemas ecológicos y sanitarios que afectan al planeta y provocan  la escasez de este preciado líquido.

Escasez de agua

 

– Afecta a todos los continentes y a cuatro de cada diez personas en el mundo.

– Obliga  a la población a utilizar fuentes contaminadas de agua para beber. Ello también significa que no pueden asearse, lavar la ropa ni limpiar sus casas adecuadamente.

– Induce a la población a almacenar agua en sus casas, esto puede ocasionar la proliferación de enfermedades como el dengue, la malaria y el zika, por los criaderos de mosquitos.

– Pone en relieve la necesidad de gestionar mejor los recursos hídricos.

CONSECUENCIAS DE LA CONTAMINACIÓN CULTURAL DEL AGUA

La destrucción de los ecosistemas acuáticos

Año a año, la destrucción de estos ecosistemas aumenta y pone en riesgo la biodiversidad. Las actividades humanas tienen un impacto fuerte. Éstas afectan tanto al ciclo de vida de los animales como al de las plantas.

El deterioro y la muerte de la vida marina          

El derrame de petróleo en mares y océanos, los residuos que contaminan el agua y los desechos tóxicos de las industrias generan la muerte y el deterioro de millones de especies marinas a los largo de los años.

El contagio de enfermedades por consumo de agua contaminada

Se debe a las heces expuestas que contienen organismos infecciosos que contaminan el agua y los alimentos.

La disminución de las fuentes de agua potable para el consumo humano

La contaminación, la sobrepesca, la alteración de los hábitats acuáticos, el derroche de agua y el cambio climático provocan la disminución del agua potable disponible para el ser humano.

El cambio de las propiedades del agua

Los derrames de petróleo, aguas residuales contaminadas y la contaminación química alteran potencialmente las propiedades del agua. Es por esto que cuando vemos agua contaminada tiene otro color, mal sabor y feo olor.

PROCESO DE POTABILIZACIÓN DEL AGUA

El agua que llega a nuestro hogar puede proceder de un río, arroyo o lago, que son aguas superficiales porque fluyen sobre el suelo. En cambio, si las aguas provienen de un pozo, se denominan aguas subterráneas.

Cuando el agua se extrae del subsuelo por medio de perforaciones sufre un proceso de filtración natural al pasar a través de las distintas capas porosas del terreno. Sin embargo, siempre debe ser controlada su calidad y en algunos casos es necesario someterla al proceso de desinfección.

Dado que las primeras capas de la tierra suelen estar expuestas a contaminación química y/o microbiológica debido a la cercanía con la superficie del terreno, el agua extraída a poca profundidad no es apta para su consumo.

El agua proveniente de fuentes superficiales se encuentra más expuesta que la subterránea a la incorporación de distintos materiales y microorganismos que puedan afectar su calidad. Por eso requiere de un procedimiento más complejo para su tratamiento.

Estrés hídrico

 

Es causado por el uso excesivo y prolongado del agua, hasta que la demanda sea mayor a su disponibilidad. Según datos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el consumo de agua promedio, a nivel global, actualmente es de alrededor de 800 m3 por persona cada año.

Podemos sintetizar en 6 pasos el proceso de potabilización:

  1. Cámara de carga: por lo general, el agua se extrae con tomas ubicadas en torres construidas sobre el curso de agua. Estas tomas cuentan con un filtro que impide la entrada de rocas u otros sólidos de gran tamaño.
  2. Coagulación: el agua llega a una cámara donde se le agrega una dosis de sustancias coagulantes. En este paso, las partículas de suciedad que enturbian el agua quedan aglutinadas y esto permite que su extracción sea más sencilla.
  3. Alcalinización: el proceso de decantación de los coágulos se lleva a cabo en piletas grandes.
  4. Filtración: el agua decantada llega hasta un filtro donde pasa a través de sucesivas capas de arena de distinto grosor. Sale prácticamente potable.
  5. Cloración: la desinfección se realiza con cloro gaseoso que elimina los microorganismos.
  6. Control de calidad: antes de llegar al consumo, el agua es severamente controlada por químicos que analizan su calidad microbiológica.
El agua para el consumo humano debe tener un pH neutro y cumplir con las propiedades organolépticas.
RECURSOS PARA DOCENTES

Video “Aguas residuales”

Este recurso les mostrará a los alumnos cómo depurar el agua residual.

VER

Artículo “Conservación del agua en el hogar”

Este artículo explica la importancia de la preservación del agua como recurso natural vital

VER

CAPÍTULO 3 / REVISIÓN

MEZCLAS Y SOLUCIONES | ¿qué aprendimos?

Sistemas materiales

En nuestra vida cotidiana entramos en contacto con diversidad de elementos; algunos son sólidos, otros líquidos y otros gaseosos. Si bien parece que todos son diferentes, podemos decir que hay algo que tienen en común: todos están formados por materia. Para estudiar la materia solemos analizar una porción a la que llamamos sistema material. Todo sistema material tiene propiedades generales o extensivas y propiedades específicas o intensivas. Hablamos de “fase” cuando nos referimos a todas aquellas porciones del sistema material que tienen las mismas propiedades intensivas. Por otro lado, los componentes son las sustancias que conforman el sistema material.

Todo el universo visible está formado de materia.

Sistemas homogéneos

Hablamos de sistema homogéneo cuando un sistema material posee las mismas propiedades intensivas en toda su masa. Éste cuenta con una sola fase. Las soluciones son sistemas materiales homogéneos compuestos por uno o más solutos disueltos en un solvente determinado. El soluto es el componente de la solución que se encuentra en menor proporción y se disuelve en el solvente, en tanto, el solvente es el que se encuentra en mayor proporción y tiene la capacidad de disolver el soluto. Las soluciones se pueden clasificar en función de la concentración en insaturadas, saturadas y sobresaturadas. Su concentración puede expresarse cuantitativamente, se establecen diferentes relaciones porcentuales entre las cantidades de sustancias a través de unidades químicas y físicas conocidas como masa (m), volumen (v) y cantidad de sustancia (n).

El agua es el solvente universal.

Sistemas heterogéneos

Un sistema homogéneo cuenta con distintas propiedades intensivas en al menos dos de sus puntos. Un sistema de este tipo tiene dos o más fases. Generalmente, para su separación se utilizan mecanismos físicos y de menor consumo de energía. Existen las mezclas groseras y las mezclas finas o suspensiones. En las primeras los componentes se diferencian fácilmente debido a su gran tamaño, y las suspensiones se forman por una fase sólida con baja solubilidad que se encuentra dispersa en la fase liquida. Las fases son más difíciles de diferenciar debido al ínfimo tamaño de la partícula. Existen diversos métodos de separación de fases, algunos de ellos son: la decantación, la tamización, la filtración y la imantación. Los métodos mecánicos no producen transformaciones en los componentes de la mezcla.

Un sistema heterogéneo fácil de identificar es el del el agua y el aceite.

Agua

El agua es un compuesto químico de vital importancia para los seres vivos. Es la sustancia universal más abundante en la Tierra. Está compuesta por hidrógeno y oxígeno. Nuestro planeta está cubierto en un 70 % por agua. Por otra parte, todas las especies dependen de este líquido vital para la supervivencia. Al igual que el oxígeno, el agua es un elemento de la naturaleza esencial para que todas las formas de vida puedan existir. El agua cuenta con diferentes propiedades que se clasifican en organolépticas y fisicoquímicas. Las primeras son las que percibimos con nuestros sentidos, y las segundas tienen relación con la composición química. El agua es un regulador de temperatura para la mayoría de los seres vivientes, así como también tiene un papel esencial en la regulación de la temperatura atmosférica.

El 70 % de nuestro cuerpo está formado por agua.

Contaminación del agua

La contaminación del agua se produce cuando se introduce un material que altera sus características naturales. El agua contaminada deja de ser apta para el desarrollo de los seres vivos. El mercurio es una fuente natural de contaminación y también los hidrocarburos. Otro agente natural contaminante es el arsénico producido por las actividades volcánicas. El ser humano ha vivido con este tipo de contaminación desde hace miles de años y no es posible evitarla; sin embargo, la contaminación debido a las actividades humanas es mucho mayor. El uso de los fertilizantes en la agricultura, metales pesados en la minería, las aguas residuales de las industrias y los desechos arrojados por el ser humano, ponen en riesgo sanitario al ecosistema del planeta que depende de este importante líquido.

El agua contaminada es cuna de enfermedades.

Hepatitis E

Es una enfermedad hepática causada por un virus. Esta infección generalmente se resuelve en 4-6 semanas, pero en algunos casos se puede transformar en una forma grave de hepatitis (insuficiencia hepática aguda).

¿Cómo se transmite?

El virus de la hepatitis E se transmite principalmente por vía fecal-oral, como consecuencia de la contaminación fecal del agua y/o los alimentos. Otras vías de transmisión son la transfusión de productos sanguíneos infectados y la transmisión vertical de una mujer embarazada al feto.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los signos y síntomas son: coloración amarillenta de la piel, orina oscura y heces pálidas, falta de apetito, dolor abdominal, náuseas y vómitos y fiebre.

¿Cómo se previene?

Algunas medidas para reducir la posibilidad de infección son:

  • Lavado frecuente de manos con agua segura, principalmente antes de comer, preparar alimentos y luego de ir al baño.
  • Consumir agua segura. Si no se cuenta con agua de red, colocar 2 gotas de lavandina por cada litro de agua o hervirla durante 3 minutos, tanto sea agua para beber, lavarse las manos o los dientes, cocinar o lavar las verduras y frutas.
  • Evitar el consumo de verduras o mariscos crudos y de frutas que no estén peladas.

Fuente: Ministerio de Salud – Presidencia de la Nación (Argentina)

http://www.msal.gob.ar/index.php/component/content/article/48-temas-de-salud-de-la-a-a-la-z/343-hepatitis-e#sthash.giNYAXbs.dpuf