Oído externo, oído medio y oído interno

El oído es el órgano que nos permite escuchar y mantener el equilibrio corporal. Allí se encuentran las células especializadas, tanto las encargadas de captar las ondas sonoras como aquellas encargadas de captar el movimiento para permitir el equilibrio. 

Oído externo Oído medio Oído interno
Definición Es la parte más externa del oído, recubierta en gran parte por cartílago de piel. Es una de las tres partes del oído, ubicada en el hueso temporal, en la parte superior del cerebelo. También conocido como laberinto, es la porción final del oído.
Función
  • Recibir los sonidos del exterior y transmitirlos a la parte interna, específicamente, al oído medio.
  • Transmitir las vibraciones sonoras desde el oído medio hasta el oído interno.
  • Comunicar el oído medio con la faringe y evitar que existan diferencias de presión en el tímpano.
  • Generar los impulsos eléctricos que luego con transmitidos al par craneal VIII para que sea posible la audición.
  • Mantener el equilibrio y percibe la posición del cuerpo.
Ubicación Hueso temporal. Porción petrosa del hueso temporal. Interior del hueso temporal.
Partes – Pabellón auditivo.

– Conducto auditivo.

– Tímpano.

– Cavidad timpánica.

– Huesecillos del oído.

– Trompa de Eustaquio.

– Conductos semicirculares.

– Coclea.