Mohos, levaduras y setas

Los hongos son microorganismos eucariotas pluricelulares filamentosos, no presentan pigmentos fotosintéticos, son esencialmente aeróbicos, y a diferencia de las plantas, presentan un bajo grado de diferenciación en los tejidos y una pared celular formada por quitina. Los hongos se dividen en mohos, levaduras y setas.

Mohos Levaduras Setas
Reino Fungi. Fungi. Fungi.
Filo Zygomycota. Ascomycota. Basidiomycota.
Función ecológica  Descomponedores. Descomponedores. Descomponedores.
¿Presentan hifas? Sí. No poseen verdaderas hifas. Sí.
¿Son microscópicos? Sí. Sí. No.
¿Unicelulares o multicelulares? Multicelulares. Unicelulares. Multicelulares.
¿Tienen un micelio verdadero? Sí. Algunos. Sí.
Tipo de talo Sifonal. Septado. Septado.
¿Cómo se reproducen? Esporas. Gemación. Esporas.
Usos  Biodegradación y producción de alimentos. Elaboración de bebidas alcohólicas, producción industrial de etanol, probióticos y aditivos. Comestibles.
Riesgos para la salud  Pueden causar reacciones alérgicas y problemas respiratorios. Pueden causar infecciones en individuos con sistemas inmunes comprometidos. La ingestión accidental de setas venenosas puede causar indigestión, alucinaciones, daño hepático e incluso la muerte.
Ejemplos Moho del pan (Rhizopus stolonifer). Levadura de la cerveza (Saccharomyces cerevisiae). Champiñón

(Agaricus bisporus).

Cuidados de la piel

La piel es el órgano más amplio del cuerpo humano, reviste al organismo y está compuesto por dos capas de tejidos, que de fuera adentro son: la epidermis y la dermis. Las afecciones de la piel pueden tener sus causas en numerosas circunstancias como: sobre exposición al sol, deshidratación, daños por mala alimentación, estrés, consumo de tabaco, etc. Mantener este órgano saludable es cuestión de rutina.

El sistema tegumentario está formado por la piel y sus anexos (pelos, uñas, glándulas, sudoríparas y glándulas sebáceas). La piel o tegumento es el órgano que constituye el límite del cuerpo, representa una superficie de más de 2 m2 y pesa entre 4 a 5 kg.

Sus principales funciones son:

1. Protección: debido a que recubre el cuerpo, lo protege de ataques mecánicos, físicos, químicos o microbianos desde el exterior. Brinda protección contra las infecciones y radiaciones ultravioletas, y es una capa aislante que evita el exceso de evaporación de agua.

2. Transmisión: es el medio de comunicación entre el cuerpo y el mundo exterior. Cuenta con terminaciones nerviosas que reciben estímulos táctiles, térmicos y dolorosos.

3. Regulación térmica: ayuda a mantener la temperatura corporal dentro de un valor constante.

4. Excreción: eliminación del sudor.

5. Síntesis: en la piel se sintetizan carotenos, vitamina D y la melanina.

Capas de la piel

La piel está formada por dos capas: epidermis, que es la capa superficial, y dermis, capa interna.
La epidermis es la capa más externa, está formada por células epiteliales y no posee vasos sanguíneos ni terminaciones nerviosas. Es sumamente delgada y su espesor varía en diferentes partes del cuerpo. Se pueden distinguir cuatro capas:

• Subcapa basal: es la más profunda, sus células se encuentran en constante reproducción.

• Subcapa espinosa: está constituida por varias hileras de células que representan otro estadio de evolución de las células basales.

• Subcapa granulosa: está formada por elementos celulares aplanados que contienen gránulos de queratohialina, sustancia córnea característica de esta capa. Estas células no poseen capacidad de dividirse, ya que están dedicadas exclusivamente a la síntesis o formación de queratina.

• Subcapa córnea: está formada por células muertas, que se desprenden permanentemente.

La dermis es la capa media de la piel, está formada por tejido conjuntivo rico en fibras de colágeno, fibras elásticas y vasos sanguíneos. También contiene las terminaciones nerviosas que nos permite sentir la sensación de frío, calor, dolor, etc.

Se encuentran además, las glándulas sebácias que secretan sebo, una materia grasa cuya misión es impermeabilizar y lubricar la piel y los pelos; las glándulas sudoríparas que secretan sudor el cual se libera por los poros de la piel; y por último, los folículos pilosos que son los responsables del nacimiento del cabello.

La hipodermis representa el estrato más profundo, forma el denominado tejido celular subcutáneo. Está compuesto por tejido conjuntivo laxo y no representa una delimitación pronunciada con el cutis. Además, constituye un depósito de grasa y una reserva energética muy importante.

¿Sabías qué...?
Cada minuto, la piel pierde miles de células muertas.

Mantener la piel sana

Como ya vimos la piel es un órgano importante que nos protege de nuestro entorno. Mantener este órgano sano es importante no sólo para nuestra apariencia física sino también para llevar adelante una vida saludable.

Un dato interesante es que la piel se renueva cada 28 días, durante ese tiempo se van originando en la membrana basal nuevas células las cuales van subiendo a la base de nuestra piel. Esta situación requiere de un aporte continuo de nutrientes.

Diversas situaciones como el estrés, el exceso de radiación solar, exposición a productos químico y el tabaquismo, entre otros, son las principales causas de enfermedades en la piel. Algunas de las afecciones más frecuentes son: alteraciones vasculares, falta de flujo sanguíneo, quemaduras, melanomas, cáncer y envejecimiento prematuro debido al consumo de tabaco.

A continuación mencionamos ciertos hábitos que se deben seguir para mantener una piel saludable:

• Beber Agua

Beber una buena cantidad de agua todos los días no sólo contribuye a un mejor funcionamiento del organismo en general, sino también a hidratar y dar elasticidad a la piel. Previene la deshidratación porque es capaz de producir sebo o grasa provenientes de las glándulas sebáceas. Además, las células de todo el organismo se oxigenan y la piel se mantiene sana y brillante.

• Dieta saludable

Las frutas y vegetales de colores intensos, como los tomates, zanahorias, pimientos y melones contienen carotenoides que protegen la piel de los efectos que puede causar la exposición al sol y contribuyen a mantener una piel brillosa.

Vitamina A: ayudan a reconstruir el tejido y desintoxicar la piel evitando los granos de acné y manchas. Se encuentra en frutas y verduras.

Vitamina B: forma las bases de la piel, pelo y uñas. Estimula el sistema inmunológico y protege contra las enfermedades de la piel. Se encuentra en cereales integrales, espinaca y coliflor.

Vitamina C: protege la piel de la exposición al sol, previniendo las manchas y cáncer en la piel. Además previene el envejecimiento prematuro. Se encuentra en pimientos, jugo de arándano y de uva, coliflor y hojas verdes.

Vitamina E: hidrata y suaviza la piel. La protege de la exposición al sol y al ser antioxidante previene su envejecimiento. Se puede encontrar en la aceitunas, espinacas, nueces, semillas y aceites vegetales.

Vitamina K: ayuda a reducir los círculos negros bajo los ojos y los moretones. Se encuentra en verduras de hoja verde, productos lácteos, carne de puerco e hígado.

• Exposición al sol moderada

El agujero en la capa de ozono, y un cambio en los hábitos de tomar el Sol han causado a escala mundial un aumento en el número de casos de cáncer de piel. Científicos británicos de la Newcastle University, expertos en investigación sobre el cáncer, han hecho pruebas que demuestran lo rápidamente que la piel envejece y se daña al ser expuesta a los rayos solares.

Mark Birch-Machin, científico de Newcastle University, afirmó que tomar Sol puede ser muy peligroso para el ADN de las células, y además hace más gruesa la piel. Cada vez que tomamos un baño solar, y sobre todo cuando nos quemamos por sus efectos, añadimos una capa extra, lo que hace que nuestra piel acabe teniendo un aspecto descolorido, rugoso, etc.

• Minimizar el estrés

Muchas manchas o eccemas que aparecen en la piel son productos del estrés emocional. Inclusive se puede generar un círculo vicioso porque las personas que ven afectada su apariencia, se estresan más, y eso los conduce a tener mayor probabilidad de generar nuevas manchas.

El estrés produce desbalances hormonales como el cortisol y la adrenalina; su exceso afecta la piel directamente. Si bien existen cremas para el tratamiento de estas manchas, lo ideal es identificar el problema que causa estrés, consultar al médico, realizar actividad física y llevar a cabo técnicas de relajación.

¿Sabías qué...?
Las uñas crecen más durante las épocas cálidas que durante las frías.

Trastornos y enfermedades

Acné

Es una afección dermatológica a causa de la obstrucción de los folículos sebáceos que se produce especialmente en la cara, espalda y tórax.
Un producto natural que se encuentra en el aceite de coco y en la leche materna humana, el ácido láurico, se perfila como un posible nuevo tratamiento para el acné. Un equipo de especialistas ha desarrollado un “sistema de aplicación inteligente” capaz de enviar bombas nanométricas llenas de ácido láurico directamente hacia bacterias Propionibacterium acnes que habitan en la piel y que provocan el acné común.

Acné.

Psoriasis

Se manifiesta por la aparición de manchas rojas y escamosas a causa de una producción demasiado rápida de células de la piel. No es contagiosa pero sí hereditaria. Puede aparecer a cualquier edad, aunque se manifiesta generalmente en la adolescencia y en la edad madura.

Psoriasis.

Hongos

Los hongos de la piel se alojan en la capa superficial, en general se trata de microorganismos que crecen en condiciones de humedad y calor. Por ello, muchas micosis suelen contraerse en lugares públicos como piscinas, duchas o vestuarios. Estas infecciones por hongos sólo provocan irritación leve. Otros tipos de infecciones por hongos penetran con mayor profundidad y pueden ser causa de comezón, inflamación, ampollas y descamación.

Dermatitis

Científicamente miliaria cristalina, es más frecuente en verano por el incremento de la sudoración, aunque también es sumamente habitual en niños pequeños que permanecen excesivamente abrigados durante el invierno. No hay inflamación asociada, por lo tanto no se presenta enrojecimiento ni debajo ni alrededor de las ampollas.

Rosácea

Es una afección crónica que afecta la piel y a veces los ojos. Puede ocasionar hinchazón y úlceras cutáneas que lucen como acné. Afecta a personas de piel blanca y puede llevar a que la persona que padece sienta timidez y vergüenza. Esta dolencia puede ser confundida y en algunos casos co-existir con el acné vulgaris y/o la dermatitis seborreica.

Urticaria

Se caracteriza por la erupción, regional o diseminada, de relieves edematosos y circunscritos (ronchas), redondeados, rosados, de consistencia elástica y fugaces. Aunque puede ser provocada de manera ocasional por causas no alérgicas (agentes físicos, contacto con sustancias de naturaleza vegetal o animal, etc.), generalmente la urticaria constituye la expresión más típica de alergia cutánea de tipo inmediato.

Urticaria.