CAPÍTULO 13 / TEMA 2

Catástrofes naturales e inducidas

Las catástrofes naturales pueden causar grandes pérdidas económicas y humanas, como las inundaciones, las tormentas, los terremotos y las erupciones volcánicas. Sin embargo, algunos desastres son causados por el hombre, como las explosiones, la mayoría de los incendios y la liberación de sustancias tóxicas al ambiente.

¿QUÉ SON LAS CATÁSTROFES?

Las catástrofes son eventos naturales o inducidos de tal magnitud que ocasionan altos niveles de pérdidas humanas y materiales.

VER INFOGRAFÍA

En una catástrofe:

  • La mayor parte o la totalidad de la estructura construida por la comunidad está fuertemente impactada.
Huracán Hugo

El huracán Hugo destruyó y ocasionó graves daños en más del 90 % de las casas en Saint Croix, lo que hizo imposible que las víctimas desplazadas buscaran refugio con familiares y amigos cercanos, como se suele hacer en situaciones de desastre.

  • Las instalaciones y las bases operativas de la mayoría de las organizaciones de emergencia se ven afectadas.
  • Los funcionarios locales no pueden desempeñar su papel de trabajo habitual, y esto a menudo se extiende hasta el período de recuperación. Esto se debe a que algunos trabajadores locales están muertos o heridos y no pueden comunicarse o ser contactados, por lo que no logran proporcionar información, conocimientos o habilidades.
Durante las catástrofes, las personas ajenas a la comunidad asumen muchos roles de liderazgo debido a que el personal local se convierte en víctima o los recursos habituales no están disponibles.
  • No se puede proporcionar ayuda a las comunidades cercanas. Esto pasa cuando las catástrofes son de carácter regional y afectan a múltiples comunidades.
  • La mayoría de los lugares de trabajo, recreación, adoración y educación se interrumpen brusca y simultáneamente.
Síntomas que presenta una persona antes, durante y después de una catástrofe:

  • Angustia.
  • Ansiedad.
  • Preocupación constante.
  • Insomnio.

Grandes catástrofes

  • Bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki (1945): fueron los ataques realizados con bombas nucleares a estas dos grandes ciudades de Japón a finales de la Segunda Guerra Mundial. En esta catástrofe, más de 100.000 personas murieron y más de 130.000 resultaron heridas.
  • Accidente de Chernóbil (1986): accidente ocurrido en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, en la región norte de Ucrania. Fue la catástrofe más grande en la historia de la generación de energía nuclear.
En la actualidad, se han contabilizado más de 20.000 fallecidos como consecuencia de la exposición a la radiación.
  • Terremoto de Valdivia (1960): sucedió en Chile y es el terremoto registrado más grande de la historia, con una magnitud de 9,5 ° en escala de Richter. Esta catástrofe estuvo acompañada posteriormente por un tsunami y una erupción del volcán Puyehue, a 200 km del epicentro.
¿Sabías qué?
El terremoto de Valdivia fue el mayor registrado en el siglo XX, donde resultaron 2.000 víctimas fatales y más de 2.000.000 de damnificados.
  • Terremoto de Japón (2011): fue un terremoto devastador de magnitud 9° que golpeó la costa de Japón, seguido de un gran tsunami. Los efectos del terremoto se sintieron desde los fiordos de Noruega hasta la capa de hielo de la Antártida.

El número de muertes confirmadas para el 2016 fue de 15.894, según la agencia de reconstrucción.

¿Por qué ocurrió este terremoto?

  1. Al este de Japón, la placa del Pacífico se sumerge debajo de la placa predominante de Eurasia.
  2. Las grandes placas son ásperas y al unirse acumulan energía que se libera como terremotos.
  3. El temblor liberó por completo siglos de estrés acumulado entre las dos placas tectónicas.

CATÁSTROFES NATURALES

Los desastres naturales son eventos geológicos o meteorológicos a gran escala que tienen el potencial de causar la pérdida significativa de vidas o propiedades. Estos tipos de desastres incluyen:

  • Tornados y tormentas severas.
  • Huracanes y tormentas tropicales.
  • Inundaciones.
  • Incendios forestales.
  • Temblores.
  • Sequías.

En ocasiones, estos eventos naturales van precedidos de declaraciones de emergencia presidenciales que requieren planificación estatal y local antes del evento, como evacuaciones y protección de bienes públicos.

CATÁSTROFES INDUCIDAS

Son aquellos eventos de gran magnitud causados por el hombre. Como ejemplos, se incluyen los accidentes industriales, los actos de terrorismo e incidentes de violencia masiva.

Al igual que con los desastres naturales, este tipo de eventos traumáticos también pueden causar la pérdida de vidas y bienes, y provocar las evacuaciones de ciertas áreas.

Plataforma petrolera

El mayor derrame de petróleo en el mar de la historia comenzó el 20 de abril de 2010, cuando una explosión sacudió la plataforma petrolera Deepwater Horizon. Durante los meses siguientes, y hasta el mes de septiembre que se logró cerrar el pozo, ya se habían filtrado aproximadamente 4,9 millones de barriles de petróleo en el golfo.

RECURSOS PARA DOCENTES

Artículo “Erupción volcánica”

Uno de los fenómenos naturales más peligrosos es la erupción de un volcán debido a su fuerte impacto sobre las poblaciones aledañas y los riesgos asociados.

VER

Video “Catástrofes naturales”

Con esto podrá dar a conocer las diferentes catástrofes que ocurren en nuestro planeta y sus posibles consecuencias.

VER

Infografía “Maremotos y tsunamis”

Con este recurso podrá dar a conocer los fenómenos naturales que ocurren a nivel de los océanos y cómo pueden originar grandes catástrofes.

VER

CAPÍTULO 9 / REVISIÓN

Impacto ambiental y catástrofes naturales | ¿qué aprendimos?

IMPACTO SOBRE LA BIÓSFERA

La biósfera es el subsistema que sustenta la vida de la superficie de la Tierra, se extiende desde la atmósfera hasta las zonas más profundas del océano. La biósfera es un ecosistema global compuesto por organismos vivos (biota) y factores abióticos (no vivos). De todos los seres vivos que habitan en el planeta, el hombre, con su modo de vida, provoca que su impacto en la Tierra sea mayor que el causado por cualquier otra especie. Dentro de las actividades humanas que afectan la biósfera se encuentran: el uso de energías a base de carbón, las cuales aumentan los gases de efecto invernadero; la deforestación, la cual contribuye con eliminar a los pulmones naturales del planeta; y la quema de basura, que genera gases tóxicos para el ambiente.

El término “biósfera” fue utilizado por primera vez en 1875 por Eduard Suess.

IMPACTOS EN LA TRAMA TRÓFICA

Se conoce como red trófica a la interconexión natural entre las cadenas tróficas de un ecosistema determinado. Cada uno de los compartimentos por los que fluye la energía recibe el nombre de nivel trófico, y a su vez están conformados por las especies o los eslabones. Para que las relaciones entre los organismos que conforman cada una de las redes funcionen de manera adecuada debe existir un equilibrio. Entre las actividades que dañan las redes tróficas se encuentran: la deforestación, los incendios provocados, la minería, los vertidos industriales y la pesca indiscriminada. A largo plazo, todas ellas provocan la desaparición o disminución de varios eslabones, lo cual a su vez trae como consecuencia la desaparición de otras especies y por lo tanto un desequilibrio en los ecosistemas.

El concepto de red alimenticia tiene su origen en los escritos de Charles Darwin.

DESASTRES NATURALES E INDUCIDOS

Se define como desastre natural a la pérdida de vidas humanas o bienes materiales a causa de fenómenos naturales. En esta categoría se incluyen los terremotos, los cuales ocurren cuando la tierra libera energía acumulada y hace que el suelo tiemble, los huracanes, los tifones y los ciclones, mismo tipo de fenómeno meteorológico en el que una gran tormenta gira en círculos y supera los 118 km/h, los tsunamis, que se producen a causa de una erupción o un deslizamiento, las mangas de agua, fenómeno natural que ocurre en aguas tropicales, y las sequías e inundaciones. Por otro lado, los desastres inducidos son aquellos provocados por la acción del ser humano, como los incendios, la deforestación y la contaminación.

Los desastres naturales pueden causar serios daños, entre ellos, pérdidas de vidas.

MOVIMIENTOS DE MASAS TERRESTRES

Las placas tectónicas se encuentran en constante movimiento. Sus bordes son activos, por lo que es frecuente que se produzcan fenómenos como los sismos, terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas. Estas últimas, además de provocar la pérdida de muchas vidas humanas, tienen impactos graves en el medio ambiente, por ejemplo: la lluvia de cenizas, que modifica las características del agua, el humo, que posee gases nocivos tanto para el ser humano como para los seres vivos, y la lluvia ácida, la cual destruye la capa vegetal. Ante estas catástrofes existen medidas que suponen una prevención y garantizaran la posibilidad de sobrevivir, entre ellas se encuentran: identificar lugares seguros dentro o fuera del hogar, utilizar ropa que proteja la piel, alejarse de postes o cualquier objeto que tenga electricidad y, la más importante de todas, mantener la calma.

Las consecuencias de los desastres naturales generalmente son catastróficas, pero en los países subdesarrollados recuperarse económicamente es más difícil que en los desarrollados.

TEMPERATURA AMBIENTAL

El efecto invernadero es un proceso natural que calienta la superficie de la Tierra gracias a la presencia de ciertos gases que se encuentran en la atmósfera, como el dióxido de carbono, el vapor de agua, el metano, el ozono y los clorofluorocarbonos. Sin embargo, la actividad humana ha intensificado este fenómeno y algunas de las consecuencias de ello son: aumento de la radiación solar, acidificación de los océanos y derretimiento de los polos. Por otro lado, el calentamiento global es el aumento de la temperatura media de la atmósfera terrestre y del agua del mar. Algunas de las consecuencias de este fenómeno son: el deshielo de los casquetes polares, la disminución de la superficie cubierta por nieve o por hielo y la muerte de muchas especies, entre otras.

Si los gases de efecto invernadero siguen aumentando, la temperatura de la Tierra también lo hará.

EVIDENCIAS DE DEGRADACIÓN DE LA CAPA DE OZONO

La capa de ozono es una capa profunda de la estratósfera que rodea la Tierra y protege todo nuestro planeta de gran parte de la radiación ultravioleta. A lo largo de los años, la capa de ozono se ha visto afectada por las actividades humanas. El agujero de la capa de ozono es una de las consecuencias de ello, es una zona donde la cantidad de ozono está reducida de manera anormal. Para evitar la continua degradación de la capa, se recomienda corroborar que los productos que se compran estén libres de compuestos dañinos, no utilizar productos que contengan sustancias que alteren la capa de ozono, como cloro y bromo y, sustituir los extintores que usen gas halón por aquellos elaborados a base de agua, gas carbónico, nitrógeno o argón.

El ozono es un gas de color azul conformado por tres átomos de oxígeno en cada una de sus moléculas.

Células madre

El cuerpo humano tiene más de 200 tipos de células y las células madre se destacan. Las habilidades regenerativas únicas de estas células permiten que sean usadas en diversos tratamientos y se estudia la posibilidad de emplearlas en la cura de enfermedades degenerativas.

Cada tipo de célula tiene su propio tamaño y estructura apropiada para su trabajo. Las células de la piel, por ejemplo, son pequeñas y compactas, mientras que las células nerviosas que permiten mover los dedos de los pies tienen fibras nerviosas largas y ramificadas llamadas axones, que conducen impulsos eléctricos.

Las células con funcionalidad similar forman los tejidos y los tejidos se organizan para formar órganos.

Cada célula tiene una función particular dentro del tejido en el que se encuentra, y todas las células trabajan juntas para asegurarse de que cada tejido y órgano funcionen correctamente.

¿Qué son las células madre?

Son células que tienen el potencial de convertirse en otro tipo de célula del cuerpo.

Las células madre tienen el notable potencial de desarrollar tipos diferentes de células en el cuerpo durante la vida temprana y el crecimiento. Además, en muchos tejidos sirven como una especie de sistema de reparación interno que se divide sin límite para reponer otras células mientras el ser viva.

¿Sabías qué...?
Las células madre cambian a medida que envejecemos, por ejemplo, las de nuestra piel a la edad de 20 años no serán exactamente las mismas que a los 80 años.

Comúnmente, provienen de dos fuentes principales:

  • Los embriones formados durante la fase de blastocisto del desarrollo embrionario, también llamadas células madre embrionarias.
  • Tejido adulto, conocidas como células madre adultas.

Cuando una célula madre se divide, cada nueva célula tiene el potencial de permanecer como una célula madre o convertirse en otro tipo con una función más especializada, como por ejemplo, un glóbulo rojo, una célula muscular o una cerebral.

 

En los seres humanos hay muchos tipos de células madre que vienen de diferentes lugares del cuerpo o se forman en diferentes momentos de nuestras vidas.

Tipos de células madre según su fuente

Células madre embrionarias

Se derivan de un embrión humano de cuatro o cinco días de edad que se encuentra en la fase de desarrollo del blastocisto; este presenta una masa celular interna y una masa celular externa, la externa se convierte en parte de la placenta y la interna es el grupo de células que se diferenciarán para convertirse en todas las estructuras de un organismo adulto.

Las células madre embrionarias son pluripotentes, lo que significa que pueden dar lugar a cualquier tipo de células en el cuerpo completamente formado, menos la placenta y el cordón umbilical. Estas células son increíblemente valiosas, ya que proporcionan un recurso para estudiar el desarrollo normal, las enfermedades, la prueba de drogas y otras terapias.

Un avance inesperado

Uno de los avances imprevistos de la década pasada fue el descubrimiento de células madre pluripotentes inducidas (iPS). Se trata de células madre adultas que han sido tratadas o inducidas para regresar a un estado embrionario o pluripotente. Mediante esta creación existe mayor posibilidad de tratar con éxito enfermedades degenerativas.

Las células madre embrionarias humanas se han derivado principalmente de blastocistos creados por fertilización in vitro (FIV).

Células madre adultas

Las células madre específicas de tejidos, también denominadas células madre adultas o somáticas, son más especializadas que las embrionarias. Típicamente, estas pueden generar diferentes tipos de células para el tejido u órgano específico en el que viven.

Estas células madre se han encontrado en tejidos como el cerebro, la médula ósea, la sangre, los vasos sanguíneos, los músculos esqueléticos, la piel y el hígado.

Estas células permanecen en un estado de reposo o de no división durante años hasta que se activan por enfermedad o lesión en los tejidos y pueden dividirse o auto-renovarse indefinidamente, lo que les permite generar un rango de tipos de células del órgano de origen o incluso regenerar todo el órgano original.

En general se piensa que tienen limitada su capacidad de diferenciarse en función de su tejido de origen, pero hay algunas pruebas que sugieren que pueden diferenciarse para convertirse en otros tipos de células.

Tipos de las células madre según su potencial

Las células madre se clasifican por su potencial para diferenciarse en otros tipos de células. La clasificación completa incluye:

  • Totipotentes: poseen la capacidad de diferenciarse en todos los posibles tipos de células.
  • Pluripotentes: tienen la capacidad de diferenciarse en casi todos los tipos de células.
  • Multipotentes: adquieren la capacidad de diferenciarse en una familia de células estrechamente relacionada.
  • Oligopotentes: capaces de diferenciarse en algunas células.
  • Unipotentes: tienen la capacidad de producir sólo células de su propio tipo, pero tienen la propiedad de auto-renovación necesaria para ser etiquetadas como una célula madre.

Un ejemplo de célula madre totipotente lo constituye el cigoto, es decir, la estructura que se forma cuando un espermatozoide fecunda el óvulo.

Regeneración de órganos y tejidos

La regeneración del tejido es probablemente la aplicación más importante de la investigación con células madre. Actualmente, los órganos deben ser donados y trasplantados, pero la demanda de órganos excede con creces la oferta. Las células madre podrían ser utilizadas potencialmente para cultivar un tipo particular de tejido u órgano.

Las células madre que se encuentran justo debajo de la piel se han utilizado para diseñar nuevos tejidos que pueden ser injertados en las víctimas de quemaduras.