Delicias de Irlanda

Carnes tiernas, verduras, legumbres pescados y mariscos son los ingredientes más comunes en la gastronomía irlandesa. ¡Descubramos sus delicias!

La cocina de Irlanda combina los tradicionales métodos franceses con los productos autóctonos del país. Como se puede observar en el mapa, Irlanda es una isla con un generoso mar; de allí se obtienen salmones, truchas y anguilas, entre otras especies. Estos frutos de mar se preparan a la parrilla, guisados, hervidos y aderezados con hierbas aromáticas.

Otro de los ingredientes estelares es la patata (papa); con ella se elabora uno de los platos representativos, el Colcannon que se basa en patatas y ajo (en su versión más antigua), col (repollo) o incluso una variante de col verde (crespa). Otro plato que tiene este ingrediente como central es el Champ, que consiste en puré de patatas con cebollas picadas.

Respecto a los cereales, Irlanda es reconocida internacionalmente por la elaboración del pan, particularmente por el pan de soda, variedad que sustituye la levadura por el bicarbonato sódico. A veces se le suele incorporar pasas y frutos secos.

Otra característica notable de esta cocina, es la calidad de los productos básicos, como la mantequilla, las carnes y las legumbres.

Desayuno irlandés

Desayuno irlandés. Los ingredientes varían según la región y los gustos.

Llamado en Irlanda, full Irish breakfast, combina -según la región geográfica- diversos ingredientes. Los más comunes y tradicionales son: panceta, salchichas, huevos fritos, white pudding (morcilla blanca), black pudding (morilla negra), hígado, pan de soda integral… Generalmente se lo acompaña con té negro con leche.

A veces también se incluyen pan de patata, baked beans (habas cocidas), tomates y champiñones fritos. Actualmente es común servir una tostada en sustitución del pan de soda. Platos como este son consumidos por toda Irlanda durante cualquier hora del día.

Platos típicos

Mussel Soup: Sopa de mejillones. Se elabora con una crema de pescado combinada con hierbas y verduras.

Fresh Oysters: Ostras frescas. Habitualmente se sirven sobre hielo y se acompañan con la típica cerveza Guinness.

Dublín Coddle: Es una sopa contundente preparada con salchichas trituradas, jamón y bacon (panceta, tocino) cocido con patatas y cebollas.

Boxty: Es una especie de pastel de patata. Se elabora con una mezcla de patata rallada, harina, levadura, huevo y otros ingredientes, de acuerdo a la versión; finalmente se fríe.

Irish Stew: Estofado irlandés. Es un plato típico del campo; se hace en una cacerola con cordero u oveja, cebollas y perejil, cubierto todo ello con patatas.

El café irlandés

Conocido como Irish coffee o gaelic café, fue creado en el siglo XX, en la década de los 40’. Los relatos más difundidos cuentan que tras el retraso de un vuelo, el chef Joe Sheridan tuvo la idea de añadir whisky de su país al café para contrarrestar el frío de los pasajeros. Cuando le preguntaron si el café era brasileño, respondió que se trataba de café irlandés.

La forma de prepararlo es muy sencilla: se calienta una copa (estrecha y larga) y se echan en ella dos cucharaditas de azúcar negra, una tacita de café y cuatro cucharadas de whisky irlandés. Estos ingredientes se mezclan bien y luego se le añade crema en la superficie. Se bebe caliente.

La cerveza de Irlanda

Es uno de los productos que identifica al país, un ícono de la cultura. La cerveza es negra y se caracteriza por el aroma a caramelo y chocolate. Se elabora a base de cebada tostada dándole un sabor agridulce y seco.

Según una vieja leyenda del país, esta cerveza convierte a quienes la beban en invencibles e indomables. Es común verla en las mesas para acompañar guisos, carnes y patatas fritas.

San Patricio

En nombre de este santo, los irlandeses realizan un festejo cada 17 de marzo, día de este santo. Según se cuenta, este patrono estaba fascinado con el sabor y aroma de la cerveza irlandesa; San Patricio nació en Escocia pero a los 16 años cayó prisionero de piratas irlandeses y fue vendido como esclavo. Cuando logró escapar, se convirtió en predicador del Evangelio en Irlanda.

Con el paso del tiempo esta fiesta, que nació como religiosa, se tornó cada vez más popular y hoy se relaciona también con la cultura irlandesa, en general. Uno de los productos centrales es la cerveza, sobre todo la stout, y dentro de ellas la más conocida, la Guinness.

¿Sabías qué...?
La casa de la Cerveza Guiness en Dublín, tiene un contrato de arrendamiento por 9.000 años.

¡A COCINAR!

Colcannon
Con pocos ingredientes y en unos minutos puedes estar disfrutando de uno de los platos típicos de las celebraciones irlandesas.

4 patatas peladas – 2 tazas de col troceada – 60 gr. de mantequilla – 1/2 taza de cebolla picada
1/3 de taza de leche caliente – Sal, pimienta y perejil a gusto

Preparación
1- Hervir las patatas y hacerlas puré.
2- Hervir la col.
3- Saltear la cebolla y los trozos de col en una sartén con manteca durante unos minutos.
4- Mezclar el puré con esta cocción y agregarle leche a gusto.
5- Condimentar con sal, pimienta y perejil a gusto.

Una variante: si te gusta el sabor del ajo, puedes picar uno o dos dientes y freírlos con la cebolla.

Colcannon. Surgió como un plato simple de gente muy humilde. Actualmente, es infaltable en las fiestas típicas de Irlanda como el Día de San Patricio.

Pan de soda
En Irlanda se le llama Irish Soda Bread (Pan de Soda Irlandés). Requiere de pocos ingredientes y la elaboración es sencilla.

1 y 1/2 vaso de harina blanca tamizada – 1 y 1/2 vaso de harina integral – 1 cdta. de bicarbonato de sodio
1 cdta. de sal – 350 ml. de yogur natural (suero de leche) – 1 cda. de caramelo, miel o azúcar (a elección)

Preparación
1- Mezclar los ingredientes secos tamizados (las harinas y
el bicarbonato).
2- En otro recipiente, mezclar el yogur (suero de leche) con el caramelo (o miel o azúcar).
3- Juntar todo hasta formar una masa ligera pero no pegajosa.
4- Hacer una bola, poner en una bandeja de horno enharinada y hacerle dos cortes en forma de cruz hasta la base.
5- Hornear una hora en horno precalentado a 190ºC.