Modelos atómicos: Thomson, Rutherford y Bohr

Durante siglos, la humanidad ha investigado a los átomos: partículas fundamentales de la materia. Estos átomos son tan pequeños que no es posible verlos, por lo que a lo largo de los años los científicos han propuesto modelos y teorías acerca de cómo son. A continuación se comparan tres de los primeros modelos atómicos que anteceden al modelo atómico actual.

Modelo atómico de Thomson Modelo atómico de Rutherford Modelo atómico de Bohr
Científico responsable Joseph Thomson

(1856 – 1940)

Ernest Rutherford

(1871 – 1937)

Niels Bohr

(1885 – 1962 )

Año de propuesta del modelo 1904 1911 1913
Forma del átomo Esfera maciza de materia con carga positiva y partículas incrustadas con carga negativa. Esfera maciza con carga positiva rodeada de pequeñas partículas con carga negativa. Esfera maciza con carga positiva rodeada de pequeñas partículas con carga negativa.
Descubrimiento experimental Los electrones: partículas diminutas con carga eléctrica negativa ubicadas dentro del átomo. El núcleo: zona central del átomo, muy pequeña. Espectros atómicos: radiación emitida por los átomos excitados de los elementos en estado gaseoso.
Núcleo No posee. Sí posee. Está cargado positivamente. Sí posee. Está cargado positivamente.
Masa del átomo Concentrada en toda la esfera maciza de materia. Concentrada en el núcleo. Concentrada en el núcleo.
Ubicación de electrones Incrustados en la esfera positiva. Alrededor del núcleo, en el espacio vacío. Alrededor del núcleo, en órbitas circulares.
Movimiento de electrones No posee. Giran constantemente cerca del núcleo, en el vacío. Giran constantemente cerca del núcleo en niveles definidos de energía.
Cantidad de cargas Igual cantidad de cargas positivas y negativas. El átomo es neutro. Igual cantidad de cargas positivas y negativas. El átomo es neutro. Igual cantidad de cargas positivas y negativas. El átomo es neutro.
Representación del modelo
Otros nombres del modelo Modelo del pudín de pasas. Modelo planetario. Modelo de Bohr.

 

Los adjetivos

Rubio, morocho, alto, elegante, divertido, inquieto, hermoso, extenso y aburrido son adjetivos. ¿Por qué? Porque expresan una cualidad o estado de los sustantivos a los que se refieren. Por eso cuando debemos realizar una descripción de alguna persona u objeto recurrimos a los adjetivos.

El adjetivo es la palabra que acompaña al sustantivo y concuerda con él en género y número. Por ejemplo: la flor es hermosa – el paisaje es hermoso – los libros son hermosos – el libro es hermoso.

El plural de los adjetivos sigue las siguientes reglas:

  • Si el adjetivo termina en vocal, añaden una “s” al final. Por ejemplo: bueno, buenos.
  • Si la vocal final es tónica o finalizan con una letra consonante, agregan la es. Por ejemplo: baladí, baladíes – feliz, felices.

La función del adjetivo es caracterizar al sustantivo o limitar su significado.

GRADOS DEL ADJETIVO

Las cualidades expresadas por adjetivos pueden indicar diferente grado o intensidad. Los grados son tres: positivo, comparativo, superlativo.

• Grado positivo: indica la cualidad sin hacer referencia a su intensidad: La flor es linda.

• Grado comparativo: indica la cualidad de una persona, animal u objeto comparándola con otra persona, animal u objeto. Puede ser de tres tipos:
De superioridad: La pelota de básquet es más grande que la de golf.
De igualdad: El árbol es tan alto como la casa.
De inferioridad: La bicicleta es menos rápida que el auto.

Adjetivo comparativo de superioridad: Yo soy más alta que ella.

• Grado superlativo: indica una cualidad en su grado máximo. Puede ser de dos tipos:
Relativo: indica la cualidad en su grado más alto, relacionándola con otras personas, animales u objetos: Ese caramelo es el más rico de todos.
Absoluto: indica la cualidad en su grado más alto, sin relacionarlo con otras personas, animales u objetos. Se forma así:
» Muy + adjetivo: La montaña es muy alta.
» Adjetivo+ -ísimo/a: El mar es grandísimo.

Algunos adjetivos forman así el superlativo absoluto:
novísimo (de nuevo), crudelísimo (de cruel), ternísimo (de tierno), antiquísimo (de antiguo).

¿Sabías qué...?
Los adjetivos en inglés no tienen plural.

Hay adjetivos que tienen comparativos y superlativos propios como éstos:

POSITIVO COMPARATIVO SUPERLATIVO
bueno mejor óptimo
malo peor pésimo
grande mayor máximo
pequeño menor mínimo

CLASIFICACIÓN

CONNOTATIVOS

Los adjetivos connotativos son aquellos que transmiten información sobre los sustantivos y cargan una variada significación.

Calificativos

Son aquellos adjetivos que expresan cualidades de los sustantivos a los que modifican. Pueden denotar cualidades físicas, dimensiones, velocidad, color, forma, valoraciones, etc.
Por Ej.: acido, amargo, luminoso, oscuro, alto, bajo, rápido, lento, malvado, simpático.

Numerales

• Ordinales: Indican un orden: primero, segundo, tercero.
• Cardinales: Señalan un número fijo: uno, dos, tres.
• Partitivos: Indican división. Por ejemplo: media manzana, quinta parte.
• Distributivos: Expresan distribución o reparto (sendos).
• Múltiplos: Indican multiplicación.

NO CONNOTATIVOS

Estos adjetivos no señalan cualidades, también son llamados adjetivos pronominales porque pueden funcionar como pronombres. Estos adjetivos determinan la extensión o relación en que se toma el sustantivo.

Posesivos

Estos adjetivos denotan posesión o pertenencia respecto de la persona que habla (yo), la que escucha (tú) y aquella a quién se habla. Ejemplo: mío, tuyo, suyo.

Demostrativos

Los demostrativos son este, ese, aquel, esta, esa, aquella, esto, eso, aquello, para singular y estos, esos, aquellos, estas, esas, aquellas, para el plural.

Indefinidos

Tienen cierto carácter demostrativo, limitan el sentido del sustantivo de un modo vago o general. Por ejemplo: cierto día, cualquier persona.

Relativos

Indican la mayor o menor cualidad posible. Por ejemplo: Ellos son los mejores del grupo.

Gentilicios

Los adjetivos gentilicios son los que se utilizan para manifestar el origen de las personas o de cualquier objeto. Por ejemplo: Ella es japonesa – Este producto es argentino.