Enfermedades de transmisión sexual: sífilis

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual altamente contagiosa que afecta tanto a hombres como a mujeres y la produce la bacteria Treponema Pallidum.

¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) la cual puede causar graves complicaciones y a largo plazo la muerte si no es tratada de manera adecuada.

¿Sabías qué...?
La prevención a través del uso de preservativo es primordial para evitar contagiarse de ésta y de otras enfermedades de transmisión sexual.

La sífilis se produce por una infección causada por la bacteria Treponema pallidum, la cual penetra en la piel a través de las membranas mucosas rotas, usualmente durante el contacto sexual aunque también existen otras maneras de contagiarse. Una llaga puede ocurrir en la vagina, el ano, el recto, los labios y la boca.

Treponema pallidum.

El primer signo es una úlcera indolora en los genitales, el recto, la boca o la superficie de la piel. Algunas personas no notan la llaga porque no duele. Estas llagas se pueden curar solas, pero las bacterias permanecen en el cuerpo si no se tratan. La bacteria puede permanecer inactiva en el cuerpo durante décadas antes de regresar a los órganos dañinos, incluido el cerebro.

Las llagas o úlceras son síntomas característicos de la sífilis.

¿Cuáles son las causas y los factores de riesgo?

La sífilis se produce cuando T. pallidum se transfiere de una persona a otra durante la actividad sexual. También se puede pasar de la madre al feto durante el embarazo o a un bebé durante el parto, a esto se le llama sífilis congénita. No se puede propagar a través del contacto compartido con objetos, como manillas de puertas y asientos de inodoro.

Sífilis congénita

La sífilis congénita es una grave infección que se transfiere de una madre a su feto a través de la placenta o durante el parto. Los síntomas incluyen: fiebre, dificultad para ganar peso, ampollas en el cuerpo, erupción en los genitales y ausencia del puente nasal, entre otros.

La sífilis ocurre en todos los rincones del mundo, principalmente en zonas urbanas, donde la población de más alto riesgo son las personas con edades que van desde los 20 años hasta los 35. Incluso, como las personas pueden ignorar que están infectadas con sífilis ya que no presentan síntomas, algunos países exigen exámenes de detección de la enfermedad antes del matrimonio.

A las mujeres embarazadas se les debe hacer un examen de detección de sífilis para evitar que la infección sea transmitida al recién nacido.

¿Cuáles son los síntomas de la sífilis?

De acuerdo con los síntomas, la sífilis está categorizada por 4 etapas: fase primaria, fase secundaria, fase latente y fase avanzada. Sin embargo, en algunos casos, puede no haber síntomas durante varios años.

Fase primaria

Durante esta fase puede que la persona note una única llaga, la cual se produce en el sitio donde la bacteria ingreso al cuerpo. Por lo general, la forma de la llaga es redonda, firme y no causa ningún tipo de dolor, por lo que es usual que algunas personas no la perciban.

En esta fase la enfermedad se puede contagiar más rápido.

Las llagas pueden durar entre 3 y 6 semanas, se pueden curar sin la necesidad de recibir algún tratamiento, sin embargo, lo recomendable es recibir tratamiento ya que, aunque se curen las llagas, las bacterias seguirán dentro del cuerpo del portador.

Fase secundaria

Durante esta fase, es usual que la persona infectada presente llagas en la boca, vagina o ano, o erupciones en la piel. Esta fase comienza con la aparición de erupciones en una o varias zonas del cuerpo, las cuales se generan ocasionalmente cuando la llaga de la fase primaria está en proceso de desaparición o ha desaparecido por completo.

Si las llagas no se curan adecuadamente, la persona infectada pasa a la fase secundaria.

La erupción se puede presentar como puntos duros de color marrón rojizo o rojo, por lo general no pica y es poco visible, tanto así que el portador podría no notarla. Dentro de los otros síntomas se incluyen:

  • Dolor en la garganta.
  • Pérdida del cabello.
  • Dolores de cabeza.
  • Pérdida de peso.
  • Dolor muscular

Aun sin recibir tratamiento, los síntomas de esta fase eventualmente desaparecerán, sin embargo, sin el tratamiento adecuado, la infección pasará a la fase latente y posiblemente a la fase más avanzada.

Fase latente y avanzada

La fase latente inicia cuando los síntomas de las fases anteriores desaparecen por completo, si no se recibió el tratamiento adecuado, lo más probable es que el paciente aun tenga sífilis y no lo sepa. Esto puede seguir así por 10 o 30 años, sin embargo, cuando pasa a la fase avanzada los síntomas son sumamente graves, estos incluyen:

  • Parálisis en ciertas partes del cuerpo.
  • Dificultad para coordinar movimientos.
  • Trastornos mentales.
  • Daño en los órganos internos.
Si no se trata, la sífilis es una enfermedad sumamente grave.

¿Qué es la neurosifilis?

Es una condición en la que la bacteria entra al sistema nervioso. A menudo se asocia con la sífilis latente y avanzada, pero puede aparecer en cualquier momento después de la etapa primaria. Los síntomas incluyen:

  • Entumecimiento en las extremidades.
  • Problemas de concentración.
  • Confusión.
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas de visión.

 

Problemas de salud en la adolescencia

La adolescencia es un período de crecimiento y desarrollo humano, en el cual el ser humano presenta una serie de cambios físicos y sociales previos a convertirse en un adulto. Sin embargo, no todos los adolescentes desarrollan estos cambios de la misma manera y como consecuencia se genera una serie de problemas que afecta la salud de los mismos.

La comunicación en la familia es un factor importante para prevenir problemas de salud en la adolescencia.
La comunicación en la familia es un factor importante para prevenir problemas de salud en la adolescencia.

Principales problemas de salud en adolescentes

El embarazo precoz

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente el 11 % de todos los nacimientos a nivel mundial corresponden a adolescentes entre los 15 y 19 años. Las mayores cifras de embarazos precoces se registran en países de ingresos bajos y medianos debido a diversos factores socioeconómicos.

Los riesgos y complicaciones relacionados con el embarazo precoz son la principal causa de mortalidad entre las jóvenes de 15 a 19 años en todo el mundo.

Para prevenir un embarazo precoz es importante que las adolescentes estén orientadas sobre temas sexuales como el aborto y las enfermedades de transmisión sexual, tanto en la escuela como en el hogar. Además, es necesario fomentar en los jóvenes el crecimiento de su autoestima y prepararlos para ser adultos maduros y responsables capaces de tomar las decisiones correctas acerca de su sexualidad. Si los adolescentes tienen una vida sexualmente activa, se recomienda el uso de métodos anticonceptivos para prevenir un embarazo no deseado.

El 11 % de todos los nacimientos a nivel mundial corresponden a adolescentes.
El 11 % de todos los nacimientos a nivel mundial corresponden a adolescentes.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Según cifras de la OMS, más de dos millones de adolescentes viven con VIH (Sida) en todo el mundo. A pesar de que la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido con respecto a años anteriores, sigue siendo uno de los principales factores que afectan a los jóvenes a nivel mundial.

El continente que genera más muertes de niños y adolescentes por VIH es África ya que posee el mayor número de niños infectados por este virus, sin embargo, no todos reciben la atención y los cuidados necesarios para sobrevivir o prevenir la transmisión debido a las condiciones socioeconómicas de la región.

Otras enfermedades de transmisión sexual como el papiloma, el herpes, la gonorrea, la clamidia y la sífilis, a pesar de no ser mortales como el VIH, también son un gran problema que ataca la salud de los adolescentes, por lo tanto, los jóvenes deben saber cómo protegerse y disponer de los medios para ello.

El método preventivo principal de estas enfermedades es la comunicación y orientación de los padres u otros familiares en el hogar, conocer sobre métodos anticonceptivos y tener acceso a ellos para evitar la transmisión de dichas enfermedades, y también embarazos no deseados. Además, si los jóvenes están sexualmente activos se recomienda llevar un control médico y realizar anualmente pruebas que detecten este tipo de enfermedades.

El uso de métodos anticonceptivos previene las enfermedades de transmisión sexual.
El uso de métodos anticonceptivos previene las enfermedades de transmisión sexual.

Salud mental y violencia

Según la OMS, factores psicológicos como la depresión son la tercera causa principal de la morbilidad y discapacidad entre adolescentes de 15 a 19 años. Factores como la violencia, la humillación, la baja autoestima y la situación económica aumentan el riesgo de padecer problemas psicológicos.

Un adolescente con problemas de salud mental se ve obligado por el entorno social a consumir drogas y alcohol, lo cual genera cambios en las aptitudes del individuo y genera situaciones de violencia que atentan contra la vida del mismo.

Es importante propiciar el desarrollo de aptitudes para la vida en los niños y adolescentes, así como ofrecerles la orientación y el apoyo psicosocial necesarios para llevar una vida con completa normalidad en la escuela, en la comunidad y en el hogar.

Si el adolescente presenta estos problemas es importante detectarlos a tiempo para así manejarlos adecuadamente. Existen programas sociales que ayudan a fortalecer los lazos entre los adolescentes y sus familiares y, por lo tanto, combatir juntos dichos problemas. Además, es vital que los jóvenes se sientan cómodos en sus hogares; tener una buena comunicación con sus padres y reducir el acceso al alcohol, drogas y armas de fuego pueden prevenir lesiones como consecuencia de la violencia.

 Los problemas psicológicos pueden hacer que los adolescentes se hagan daño o hasta se suiciden.

Otros problemas de salud en adolescentes

La malnutrición y obesidad en niños y adolescentes conlleva a que estos sean propensos a contraer enfermedades y morir a una edad temprana. Enfermedades como la anemia o problemas cardiacos han sido causas principales de millones de muertes de niños y adolescentes en todo el mundo. Por tal motivo, es importante desarrollar en la niñez y en la adolescencia buenos hábitos alimenticios y realizar ejercicio físico de manera adecuada para tener una vida plena como adultos.

Realizar ejercicios de forma adecuada ayuda a mejorar la salud en niños y adolescentes.
Realizar ejercicios de forma adecuada ayuda a mejorar la salud en niños y adolescentes.

Sífilis

Es producida por una bacteria llamada Treponema Pallidum que afecta tanto a varones como a mujeres. 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas aparecen dos o tres semanas después del contacto sexual y tienen dos etapas:
– En la primera etapa aparece una pequeña llaga o úlcera llamada Chancro que puede aparecer en la boca, ano, vagina o pene. Es generalmente única y tiene bordes sobreelevados. La llaga o úlcera no duele y desaparece sola sin ningún tipo de tratamiento después de 15 días.
– En la segunda etapa, después de seis meses (o más) después de desaparecida la llaga, puede aparecer: erupción (o ronchitas en la piel) en el cuerpo, sobre todo en el tronco, palmas y plantas, lesiones en la boca, fiebre y aumento generalizado del tamaño de los ganglios, caída del cabello.

¿Cómo se transmite?

Por relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) sin preservativo con una persona infectada a través del contacto con las lesiones de la piel o de las mucosas, ya sean chancro o sifilides.

¿Cómo se trata?

Se trata y se cura con un antibiótico llamado penicilina.

¿Cómo se previene?

Usando preservativo en todas tus relaciones sexuales

Fuente: Ministerio de Salud – Presidencia de la Nación (Argentina)

http://msal.gob.ar/index.php/component/content/article/48/117-sifilis#sthash.Y0p74YtU.dpuf

Enfermedades de Transmisión Sexual

Las enfermedades de transmisión sexual o infecciones de transmisión sexual -ITS- son aquellas que pueden transmitirse de una persona a otra durante una relación sexual (vaginal, oral o anal). Muchos las conocen como “enfermedades venéreas”.

Las ITS afectan tanto a las mujeres como a los hombres y no hay una edad específica para contraerlas.

Desde el comienzo de la vida sexual, las personas pueden verse expuestas a estas infecciones.

Las más frecuentes son: sífilis, gonorrea, clamidias, herpes simple, hepatitis B, HPV y VIH.

Fuente: Ministerio de Salud – Presidencia de la Nación (Argentina) http://www.msal.gob.ar/index.php/component/content/article/48/135-enfermedades-de-transmision-sexual#sthash.lGpeMbhV.dpuf