Biomas

Respiremos aire puro, contemplemos la naturaleza y viajemos con esta nota a los diferentes hábitats de la naturaleza. Descubramos qué se esconde en las selvas, los bosques, las praderas, los desiertos… La inteligencia de los animales te sorprenderá y los impactantes paisajes que te presentaremos te animarán a querer descubrir más curiosidades del medio ambiente.

Sabana.
Tundra.
Estepa.
Selva.
Taiga.
Desierto.

Como se puede observar, los seres vivos (animales, plantas, etc.) no se encuentran aislados; están en continua relación e interacción con el ambiente en el que viven. A este conjunto de seres vivos y de elementos no vivos se les llama, en biología, ecosistemas.

Los ecosistemas del planeta se clasifican de acuerdo a sus características de suelo, relieve, clima y seres vivos que lo componen. A grande rasgos se habla de ecosistemas acuáticos, terrestres y de transición. Un pantano es un ecosistema acuático; un matorral es terrestre; y la costa marítima es de transición.

Sabemos que se están preguntando: ¿qué tiene que ver con los biomas? La respuesta es sencilla: el conjunto de ecosistemas semejantes que se encuentran en diferentes zonas del planeta constituye un bioma. Esto quiere decir que un mismo tipo de bioma puede repetirse en distintas zonas del planeta. Por ejemplo, encontramos desierto o semidesiertos tanto en América, como en África y Asia.

Los biomas se encuentran distribuidos alrededor del mundo de un modo bastante irregular. Para entender esto, hagamos la siguiente suposición: imaginemos que emprendemos un viaje desde Ecuador rumbo al norte, vamos a cruzar bosques tropicales de clima lluvioso, praderas, desiertos, bosque deciduo, bosque de coníferas y finalmente vamos a llegar a la tundra, en el norte de Canadá y Alaska. El área de cambio o transición entre un bioma y otro se llama ecotono.

¿Sabías que existe una ciencia que estudia la distribución geográfica de los seres vivos? Esa ciencia se llama biogeografía y estudia la ubicación de los seres vivos en el planeta, las causas que determinan esa ubicación y las modificaciones que sufre con el tiempo.

¡EMPECEMOS LA ODISEA POR LOS BIOMAS!

LA SELVA

Son innumerables la cantidad de especies vegetales y animales que se pueden encontrar. Las lluvias abundantes favorecen el crecimiento de los árboles, arbustos, hierbas y plantas trepadoras. Los árboles alcanzan gran tamaño y bajo ellos crece una maraña de plantas. La fauna deslumbra con sus gigantes bestias y pequeños insectos. Encontramos: leones, leopardos, monos, serpientes, ranas, tucanes, gorilas, etc. La temperatura es templada.
La Selva es un bioma sorprendente, hay regiones que son impenetrables, los árboles alcanzan más de 40 metros de altura, las hojas son densas y los animales encuentran alimento fácilmente; allí viven las 2/3 partes de toda la fauna del planeta. Los insectos están sumergidos en un entorno donde todo es alimentación, ¿te imaginas viviendo en un reino donde todo a tu alrededor sea comestible? Así viven los insectos en la Selva y dado que no se tienen que esforzar por encontrar alimentos, todos tienen patas y alas cortas.

No le teme a nada, él es el Rey de la Selva. Su melena intimida, su rugido silencia a la selva, se desplaza con indiferencia y enfrenta cualquier animal. Muchas veces agrede a un elefante sin considerar que saldrá perdiendo. La patada de un elefante puede quebrar las costillas del león y los colmillos pueden herirlos profundamente, pues son tan filosos como una navaja.

La Selva no parece ser el mejor lugar para vivir, las bestias acechan de día y noche y el clima puede cambiar en cuestión de segundos. Sin embargo, muchas comunidades han vivido y aún permanecen en el corazón de diversas Selvas. Por ejemplo, los Incas consolidaron un gran imperio y construyeron una mítica ciudad en medio de la Selva de Perú: Machu Picchu. Es una gran obra maestra de arquitectura e ingeniería, los hombres del siglo XV, sin la tecnología de hoy en día, lograron resolver todos los obstáculos que presenta la imponente Selva para montar una comunidad y lograron construir una ciudad indestructible e indetectable en el corazón de la Selva.

LA PRADERA

Es el bioma perfecto para salir a correr y respirar aire puro por su relieve llano. El clima es templado y húmedo lo que favorece el crecimiento de hierbas y pastos. Se encuentran árboles y arbustos muy dispersos. En las praderas norteamericanas abundan bisontes y perrillos de las praderas.

Las praderas representan una gran fuente de alimento, el hombre las utiliza para la cría de ganado y para cultivar. Por este motivo es el bioma más transformado por el hombre. Hace miles de años cubrían el 42 por ciento de la superficie continental del planeta. Pero, hoy en día, se están perdiendo debido a la gran utilidad que tienen para el hombre. De acuerdo con la lista de Parques Nacionales y Áreas Protegidas de las Naciones Unidas (1993) y con la UICN (2002), el bioma de praderas templadas sólo tiene un 0.69 por ciento de su superficie bajo protección, lo que alienta la explotación.

LA SABANA

Es propia de África, aunque existen similares en América y Asia. El paisaje se caracteriza por una pradera salpicada por regiones de bosques. Predominan las hierbas y los árboles dispersos. Abundan animales veloces como ñandúes, ciervos y jaguares, junto a jabalíes, tapires, vizcachas y un gran número de aves, sobre todo rapaces. En África, donde la sabana adquiere su mayor diversidad faunística, manadas de cebras pastan conjuntamente con grupos de antílopes, jirafas y avestruces.

En este bioma encontramos diferentes paisajes porque es una formación intermedia entre un bosque y una pradera u otras formaciones esteparias. Ocupa las zonas de transición entre el bosque tropical y los semidesiertos. Uno de los animales que se encuentran en este hábitat es la jirafa que cuando escasea el alimento migra hacia zonas de densa vegetación. Tiene la capacidad de beber grandes cantidades de agua para sobrevivir en los períodos de sequía.

LA TAIGA

Es un bioma lluvioso que sólo se encuentra en el hemisferio Norte. Consiste en bosques formados por coníferas (pinos, abetos, cedros), y árboles con hojas en forma de aguja. La vegetación se encuentra adaptada a las bajas temperas que se registran durante el invierno. Los veranos son cálidos. Allí habitan ardillas, lobos, alces y linces.

La taiga cambia radicalmente su aspecto de verano a invierno. Durante los días cálidos los animales desarrollan normalmente su vida, pero cuando las condiciones climáticas comienzan a desmejorar, muchos de ellos desaparecen. Las mayoría de las aves emigran hacia regiones más benignas, y las especies terrestres, salvo unas pocas que también se desplazan hacia zonas menos adversas, optan por hibernar o bien resistir como pueden el largo invierno. Entre estas últimas tenemos los linces, las martas y los alces, entre los animales mamíferos, y los búhos y las lechuzas, entre las aves.

La taiga es otro bioma que el hombre ha conquistado, fue la base de muchas culturas estables dedicadas a la recolección, la caza del ciervo y el alce, y la pesca. En la actualidad, la taiga es el eje central de la industria maderera. Cuando la tala se realiza indiscriminadamente, es decir, sin prever la reforestación la taiga desaparece generando desequilibrio en el hábitat, muchos animales deben migrar porque ya no tienen dónde vivir o qué comer.

LA ESTEPA

Es muy parecida a la pradera, pero más árida. Las lluvias son más escasas y, en consecuencia, los suelos están poco desarrollados, los arbustos son pequeños y existen pocos pastos duros. Allí viven águilas, antílopes, íbices, zorros, lobos, roedores, liebres, guanacos y reptiles.

El antílope es uno de los animales que habita la taiga; se encuentra en peligro de extinción. Habitantes de Mongolia y Kazajstán los cazan ilegalmente para quitarle los cuernos, algunas veces, también los despiezan para vender la carne por las aldeas. Los cuernos se utilizan para fabricar una especie de polvo medicinal que sirve para combatir enfermedades cardiovasculares. En las farmacias chinas se paga el equivalente a cien dólares por un kilo, y se necesitan hasta cuatro pares de cuernos para producir esa cantidad. Los portavoces de Okhotzooprom, el organismo para combatir la caza ilegal en Kazajstán, afirman que en 1994 se exportaron ilegalmente unas 44 toneladas de cuernos a Singapur, China y Corea.

EL DESIERTO

Este bioma es lo opuesto a la selva, aquí la vegetación y la fauna no es variada. Las lluvias son escasas y, en algunos casos, nulas. Las temperaturas varían considerablemente del día a la noche. La vegetación que logra desarrollarse es resistente a las sequías, como los cactus. Los animales que habitan el bioma están adaptados las condiciones adversas, se encuentran camellos, llamas, arañas, escorpiones.

Los animales presentan diversas adaptaciones a los largos períodos de falta de agua. Algunos son capaces de almacenarla en su cuerpo en grandes cantidades, como hace el camello. Otra estrategia consiste en economizar agua reduciendo al máximo las pérdidas naturales, por ejemplo, mediante hábitos nocturnos, ya que por la noche las temperaturas del desierto descienden bruscamente, o bien permaneciendo inactivos y escondidos cuando la radiación solar produce la máxima evaporación. La piel gruesa -o una cubierta protectora que forme una barrera impenetrable a los rayos solares- también es una forma de resistencia a la desecación; tal es el caso de los escarabajos, protegidos por sus élitros, y de los lagartos y otros reptiles protegidos por escamas.

LA TUNDRA

Es una región fría y seca. Allí habitan el oso polar, el zorro ártico, las focas y los renos. El suelo está cubierto de hielo y apenas crecen musgos y líquenes. Encontramos tundra en América del Norte, Europa y Asia. Durante mucho tiempo ha sido una región inaccesible para el hombre, sin embargo, en las últimas décadas la tecnología ha permitido hacer uso del terreno para diversos fines, por ejemplo, para extraer petróleo.

Algunas especies, como liebres, zorros y búhos, viven en la tundra durante las cuatro estaciones. Pero hay otras que son migratorias, como los caribou que se observan en la foto y las aves acuáticas. En el verano, durante la época de deshielo, proliferan los insectos y comienza a crecer vegetación lo que atrae a numerosas aves migratorias para nidificar.

¿Sabías qué...?
Un oso polar hembra sólo se reproduce una vez cada tres años.

El clima

Teníamos todas nuestras cosas para la playa pero unas nubes nos anuncian la lluvia. Salimos a la mañana con frío abrigados pero a la tarde nos encontramos acalorados. De esto se trata el clima, un factor que afecta cada día de nuestras vidas.

Probablemente el clima es uno de los temas que más ocupa al ser humano de forma cotidiana ¿Por qué?: la respuesta es simple, saberlo nos previene de estar enfermos, sufrir algún accidente, pérdidas económicas o, incluso, vernos afectado por algún desastre. Sin embargo, también afecta nuestro carácter e incluso puede definir personalidades entre aquellos que disfrutan del sol al aire libre y aquellos que prefieren la lluvia. El clima además define nuestros hábitos y acomoda nuestra rutina cuando vemos que quizá ese plan que proyectábamos hacía un mes no se puede hacer por tormenta o creíamos que nos íbamos a quedar todo el día encerrados pero vemos que sale el sol y podemos salir. Veamos entonces como funciona un factor tan importante para nuestras vidas.

TEMPERATURA Y CLIMA

• La temperatura atmosférica es uno de los elementos constituyentes del clima y hace referencia al calor específico que tiene el aire, tanto en un momento como en un lugar determinado. Esto es lo que habitualmente se nos informa en los noticieros al indicarnos que hacen 5, 10 o 20 grados centígrados.
• El clima incluye a la temperatura como un elemento más junto a la presión, los vientos, la humedad y las precipitaciones. Sintéticamente, con presión entendemos al peso de las masas de aire; con viento entendemos al desplazamiento de las masas de aire; con humedad a la cantidad de agua presente en el aire y con precipitación a cualquier tipo de hidrometeoro (lluvia, granizo, nieve, etc.) que caiga desde la atmosfera a la superficie terrestre. Un ejemplo de estado completo del clima sería: 17 grados centígrados, con una presión atmosférica de 1010 hectopascales, vientos del Nornoroeste de 22 km/h y una humedad del 80 %.

Los vientos pueden ocasionar desastres climáticos como huracanes o tornados, que pueden afectar gravemente la vida del ser humano.
No en todos los países se mide la temperatura en la escala Celsius (C°). También se utiliza la escala Fahrenheit (F°), siendo 0° C igual a 32° F.

LAS CLAVES DEL CLIMA

Las diversas zonas climáticas de nuestro planeta se conforman en base a distintos factores que varían la condición de los elementos del clima que mencionamos. Aquí veremos de cuales se trata:

• Latitud: en este factor incide la forma de nuestro planeta, que al contar con una mayor extensión en el Ecuador garantiza que el calentamiento en esa franja sea mayor que en las zonas de los trópicos hacia los polos, donde las masas de aire son más frías.
• Altitud: es la distancia en sentido vertical hasta un origen determinado, considerando como nivel cero al nivel medio del mar. Su importancia radica en que conforme aumenta o disminuye la altura en el relieve se puede determinar lo que se ha llamado como pisos térmicos, es decir, franjas climáticas que de acuerdo a la altura propician una determinada temperatura.
• Relieve: este factor puede verse en la disposición de la cordillera respecto a los rayos solares. Por otro lado, aquellas regiones protegidas de los vientos por el relieve tendrán un clima más árido, mientras que de lo contrario será más húmedo.
• Ubicación geográfica: en las regiones próximas al mar las temperaturas extremas suelen moderarse gracias a la incidencia de las brisas marinas y la humedad. Por otro lado, cuanto más nos internamos en el continente nos encontraremos con una mayor amplitud térmica, que es la diferencia entre la temperatura más baja y más alta en una determinada zona.
• Corrientes oceánicas: si la corriente es fría da lugar a climas secos y enfría las temperaturas de los lugares ubicados sobre las costas, mientras que si la corriente es cálida el clima será más cálido y lluvioso.

TIPOS DE CLIMAS

Si bien existen distintos tipos de clasificaciones, la más simple y descriptiva es la que corresponde a Arthur Newell Strahler (1918 – 2002), que además resulta lo suficientemente descriptiva como para tener una breve noción biogeográfica de las zonas donde ocurren estos climas.

• Clima ecuatorial: se encuentra situado en torno al paralelo del Ecuador y de ahí su nombre. Se caracteriza por ser cálido, lluvioso y, por lo tanto, húmedo. La temperatura mantiene su uniformidad a lo largo de todo el año con un promedio que suele rondar los 27°. Las precipitaciones pueden llegar a los 2500 mm anuales aunque pueden presentarse estaciones más secas. Un ejemplo de ciudad con este clima es Quito, en Ecuador.

• Clima monzónico: situado entre los 5 y los 25° de latitud norte y sur, se caracteriza por contar con una masa de aire tropical marítimo que es cálida y húmeda. Es un clima muy lluvioso alcanzandolos 2500 mm anuales y oscilando entre los 25 y los 27° centígrados. Además cuenta con una marcada estación seca. Un ejemplo de este clima es Nueva Delhi, en India.

• Clima tropical: está en las regiones entre los 5 y los 20° de latitud norte y sur, aunque en el continente asiático se encuentra entre los 10 y los 30° de latitud norte. Es un clima afectado por masas de aire de origen ecuatorial y tropical. Prima la estación seca. En promedio las temperaturas se encuentran entre los 23 y los 24°, siendo siempre superior a los 18°. Un ejemplo es la ciudad de Yamena, en Chad.

Puente de Chagoua, en Yamena.

• Clima tropical seco – desértico: situado entre los 15 y los 25° de latitud norte y sur, se trata de regiones donde se originan las masas de aire tropical en el continente, siendo entonces un clima cálido. Pero además resulta seco, con precipitaciones que pueden alcanzar a ser apenas 250 mm anuales. Las temperaturas tienen un promedio entre los 28 y los 30°, con una marcada amplitud de entre 10 y 15° respecto al mes más frío. Un ejemplo es la ciudad de In Salah, en Argelia, ubicada en la región del desierto del Sahara.

Carretera de In Salah, en Argelia.

• Clima subtropical seco: se sitúa entre los 25 y los 35° de latitud norte y sur. Presenta varias semejanzas con el clima tropical seco, pero el cambio en las latitudes lleva a que sea un clima donde también inciden las masas de aire frío. Esto lleva a que tenga más precipitaciones –aproximadamente los 350 mm- a pesar de tratarse de un clima seco y contar con una amplitud térmica que puede llevar a temperaturas frescas por debajo de los 15°. Un ejemplo es la ciudad de Orán, también en Argelia.

Ciudad de Orán en Argelia

• Clima subtropical húmedo o clima chino: se sitúa en la zona oriental continental, entre los 25 y los 35° de latitud tanto al norte como al sur. Dominan este clima las masas de aire tropical marítimo y las masas de aire polar continental. La temperatura promedio es cálida, con un promedio que se encuentra entre los 15 y los 23°, aunque puede bajar hasta los 0°, en ciertos meses. Las precipitaciones son abundantes, con un promedio que va de los 800 a los 2000 mm anuales. Un ejemplo es la ciudad de Houston, en Estados Unidos.

• Clima mediterráneo: se encuentra situado entre los 30 y los 45° de latitud norte y sur, principalmente al oeste de las masas continentales. Confluyen e inciden en este clima las masas de aire tropical marítimo, las de aire tropical continental y las de aire polar marítimo; aunque las continentales pueden hacer su aparición en invierno modificando sustancialmente el clima. La temperatura es de un promedio entre los 5 y los 18°, con una amplitud térmica moderada. Las precipitaciones son irregulares y se distribuyen a lo largo del año con un promedio que se encuentra entre los 400 y los 1000 mm anuales. Un ejemplo es Sevilla, en España.

• Clima oceánico o clima marítimo de la costa oeste: está situado entre los 35 y los 60° de latitud norte y sur, en la zona occidental de los continentes. Las masas de aire que inciden en este clima son la polar marítima y la tropical marítima; incidiendo de forma determinante la de aire polar continental durante el invierno. Las precipitaciones se encuentran distribuidas de una forma mucho más equitativa que en el clima mediterráneo, sin meses de aridez, con un promedio que se encuentra entre los 800 y los 1500 mm anuales, aunque excepcionalmente puede haber 2000 mm. Aunque es un clima fresco, en promedio resulta agradable con una temperatura de 15°, alcanzando picos que superan los 25° en verano y descienden a unos pocos grados bajo 0° en invierno. Un ejemplo es la ciudad de Mar del Plata, en Argentina.

• Clima seco de las latitudes medias: se encuentra exclusivamente entre los 35 y los 55° de latitud norte, hacia el interior de los continentes. Dominan este clima las masas de aire polar continental y en verano las masas de aire polar marítimo. La amplitud térmica es pronunciada, con un clima invernal que habitualmente se encuentra por debajo de los 0° pero con veranos cálidos que pueden superar los 25°. Se trata de un clima seco debido a que las precipitaciones son escasas, con entre 200 y 500 mm anuales.Un ejemplo es la ciudad de Praga, en República Checa.

• Clima continental húmedo: de este a oeste se encuentra entre los 30 y los 35° de latitud norte, abarcando en el continente europeo desde los 45 a los 55°. Este clima se da por la confluencia de masas de aire polar marítimo, aire polar continental y en el verano el aire tropical marítimo. Se trata de un clima húmedo con un promedio de entre 800 y 1000 mm anuales de precipitaciones y con una amplia oscilación térmica que va de los menos de 10° bajo cero en invierno a los más de 15° en verano. Un ejemplo es la ciudad de San Petersburgo, en Rusia.

• Clima de los bosques boreales: se encuentra ubicado en una región entre los 50 y los 70° de latitud norte. Confluyen en este caso las masas de aire polar continental, las masas de aire polar marítimo y las masas de aire ártico. Las precipitaciones son escasas y se encuentran principalmente en la estación del verano, cuando habitualmente caen en forma de nieve o aguanieve con un promedio entre los 350 y los 500 mm. La amplitud térmica es la más pronunciada de todos los climas, con entre 15 y 20° en verano y temperaturas que pueden descender hasta 10° bajo cero y alcanzar los 30° bajo cero en invierno. La media apenas supera los 0°. Un ejemplo es la ciudad de Verjoyansk, en Rusia, célebre por haber alcanzado los 69,8° bajo cero en 1892.

Monumento de la ciudad de Verjoyansk, en Rusia.

• Clima de tundra: ubicado en la latitud entre los 60 y los 75° tanto sur como norte. Las masas de aire que predominan en este clima son la polar marítima, la polar continental y la ártica o antártica, que es la que abarca la mayor cantidad del año. Las precipitaciones son escasas y apenas alcanzan los 300 mm anuales. Hay una gran amplitud térmica que va de los 5° en las estaciones más cálidas hasta los 20/25° bajo cero en los meses más fríos. Un ejemplo es la ciudad de Qaanaaq, en Groenlandia.

Las temperaturas de Qaanaaq rara vez exceden los 10° en los meses más cálidos y pueden descender hasta más de 40° bajo cero en los más fríos.

• Clima del casquete polar: situado entre los 65 y los 90° de latitud tanto sur como norte. Al ser su origen, las masas de aire que dominan este clima son las árticas y antárticas. En esta región apenas hay precipitaciones que caen en forma de nieve. Las temperaturas nunca superan los 0° con temporadas en las que puede llegar a los 60° bajo cero. Estas zonas se encuentran prácticamente deshabitadas, con la excepción de las bases de investigación.

En la base rusa de Vostok se registró la temperatura más baja de nuestro planeta: 90,9° bajo cero.

• Clima de montaña: esta denominación es cuestionada, pero hace referencia a la variable climática que se presenta en estos terrenos. Habitualmente las temperaturas descienden a medida que se sube en altitud, al mismo tiempo que aumentan las precipitaciones.

Pastizales

A nivel mundial, los pastizales se usan para criar ganado, recolectar recursos energéticos renovables y no renovables, proveer hábitat a animales silvestres y como espacios abiertos para la recreación humana.Los pastizales proporcionan gran beneficio a la sociedad cuando se utilizan de manera adecuada y para múltiples propósitos.

¿Qué es un pastizal?

Son aquellas tierras en las que la vegetación nativa está compuesta principalmente por hierbas o arbustos aptos para el pastoreo. Los pastizales incluyen praderas, sabanas, muchos humedales, algunos desiertos, tundra y ciertas comunidades de bosques y arbustos.

Estas tierras proporcionan forraje para ganado de carne, ganado lechero, ovejas, cabras, caballos y otros tipos de ganado doméstico.

Importancia de los pastizales

Los valores ambientales de estas tierras son extensos y proporcionan muchos servicios esenciales del ecosistema, tales como agua limpia, vida silvestre, hábitat de peces y oportunidades de recreación.

Los valores escénicos, culturales e históricos de estas tierras proporcionan beneficios económicos y valores de calidad de vida.

¿Sabías qué...?
Los pastizales desempeñan un papel ecológico importante al reducir los efectos del dióxido de carbono en la atmósfera mediante el secuestro de carbono.

Las hierbas y arbustos que crecen en los pastizales son una fuente importante de forraje para los animales de pastoreo. El ganado convierte eficientemente estos forrajes en proteínas de carne de alta densidad para alimentar a nuestra creciente población mundial. El pastoreo doméstico de ganado a menudo reduce los combustibles finos que, si no se controlan, crean un mayor riesgo de incendios forestales.

Los pastizales están generalmente dominados por plantas de la familia de las gramíneas.

Los pastizales también son importantes para preservar el espacio abierto con fines de recreación; además, proporcionan recursos renovables como agua potable y vientos para la producción de energía y recursos no renovables como el petróleo, el carbón y otros minerales.

Uso de los pastizales

Producción ganadera

El pastoreo ganadero es uno de los usos más extensos e importantes de los pastizales. Los recursos vegetales renovables proporcionan forraje para ganado de rumiantes como ganado, ovejas y cabras. El ganado de pastoreo debe manejarse adecuadamente para asegurar la sostenibilidad a largo plazo de la base de recursos suelo-planta-animal.

Pastoreo en tierras públicas

Desde fines del siglo pasado, el gobierno federal ha regulado el uso de forraje por el ganado doméstico en sus tierras a través de la expedición de permisos de pastoreo. Estos programas son administrados por la Oficina de Gestión de Tierras, el Servicio Forestal y, en el caso de algunos monumentos nacionales, el Servicio de Parques. Al igual que con otros usos permitidos de estas tierras, tales como las concesiones de parques y la caza, los permisos de parcelas de pastoreo deben cumplir con las regulaciones federales que incluyen numerosas restricciones ambientales.

El debate sobre las tierras públicas que pastan ha alcanzado un tono agudo.

Minería

A medida que la población mundial crece, la demanda de recursos minerales y energéticos aumenta. Al mismo tiempo, las industrias mineras y de combustibles se enfrentan a una creciente investigación pública a medida que los ciudadanos cuestionan las políticas pasadas y exigen estándares ambientales más altos.

Fauna silvestre

Los pastizales proporcionan hábitat para una gran cantidad especies de mamíferos, aves, reptiles, peces y anfibios, algunos de los cuales se encuentran exclusivamente en estas tierras.

Para llevar a cabo servicios ecológicos claves como el ciclo de nutrientes y la formación de suelos, es necesario mantener la biodiversidad. Hoy en día, el crecimiento de la población humana y sus actividades asociadas, amenazan la supervivencia de muchas especies de pastizales.

La biodiversidad de los pastizales cambia constantemente por la reducción del hábitat, el uso de la tierra, la pérdida de especies, el cambio ambiental global y la invasión de especies exóticas.

Suelo en los pastizales

El suelo es el componente básico de los ecosistemas de pastizales y está asociado con casi todos los procesos que ocurren dentro del mismo. Proporciona un medio para apoyar el crecimiento de las plantas y también es el hogar de muchos insectos y microorganismos.

El proceso de formación del suelo es lento, especialmente en climas áridos y semiáridos. Se cree que puede tomar cientos de años reemplazar una pulgada de suelo superior perdido por la erosión.

El suelo del pastizal es producto del material rocoso, clima, factores biológicos, topografía y tiempo.

Clima en los pastizales

Los pastizales de todo el mundo están estrechamente ligados a los climas locales y regionales, beneficiándose de períodos de mayor precipitación y perjudicándose durante periodos prolongados de sequía. La variabilidad y el cambio climático plantean desafíos únicos a los productores ganaderos, pastores y administradores de tierras de todo el mundo.

Una mayor comprensión de los modos de variabilidad climática a gran escala, puede ayudar en la planificación de la sequía y los esfuerzos de preparación, así como también, beneficiar las operaciones de producción y guiar la administración de la tierra.

Pasto perfecto

Es un sistema de forraje ambiental y económicamente sostenible que satisface las necesidades del ganado de pastoreo y del productor. Cuando los pastos están adecuadamente tratados, almacenados y fertilizados, producen un cultivo forrajero de alta calidad que satisface las necesidades nutricionales del ganado durante gran parte del año.