¡BIENVENIDO A LIBRO-PEDIA DE CIENCIAS NATURALES DE Elbibliote.com!
primaria
/1º
secundaria
CAPÍTULO 1 / TEMA 5
Materia y energías
Temperatura vs. Calor

¡Qué calor que hace! Una frase que decimos muy a menudo cuando aumenta la temperatura del ambiente. Todos los días hablamos de calor y temperatura sin saber su significado. ¿Qué es el calor? ¿Y la temperatura? ¿Hablamos de lo mismo?




La joven siente el calor porque la temperatura es alta.

DIFERENCIA ENTRE TEMPERATURA Y CALOR

Con el termómetro podemos medir la temperatura.

Para saber la diferencia entre calor y temperatura, debemos aclarar algunas cosas. Una de ellas es que todo cuerpo o materia está hecho de partículas que se mueven y chocan entre sí: cuanto más se mueven más chocan. La energía que producen esas partículas no se puede calcular, pero se puede medir el aumento o disminución del choque entre ellas. Esta medida se llama temperatura.

El calor es la forma de energía que se transfiere entre diferentes cuerpos o diferentes zonas de un mismo cuerpo. Por ejemplo, cuando nos sacamos los zapatos, al apoyar nuestro pie en el suelo sentimos “frío”, esto es porque el suelo y nuestro pie están a diferentes temperaturas.

Después de un tiempo, empezamos a sentir que las temperaturas entre el pie y el suelo son iguales. ¿Por qué se da esto? ¿El suelo sube su temperatura o nuestro pie baja de temperatura? Las dos cosas, este aumento y disminución hasta llegar al equilibrio se da por la transferencia de calor de la que hablábamos antes.

Entonces…

  • El calor se transfiere de un cuerpo a otro: es una energía de tránsito.
  • La temperatura no es energía sino su medida y se mide con el termómetro.





El calor, al ser energía en tránsito, no indica el estado de un cuerpo. La frase “¡Qué calor que hace!” está mal dicha pues deberíamos hablar del aumento o disminución de la temperatura.







Temperatura elevada, temperatura baja.


Materiales conductores y materiales aislantes

Algunos materiales son conductores del calor, es decir, que dejan pasar el calor a través de ellos. Por ejemplo, dentro de los materiales que son buenos conductores se encuentran los metales como el aluminio, el cobre y el hierro; por el contrario, la madera, la tela o el papel no son buenos conductores del calor, son materiales aislantes.