TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Día Internacional de los Bosques

Este año se celebrará por primera vez el Día Internacional de los Bosques el 21 de marzo, tras la proclama realizada por la Asamblea General de las Naciones Unidas. La finalidad de la fecha es mantener el espíritu de la iniciativa del año 2011, que fue declarado como Año Internacional de los Bosques por la Organización de las Naciones Unidas, y a lo largo del cual se realizaron numerosas actividades como campañas de plantación de árboles, tanto en el ámbito nacional como internacional. En el documento se indica que “considerando que en la actualidad no existe una fecha mundialmente reconocida para llevar a cabo actividades de conmemoración y concienciación respecto de los bosques y la ordenación sostenible de los bosques más allá del Año, decide proclamar el 21 de marzo de cada año Día Internacional de los Bosques, que se observará a partir de 2013.” La iniciativa ya cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que está coordinando el apoyo de otros sectores a la medida

Los bosques



Los bosques son una gran superficie de terreno donde la principal vegetación son los árboles. Además de ser el hábitat de muchos animales, los bosques también cumplen funciones importantes para el desarrollo de la vida. Vamos a enumerar algunas de ellas:

1. Regulación del agua

Las grandes copas de los árboles forman una especie de techo que impiden que el agua se infiltre al subsuelo y se recarguen los acuíferos. De este modo también evitan la erosión del suelo.

2. Influencia en el clima

Las hojas de la vegetación transpiran el agua que es absorbida por las raíces, de este modo se genera humedad en el ambiente. Cuando se lleva a cabo una tala masiva el clima se vuelve más seco.

3. Absorben dióxido de carbono de la atmósfera

Durante la fotosíntesis, los árboles absorben dióxido de carbono de la atmósfera y devuelven oxígeno. Este proceso tiene especial importancia para apaliar las consecuencias del efecto invernadero producto del exceso de dióxido de carbono que generan muchas actividades del hombre. Es por esta razón que se suele decir que los bosques deben ser cuidados porque son los “pulmones” de la Tierra.

4. Reserva de especies

Gracias a los bosques existe una amplia biodiversidad que se mantiene viva porque encuentra en los bosques el lugar perfecto para vivir.

5. Acción depuradora

Muchos contaminantes de la atmósfera y del agua son retenidos y filtrados por los seres vivos que habitan los bosques.

TIPOS DE BOSQUES

Los bosques se encuentran distribuidos por todo el mundo. Sus características varían en función de las condiciones climáticas, latitud y tipo de biodiversidad. A continuación vamos a realizar una clasificación de acuerdo al clima:

REGIONES TEMPLADAS

Bosque mediterráneo

Los bosques mediterráneos se encuentran situados principalmente entre los 30 y 40 grados de latitud norte y sur, en la región occidental de todos los continentes. Los inviernos fríos son suaves y los veranos calurosos, y hay un escaso registro de precipitaciones.

En este tipo de bosques abundan los árboles y arbustos perennes con hojas pequeñas como la encina, el alcornoque, el quejigo, el rebollo, el algarrobo y el acebuche. Esta vegetación está acompañada de un denso sotobosque de madroños, lentiscos, jaras, aulagas, espinos y brezos.

La fauna es variada, hay aves migratorias que habitan durante el verano y en la época de frío se desplazan hacia zonas calurosas. Son muy numerosos los pequeños mamíferos y hay una gran riqueza de reptiles e insectos. Encontramos también herbívoros de tamaño mediano y grande y predadores de todo tipo.

Bosque caducifolio

Aquellos bosques que reciben lluvias periódicamente y cuentan con veranos cálidos se denominan caducifolios. Son húmedos durante todo el año y crecen en una amplia zona de Europa, América del Norte y Asia Oriental.

Otra característica común a estos bosques es que durante la estación otoñal la formación vegetal pierde sus hojas que, habitualmente, son láminas planas y grandes en todos sus árboles (por ello también se les puede denominar bosques planifolios). La vegetación característica de estos bosques son los árboles como las hayas, los robles, los álamos, los castaños, arces y nogales. Un gran número de estos árboles producen frutos secos (hayucos, bellotas, castañas, nueces) y semillas aladas, y no frutos pulposos. Algunos de ellos llegan a medir entre 40 y 50 metros de altura y sus copas forman una bóveda densa que deja pasar poca cantidad de luz. Los arbustos típicos son la zarza y las plantas herbáceas.

Cuando los árboles del bosque caducifolio conviven con coníferas y otras especies que también son típicas de los bosques templados se los denominan bosques mixtos, un bosque de gran biodiversidad vegetal y animal por la variedad de nichos ecológicos que presenta y que en muchos casos tiene su origen en la tala realizada por el hombre en épocas pasadas.

En aquellos bosques caducifolios situados en la región euroasiática son característicos grandes herbívoros como el corzo y el ciervo. Otras especies comunes son el jabalí, pequeños roedores, topillos, ardillas y distintas aves. Entre los predadores se encuentran el gato montés, el lince, el lobo, el zorro y un gran número de aves rapaces, especialmente el cárabo.

Por otro lado, en la región correspondiente al subcontinente septentrional americano se encuentra que predomina entre los herbívoros el ciervo de cola blanca. Entre las especies de roedores se destacan las tamias y entre los carnívoros podemos mencionar al mapache y el oso negro. Al sur encontramos tapires, jabalíes, osos hormigueros, algunos ciervos y animales tan característicos como el jaguar y los supervivientes de la vieja fauna de marsupiales: la zarigüeya -aquí llamada comadreja- y el yapó. Ya en el bosque magallánico el huemul es el herbívoro más importante.

REGIONES FRÍAS

La taiga o bosque de coníferas

Se extiende en una franja de más de 1500 km de ancho a lo largo de todo el hemisferio Norte, a través de América del Norte, Europa y Asia. Se caracteriza por tener árboles de mucha altura, como los pinos y los abetos. Esta vegetación significa una importante fuente de madera y celulosa. Por esta razón, la tala indiscriminada ha expuesto al suelo del bosque a una intensa erosión.

Existen dos factores que condicionan a la taiga:

1. Clima: es frío la mayor parte del año. La temperatura más baja, muchas veces, supera los -40°C durante los meses de invierno. La vegetación crece durante el corto verano.

2. Escasez de agua: las lluvias no son intensas, se registra entre 250 y 500 mm anuales. A su vez el agua permanece helada muchos meses, por lo que no está disponible para las plantas.

Por otro lado, el suelo de la taiga se diferencia del de otro bioma frío, la tundra, en que resulta menos profundo y no tiene continuidad: a medida que nos acercamos al sur va desapareciendo y durante los meses de verano se advierten mayores niveles de deshielo, favoreciendo la vida vegetal y la presencia de lagos, turberas y zonas pantanosas.

En el resto de la taiga predomina otro tipo de suelo, el podsol que es ácido y cuenta con una capa superficial orgánica. Esto es así porque las bajas temperaturas no favorecen la proliferación de bacterias y hongos que cumplen con función descomponedora en los ecosistemas; por lo tanto, se forma una capa de hojarasca bastante profunda.

Al tratarse de un ambiente que cuenta con suelos pobres en nutrientes y clima frío predominan las coníferas, que se adaptan a estas condiciones gracias a una cubierta adaptada a las bajas temperaturas que evita la pérdida de agua. En las regiones donde el clima es más severo el bosque se vuelve más uniforme, pudiendo estar formado por una sola clase de árboles. En cambio en las zonas donde el clima es más suave, la vegetación es más variada, predominan coníferas y árboles de hoja caduca (chopos, álamos, abedules o sauces, entre otros).

Los animales de este bioma están adaptados a las condiciones climáticas. Muchos de ellos son especies migratorias y otros tienen la capacidad de resistir al frío en sus madrigueras al entrar en estado de hibernación. Los más característicos son: el oso pardo, lobo, zorro, comadreja, reno, ciervo, alce, búhos o halcones.

REGIONES TROPICALES

Bosques monzónicos

También denominados selva tropical, se trata de un bosque que se puede encontrar en zonas de América del Sur y América Central, África, India, el Sudeste Asiático, el archipiélago indonesio y el norte de Australia.

Con abundantes precipitaciones que se encuentran entre los 2000 y 2500 mm anuales, pero también una sucesión de estaciones secas y húmedas, la vegetación debe adaptarse a estos cambios estacionales modificando drásticamente el paisaje. Mientras que cuando hay estación seca los árboles pierden sus hojas y las plantas herbáceas desaparecen en su integridad, en la época lluviosa abundan el follaje y las flores.

A diferencia de la pluviselva, cuenta con un mayor desarrollo del sotobosque y las copas de los árboles suelen ser de una densidad que va de los 10 a los 20 m. Las especies más comunes que podemos encontrar son leguminosas, malváceas y baobabs, además de distintos arbustos xeromorfos en el sotobosque.

La diversidad de la fauna es extensa, abarcando a distintas especies de marsupiales (como las zarigüeyas), primates (como el chimpancé), roedores, mustélidos (tejones), felinos (como el tigre o el puma), ungulados (rinocerontes o tapires), aves, reptiles y anfibios.

Pluviselva o bosque tropical pluvial

Su zona se puede establecer a lo largo de la línea del ecuador abarcando a la cuenca del Amazonas, el Congo, el sudeste asiático, Nueva Guinea, la costa oriental de Brasil, Madagascar, Indochina y el nordeste del territorio australiano.

A diferencia del bosque tropical el clima es mucho más constante, con precipitaciones anuales que pueden llegar a los 2000 mm pero están distribuidas en todas las estaciones manteniendo un bioma húmedo. La media suele estar situada entre los 25 y los 27 grados centígrados.

La vegetación arbórea alcanza unos 50 metros y el sotobosque se encuentra oculto debajo de varias capas de vegetación, haciendo que apenas llegue la luz solar a los estratos más bajos. Abundan las lianas y plantas de menor talla, sobre todo en aquellas zonas que son más impenetrables. Se calcula que en este bioma se encuentran casi 170.000 especies vegetales. Entre las mayores curiosidades de este medio se encuentra el manglar, que se encuentra formado por arboles tolerantes a la sal que se encuentran próximos a la desembocaduras de agua dulce y presentan una biodiversidad particular.

Por otro lado, existe una fauna que se encuentra entre la más diversa del planeta, emparentada con la de los bosques monzónicos pero con una mayor presencia de aves y primates en las copas de los árboles, donde alcanza la luz. Además se destaca la amplia presencia de reptiles como lagartos, geckos, iguana y anfibios. Entre los insectos se destacan las hormigas y las mariposas.

Los árboles más altos
Las secuoyas de California, Estados Unidos, son los árboles más altos. Pueden alcanzar los 125 metros. Su tronco pesa 1.385 toneladas, es decir, tanto como 19.000 personas. Todo ello sin contar el sistema radical, que puede representar hasta el 40% del peso total del árbol.

¿Sabías que existen bosques artificiales?

Se denomina de esta manera a aquellos bosques que son plantados por el hombre utilizando especies exóticas que se adapten al medio correspondiente. La finalidad es proteger el ecosistema ante factores como la explosión demográfica, el uso indiscriminado de los bosques o el empleo irracional del fuego en la actividad agrícola. Por otro lado, los bosques artificiales también se utilizan para la producción maderera, protegiendo de esta manera a los bosques originarios. Entre las especies más aptas para los bosques artificiales se encuentran el pino insigne (pinus radiata) y el pino mexicano amarillo (pinus patula).

Mariposa gigante
La Reina Alexandra (Ornithoptera alexandrae) es la mariposa de mayor tamaño. Vive en los bosques lluviosos de Papúa Nueva Guinea (Oceanía) y con sus alas abiertas puede medir hasta 30 cm.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130