PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

La región patagónica (Parte I)



Ubicada en el extremo sur del continente americano, esta región, también conocida como Patagonia, abarca parte de los territorios de Argentina, al este, y de Chile, al oeste. Del lado argentino comprende las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego; del lado chileno, según su división política, la provincia de Palena y las regiones de Aysén y Magallanes. En esta primera entrega nos ocuparemos del lado argentino.

PATAGONIA ARGENTINA

Se extiende desde el río Colorado hacia el sur, con una superficie que ronda los 600.000 km2, y una densidad de población de un habitante por km2. Castigada por los vientos del oeste durante el otoño, sus inviernos suelen ser leves, pero pueden volverse inclementes y llegar a fríos muy intensos.

GEOGRAFÍA

El amplio territorio que abarca presenta dos tipos de relieves muy diferentes:

  • Hacia el este las mesetas, escalonadas y cortadas por valles fluviales y bajos. Esta subregión es llamada Patagonia extra andina, con su clima frío y seco y bioma de estepa.
  • Hacia el oeste se extiende el ámbito de las montañas, subregión andina coincidente con los Andes patagónicos, con sus bosques y lagos.

Andes Patagónicos

En la zona de los Andes se diferencian tres sectores:

  • Andes Áridos: Aquí se encuentran las mayores alturas, con pasos a mucha altura.
  • Andes de Transición: Son más bajos, por tanto los pasos fronterizos están a una altura menor, lo que facilita la comunicación con Chile. Pero las nevadas invernales suelen provocar inconvenientes en dichos pasos.
  • Andes Patagónicos Fueguinos: Es donde se concentra la mayor cuenca lacustre del país. Sus lagos más importantes son el Buenos Aires, Argentino, Viedma, Fagnano y Nahuel Huapi.

Los Andes se presentan como cordones aislados a los que separan amplios valles. Van desde el paso de Pino Hachado hasta hundirse en la Isla de los Estados, con dos áreas elevadas que alcanzan los 3.000 metros, y separadas por un sector con cumbres de una altura inferior a los 2.500 metros.

Quedan todavía restos de la última glaciación en el campo del hielo continental, de donde provienen numerosos glaciares entre los que se encuentra el Perito Moreno.

Los ríos que nacen aquí poseen una gran potencia hidráulica, por lo que se pueden aprovechar para la generación de energía hidroeléctrica.

CLIMA

La Cordillera de los Andes, del mismo modo que el mar, tiene una función fundamental en la disposición climática de las distintas regiones argentinas. Por esta razón la Patagonia presenta un clima árido y semidesértico, con masas de aire del Pacífico disparando casi toda su humedad del otro lado de los Andes. Por su parte, el aire subpolar ingresa desde el sur hacia el norte del país.

Debido a su ubicación próxima al polo sur, en verano la luz del sol se deja ver hasta 18 horas al día, en cambio en invierno solo entre 7 y 8 horas. Aquí, en la temporada estival las temperaturas no son muy bajas si se las compara con la misma latitud en el hemisferio norte, esto se debe a su condición insular. Pero los inviernos son de fríos intensos y tormentas de nieve, con vientos solo del oeste, lo que hace que sus costas sean de agua serena.

Hacia el sur, la proximidad de los océanos Atlántico y Pacífico contribuye a regular la temperatura, lo que se aprecia en el pasto verde que crece en algunas zonas.

La curva que forma la Cordillera hacia el noroeste a través del archipiélago, genera abundantes precipitaciones en las islas del oeste y sur, y menos humedad en las planicies del nordeste.

Fauna

Entre la fauna autóctona se encuentran los ciervos en sus variedades pudú y nahuel; pumas, maras (también conocidas como liebre patagónica), zorros, cisnes, cóndores, guanacos y ñandúes. En el litoral marítimo abundan los lobos y los elefantes marinos, ballenas francas, pingüinos, cormoranes y peltres. Hasta el siglo XIX se podían encontrar ejemplares de yaguar, pero la especie fue exterminada por el hombre.


La mara o liebre patagónica es una de las especies que más abundan en la región.


La presencia de la ballena franca en las costas patagónicas, una bella particularidad.

Flora

En la región andino-patagónica las laderas están cubiertas por los bosques. Presentan dos pisos, el arbóreo, compuesto principalmente por coníferas y nothofagáceas, con alturas de hasta más de 20 metros, y el sotobosque, con arbustos como el calafate y cañas coligüe. En la estepa arbustiva de la región extra andina, lo predominante es el bioma de arbustos xerófilos bajos, como la llareta y el neneo.

LAS RIQUEZAS AUSTRALES

Turismo: entre el mar y la montaña

El turismo constituye una fuente de recursos de importancia ya que la Patagonia es uno de los destinos más visitados, tanto por el turismo interno como por los extranjeros, interesados en conocer sus paisajes de mar y montaña.

En la provincia de Neuquén se encuentran lugares de gran atractivo como Villa Traful, Villa la Angostura y San Martín de los Andes; en la de Río Negro, San Carlos de Bariloche, uno de los centros turísticos más visitados, con su Cerro Catedral, centro de esquí que se encuentra entre los más importantes de Sudamérica, el cerro Tronador y el lago Nahuel Huapi. Pero también se destacan sus puntos costeros como Las Grutas, un balneario de hermosas playas, con aguas tropicales, cristalinas, y límpidas, de arena fina y acantilados mansos. En la provincia de Chubut se encuentra la ciudad de Esquel, con un jerarquizado centro de esquí; Puerto Madryn, desde donde se puede hacer el avistamiento de ballenas y Rada Tilly, el balneario más austral de América. En la provincia de Santa Cruz es muy visitada la ciudad de El Calafate, ubicada sobre la orilla del Lago Argentino, próxima al Parque Nacional de los Glaciares, allí donde se encuentra el glaciar Perito Moreno. En esta provincia está también el cerro Fitz Roy. En Tierra del Fuego se levanta una de las ciudades más australes del mundo, Ushuaia, además de otros sitios interesantes como el canal de Beagle, el Parque Nacional de Tierra del Fuego y el Museo del Fin del Mundo.


Vista del glaciar Perito Moreno, uno de los grandes atractivos turísticos de la Patagonia.


Vista de la pintoresca ciudad de Ushuaia, una de las más australes del mundo.

Energía eólica: la fuerza de los vientos

Los vientos patagónicos han permitido el desarrollo de energías de las denominadas limpias y renovables, para protección del medio ambiente. En ese aspecto se destaca la ciudad de Comodoro Rivadavia, que cuenta con un importante parque eólico que se ubica entre los mayores de Latinoamérica. En este rubro también se puede citar por su importancia la localidad de Pico Truncado, donde además se encuentra la primera planta experimental de hidrógeno.

Petróleo

Una perforación en busca de agua fue la situación casual que originó el descubrimiento de petróleo en Comodoro Rivadavia. Ocurrió el 13 de diciembre de 1907, fecha a partir de la cual comenzó la explotación petrolera a gran escala en la Patagonia Argentina. En 1918 fue descubierta la Cuenca Neuquina, una de las más importantes reservas de petróleo del país. Pero volviendo a Comodoro, tal es su importancia que se la ha bautizado como la Capital Nacional del Petróleo. Los yacimientos se encuentran en las proximidades de la cuenca del Golfo San Jorge, desde donde se abastece una parte importante de la demanda argentina. Esta cuenca tiene una producción diaria de un millón de barriles de petróleo y seis millones de m3 de gas. En la actualidad la producción de hidrocarburos de Comodoro Rivadavia representa el 41% del total de la producción de la cuenca, que a su vez representa el 31% de todo lo que se produce en el país.

Las represas

El régimen hidrográfico de esta zona, con sus dos crecientes anuales, la invernal por causa de lluvias, y la primaveral por deshielo, dotan de gran potencia hidráulica a los ríos que nacen en la cordillera, la que es aprovechada para obtener energía hidroeléctrica. Se han construido represas como la que se encuentra sobre el río Futaleufú, El Chocón, Cerros Colorados, Casa de Piedra, Picún Leufú, Piedra del Águila, Collón Cura, y se encuentran en proyecto varias otras.

La estancia patagónica

En la Patagonia hay establecimientos rurales de gran extensión, las estancias, especializadas en la cría de ganado ovino. Son miles de hectáreas prácticamente despobladas donde el viento azota constantemente sobre un paisaje de horizontes interminables. Estas características, han resultado un atractivo para el llamado “turismo rural” que busca en el paisaje sureño un descanso al ritmo de la ciudad. En la actualidad, varios establecimientos han abierto sus tranqueras a la visita del público, interesado en llevar por unos días la vida de un paisano del lugar. Los turistas pueden participar de la esquila de ovejas, un arreo, compartir un cordero asado, y dedicar algo de su tiempo a deportes como el trekking, una tradicional galopeada o un safari fotográfico por la zona, y experimentar la sensación de infinito que generan esas distancias que parecen no encontrar límites.

Parque Nacional Los Glaciares

Abarca la zona donde se encuentran los numerosos glaciares originados en el gran Campo de Hielo Patagónico, el más grande del mundo después de la Antártida. Este Campo alimenta 47 grandes glaciares, 13 de los cuales descienden hacia la cuenca Atlántica. A estos se suman más de 200 glaciares de menor magnitud, que son independientes del Campo de Hielo Patagónico.

El más conocido de todos los glaciares que integran el Parque Nacional es el Perito Moreno, que debe su fama al continuo movimiento cíclico de avance y retroceso que provoca desprendimientos espectaculares en su frente de hielo. Ubicado en la zona sur del Parque, próximo a la ciudad de El Calafate, numerosos contingentes de turistas se hacen presentes allí todos los años, convocados por esta monumental obra de la naturaleza.


El Parque Nacional los Glaciares es una muestra de la generosidad de la naturaleza con la región.

El espectáculo de la naturaleza

En la Patagonia se pueden observar fósiles en los acantilados, aves de mar en la Isla de los Pájaros, ciudades de pingüinos, los combates que tanto los lobos como los elefantes marinos protagonizan cada año para delimitar territorios, bosques petrificados, rebaños de guanacos y avestruces, y asistir a los espectaculares ritos de apareamiento y parto de la ballena franca.

Descubrimientos arqueológicos

Un grupo integrado por investigadores argentinos y estadounidenses, realizaron en 2002 un trabajo sobre la flora en la Patagonia. El trabajo se llevó adelante en los yacimientos del río Pichileufú y el de Laguna de Hunco. Así localizaron restos fósiles pertenecientes al Eoceno, en el Periodo Terciario, con una antigüedad de alrededor de 50 millones de años.

Etimología del nombre Patagonia

Fernando de Magallanes, navegante portugués que recorrió las costas patagónicas hacia 1520, fue quien bautizó a los aborígenes de la región como patagones, de su lengua natal pata gau, que significa pata grande, debido al tamaño de los pies de los lugareños, nativos tehuelches. Pero otra versión dice que lo que inspiró a Magallanes fue el gigante Pathoagón, personaje de una novela de caballería de la época, Primaleón.



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130