PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

La Odisea



Poema épico griego atribuido a Homero compuesto por 24 cantos o rapsodias; la Odisea es una epopeya dramática que cuenta las peripecias del héroe Odiseo (Ulises en latín), quien después de combatir en Troya al lado de los aqueos, intenta regresar a su hogar en Ítaca, donde poseía el título de rey. Gracias a su astucia e inteligencia, escapa de los continuos problemas a los que ha de enfrentarse por designio de los dioses para, finalmente, y después de muchos años de ausencia forzada, darse a conocer a su esposa Penélope luego de haber superado una serie de durísimas pruebas y enfrentarse a los viles pretendientes que buscaban desposarla.

El poema es, junto a la Ilíada, uno de los primeros textos de la épica grecolatina y por tanto de la literatura occidental. Se cree que fue compuesta en el siglo VIII a. C., en los asentamientos que Grecia tenía en la costa oeste del Asia Menor (actual Turquía asiática). Según otros autores, la Odisea se completa en el siglo VII a. C. a partir de poemas que sólo describían partes de la obra actual; se argumenta que el poema original habría sido transmitido por vía oral durante siglos por aedos que lo recitaban de memoria, alterándolo.

ESTRUCTURA


Odiseo, héroe legendario griego y protagonista central de la Odisea.

La Odisea, bajo su forma actual, se compone de tres conjuntos épicos:

  • La Telemaquia (Cantos I-IV), especie de prólogo, donde se narra la leyenda del regreso de los aqueos de la guerra de Troya, la tardanza de Odiseo, la difícil situación creada en Ítaca con la ausencia de su rey, y los viajes de Telémaco en busca de noticias sobre su padre.
  • Los relatos en la corte del rey Alcínoo (Cantos V-XIII) adonde Odiseo ha llegado en su largo peregrinar. Aquí relata todas las aventuras de su viaje desde la caída Troya, y tiene lugar la decisión de los dioses de acabar con las penalidades del héroe y dejarle arribar a su patria. En esta narración se encuentran los elementos más antiguos del folklore primitivo y está llena de evocaciones legendarias.
  • La matanza de los pretendientes (Cantos XIII- XXIV), antes de la cual se produce la vuelta de Odiseo a Ítaca, el regreso de Telémaco, el progresivo reconocimiento del héroe por sus leales y la actitud insolente de los pretendientes. Así se llega al Canto XXII, punto culminante de la acción, en donde se relata la victoria de Odiseo y la posterior matanza de los que asediaban a su esposa y su patrimonio. En el Canto XXIII se produce el reconocimiento del héroe por su esposa, y en el XXIV se describe la llegada de los pretendientes al Hades, la visita de Odiseo a su padre Laertes, y la pacificación de Ítaca cuando Odiseo asume de nuevo el mando.


Estatua de Odiseo ofreciendo vino a Polifemo.

ARGUMENTO

La obra consta de 24 cantos y se encuentra escrita usando una métrica llamada hexámetro dactílico. De este modo, su estilo —al igual que sucede con la Ilíada— es concienzudamente complejo. Su métrica responde a un esquema de sílabas largas y cortas cuya unidad base es un largo verso que admite variaciones de hasta diecisiete sílabas. El léxico utilizado es enrevesado y opaco, aunque no impide que se trate de una obra rápida, clara, directa y humana.

Canto I: Homero comienza la Odisea invocando a la Musa para que cuente lo sucedido a Odiseo después de destruir Troya. En una asamblea de los dioses griegos, Atenea aguarda por la vuelta del héroe a su hogar, quien lleva muchos años en la isla de la ninfa Calipso. La misma Atenea aconseja a Telémaco para que parta en busca de su padre por las cortes helenas. Excesos de los pretendientes de Penélope y amenazas a Telémaco.

Canto II: El palacio de Odiseo se encuentra invadido por decenas de pretendientes que buscan la mano de su mujer Penélope, creyendo que aquel ha muerto. A todo ello, Aliterses profetiza el regreso de Odiseo. Telémaco convoca una asamblea en el ágora para expulsar a los pretendientes. Finalmente, consigue una nave y emprende viaje a Pilos en busca de noticias sobre su padre.


Inicio de la Odisea escrita en el dialecto griego jónico.

Canto III: Telémaco visita a Néstor en Pilos, que le relata el regreso de otros héroes desde Troya y la muerte de Agamenón, pero no tiene información específica de Odiseo, por lo que le sugiere que vaya a Esparta a hablar con Menelao. Atenea pide a Néstor que uno de sus hijos acompañe a Telémaco.

Canto IV: Menelao y Helena reciben a Telémaco en Esparta. Allí le informan que el dios Proteo había dicho que Odiseo se hallaba retenido en la isla de Calipso. Mientras tanto, los pretendientes preparan una emboscada a su regreso.

Canto V: En una nueva asamblea de los dioses, Zeus toma la decisión de mandar al mensajero Hermes a la isla de Calipso para que deje marchar a Odiseo. La ninfa le promete la inmortalidad si se queda, pero el héroe prefiere salir de la isla. Así, construye una almadía y emprende viaje, pero es hundido por Poseidón, enfadado con Odiseo desde que cegó a su hijo Polifemo. Odiseo es ayudado por la nereida Ino y nada hasta la isla de los feacios.

Canto VI: Odiseo se encuentra con la princesa Nausícaa, hija de Alcínoo, rey de los feacios. Impresionada por su forma de hablar, acoge al héroe y le brinda alimentos, le dice que la siga y le indica cómo pedirle hospitalidad a su madre.


Estampilla griega que muestra el encuentro entre Odiseo y la princesa Nausícaa.

Canto VII: Guiado por Atenea, Odiseo es recibido en el palacio por Alcínoo, rey de los feacios, quien le invita al banquete que se va a celebrar. Odiseo cuenta todo lo acaecido hasta ese momento, con lo que el rey queda impresionado.

Canto VIII: Odiseo es agasajado por los feacios, quienes ofrecen un banquete en su honor. El aedo Demódoco canta sobre la caída de Troya. Odiseo rompe en llanto, por lo que el rey pregunta al huésped sobre su verdadera identidad.

Canto IX: Odiseo narra su historia desde que salió de Troya. Así, se refiere a su llegada al país de los cíclopes, en donde se encuentra con Polifemo, hijo de Poseidón, quien devora a varios de sus compañeros. Atrapado, logra escapar gracias a que emborracha con vino al cíclope y lo ciega mientras duerme. Este ataque despierta la ira de Poseidón, que arroja contra los hombres de Odiseo las más terribles tormentas marinas, que los conducen cada vez más lejos de Ítaca.


Odiseo en la cueva de Polifemo según el pintor barroco Jacob Jordaens, primera mitad del siglo XVII.

Canto X: En esta oportunidad, Odiseo relata cómo viajaron hasta la isla de Eolo, quien trataría de ayudarles a viajar hasta Ítaca entregándole a Odiseo una bolsa de piel que contenía los vientos del oeste. Al acercarse a Ítaca, sus hombres deciden ver el contenido de la bolsa, dejando salir a todos los vientos. Tras seis días de navegación, llegan a la isla de los Lestrigones, gigantes antropófagos que devoran a casi todos los compañeros de Odiseo. Huyendo de allí llegan a la isla de Circe, quien le indica al héroe que para regresar a su casa antes tendrá que pasar por el país de los muertos.

Canto XI: Descenso a los infiernos. Tras llegar al país de los Cimerios, Odiseo visita la morada de Hades para consultar con el adivino Tiresias, quien le profetiza un difícil regreso a Ítaca.

Canto XII: Logran escapar de las sirenas, cuyo canto hacía enloquecer a quien las oyera. Siguiendo los consejos de Circe, Odiseo ordena a sus hombres taparse los oídos con cera exceptuándolo a él y manda ser atado al mástil. También escapan de las peligrosas Caribdis y Escila, consiguiendo llegar a Trinacria, la isla del Sol. Pese a las advertencias de no tocar el ganado de Helios, los compañeros sacrifican varias reses, lo que provoca la cólera del dios. Al hacerse de nuevo a la mar, Zeus lanza un rayo que destruye su nave. Como único sobreviviente, Odiseo arriba a la isla de Calipso.


Odiseo atado al mástil de su barco tratando de vencer la atracción de las sirenas.

Canto XIII: Fin del relato ante Alcínoo. Acompañado por navegantes feacios, Odiseo llega a Ítaca. Atenea le disfraza de vagabundo para evitar ser reconocido.

Canto XIV: Odiseo se encuentra con Eumeo, un porquerizo fiel que le acoge en su choza pero no lo reconoce.

Canto XV: Atenea ordena a Telémaco regresar a su hogar y que se dirija a la choza de Eumeo.

Canto XVI: Telémaco conoce al supuesto mendigo. Cuando Eumeo marcha a casa de Penélope a darle la noticia del regreso de su hijo, Odiseo revela su identidad. Con la ayuda de Zeus y Atenea, planean la venganza.

Canto XVII: Vestido de mendigo, Odiseo llega al palacio con Eumeo, pero sólo su perro Argos lo reconoce. Al pedir comida a los pretendientes, es humillado y golpeado.

Canto XVIII: Un mendigo real, llamado Iro, reta a Odiseo a una pelea. Los pretendientes aceptan que el ganador se junte a comer con ellos. A pesar de la victoria, Odiseo ha de seguir soportando las vejaciones de los pretendientes.


Euriclea reconoce a su amo Odiseo según Christian Gottlob Heyne.

Canto XIX: Odiseo, ocultando su verdadera identidad, mantiene una larga conversación con Penélope. Euriclea, antigua nodriza del héroe, reconoce a su amo.

Canto XX: Odiseo pide una señal, y Zeus lanza un trueno en medio del cielo azul. Odiseo aprovecha para ver quién es fiel al desaparecido rey. Un profeta advierte a los pretendientes que los muros se mancharán de sangre.

Canto XXI: Penélope anuncia que se casará con aquel que sepa manejar el arco de Odiseo y consiga hacer pasar la flecha por los ojos de doce hachas alineadas. Uno tras otro, los pretendientes lo intentan pero fracasan. Odiseo se queda fácilmente con el certamen.

Canto XXII: Se inicia la feroz lucha, con los numerosos pretendientes por un lado y Odiseo, su hijo y sus fieles criados por otro. Así, logran matar a todos los pretendientes y castigar las infidelidades.


Estampilla griega que muestra a nuestro héroe castigando a los pretendientes.

Canto XXIII: Penélope reconoce a Odiseo tras la descripción del lecho conyugal del matrimonio, y cómo lo hizo él mismo de un olivo. Posteriormente, narra sus aventuras.

Canto XXIV: Las almas de los muertos viajan al Hades, donde cuentan lo ocurrido a Agamenón y Aquiles. Odiseo visita a su padre Laertes y regresa con él al palacio. Una asamblea en Ítaca apoya a los pretendientes. Odiseo vence gracias a Atenea, que interviene y anima a los itacenses a llegar a un pacto y restablecer la paz.

IMPACTO CULTURAL

La repercusión de la Odisea en la cultura occidental se puede ver en las numerosas adaptaciones y versiones que su argumento ha tenido en prosa, verso, teatro, cine, televisión y hasta en historieta. Con más de dos mil quinientos años de antigüedad, su lectura sigue siendo hoy de gran interés por sus aventuras cargadas de fantasía, el retrato de caracteres humanos logrado y la descripción de la sociedad griega de fines del imperio micénico.

Ha sido tan honda su huella en nuestra cultura que Ulises, del irlandés James Joyce, acaso una de las novelas más influyentes, discutidas y renombradas del siglo XX, rinde tributo al antiguo poema homérico con un ligero matiz irónico, ya que narra los hechos cotidianos que ocurren en un solo día en la vida de su protagonista. Por otra parte, Adán Buenosayres, una de las máximas novelas de la literatura argentina, escrita por Leopoldo Marechal, es una reescritura del recorrido de Odiseo, encarnado por un intelectual y poeta que desanda una Buenos Aires mítica plagada de simbologías y alusiones universales.



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130