PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

El muro de Berlín



El Muro de Berlín fue parte de las fronteras inter-alemanas desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989 con el que se aislaba a la mitad de la ciudad perteneciente a la República Federal Alemana (RFA) controlada por Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia, de la socialista República Democrática Alemana (RDA). Ha sido y es considerado por muchos, la máxima representación de lo que fue la Guerra Fría; la división de Europa y el mundo en dos bloques completamente enfrentados.

¿Cuál era su extensión?

El muro se extendía a lo largo de 45 kilómetros que dividían la ciudad de Berlín en dos y 115 kilómetros que separaban a la parte occidental de la ciudad del territorio de la RDA. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania.


Mapa de Berlín Oeste y el Este, y los cruces fronterizos.

¿Por qué se construyó?

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Alemania fue dividida en dos: la oriental, ocupada por los soviéticos, y la parte occidental, dirigida por estadounidenses, franceses y británicos. Berlín, capital de Alemania y ubicada en la parte oriental del país, también fue separada. Sin embargo, la maltrecha economía soviética y la floreciente Berlín occidental hicieron que hasta el año 1961 casi 3 millones de personas dejaran atrás la Alemania Oriental para adentrarse en el capitalismo. Esto haría que, a través del pacto de Varsovia, se ordenara a la RDA que impusiera medidas de seguridad en la frontera con la RFA.

El 12 de agosto comenzó la construcción del muro, operación gestada por Erch Honecker, secretario del Consejo de Defensa Nacional, siguiendo instrucciones del presidente Walter Ulbricht. Un día después, los soldados germano-orientales colocaron alambre de púas en la línea de demarcación entre Berlín Este y Oeste. Así, se instalaron barricadas en la frontera de las dos Alemania y se cerró la puerta de Brandeburgo. Lo que empezó como una cerca con alambres se convertiría rápidamente en una serie de muros de hormigón y torres de control, vigilados por guardias armados.

La construcción y ampliación de las instalaciones fronterizas tenía un objetivo: evitar que los ciudadanos de Berlín Oriental y de la RDA pasaran la frontera hacia Berlín Occidental. De este modo, los controles estaban orientados hacia el interior, es decir, hacia su propia población. Esto era lo que distinguía a estas instalaciones fronterizas de otras.

EL MURO EN CIFRAS

  • Longitud total de la frontera con Berlín Occidental: 155 km.
  • Frontera interurbana entre Berlín Oriental y Occidental: 43 km.
  • Frontera entre Berlín Occidental y la RDA (“periferia”): 112 km.
  • Pasos fronterizos entre Berlín Oriental y Occidental (calle/vía férrea): 8.
  • Pasos fronterizos entre la RDA y Berlín Occidental (calle/vía férrea): 6.
  • Torres de vigilancia: 302.
  • Bunkers: 20.
  • Zonas de vigilancia canina: 259.
  • Fosas anti-vehículos: 105,5 km.
  • Vallas eléctricas o de alambre de púas con alarma: 127,5 km.
  • Caminos de patrullaje: 124,3 km.

¿Qué medidas de seguridad poseía?

De acuerdo con la sección de la franja que separaba la parte oriental de la occidental de Berlín, el muro contaba con un fuerte dispositivo de seguridad.

  • Muro externo: Es el que comúnmente se conoce como Muro de Berlín. Se utilizaron 45.000 segmentos de hormigón para su construcción. Contaba con un tubo para evitar aferrarse y utilizar ganchos, una doble viga de sujeción, orificios de transporte y una fuerte armadura. Sobre el lado occidental eran frecuentes los grafitis.
  • Fosa anti-vehículos: Fue colocada para evitar que los vehículos que intentaran cruzar embistieran contra el muro occidental con el fin de derribarlo. Tan sólo en Berlín se construyeron alrededor de 95 km.
  • Dunas: Una amplia zona de la franja era un arenero repleto de trampas que además delataba a quien tratara de escapar de Berlín Oriental. La superficie lisa de la arena fina permitía detectar las huellas de pisadas de quienes trataran de atravesar la franja. Entre las trampas se hallaban minas y estacas de madera ocultas bajo la arena.
  • Patrullas de vigilancia: La franja interior del muro era vigilada día y noche por patrullas de guardias armados. Cerca de 14.000 soldados y 600 perros se ocuparon de esta tarea. En las zonas urbanas del muro, la franja era tan ancha que había carreteras para los vehículos.
  • Pasillo de luz: Alrededor de 177 km de farolas a lo largo de todo el perímetro del muro garantizaban la iluminación para evitar las fugas nocturnas.
  • Torres de vigilancia: Conocidas como “BT11”, estos modelos de torreta octogonal comenzaron a construirse en 1969 a lo largo de la frontera urbana de Berlín. De las 302 construidas, en la actualidad quedan sólo 5 en pie.
  • Franja de la muerte: Era el primer obstáculo serio que encontraba quien intentara huir desde Berlín Oriental. Esta franja es conocida así por ser la zona del Muro en la que se abortaron la mayor parte de los intentos de fuga. Allí se encontraban barreras contra vehículos, alambradas y vallas electrificadas con alarmas.
  • Muro interno: La primera barrera desde el lado oriental discurría a lo largo de los 68 kilómetros de frontera interurbana de Berlín. Fuera de la ciudad era una simple verja.

¿Hubo intentos de escape?

Entre 1961 y 1988, más de 100.000 ciudadanos de la RDA intentaron huir a través de la frontera inter-alemana o el Muro de Berlín. Muchas personas murieron en el intento de superar la dura vigilancia de los guardias fronterizos de la RDA cuando se dirigían al sector occidental. De hecho, más de 600 personas fueron abatidas a tiros por soldados fronterizos de la RDA o murieron de otra forma al intentar huir. Algunos de ellos murieron ahogados, sufrieron accidentes mortales o se suicidaron al ser descubiertos.


Puerta de Brandeburgo vista desde el lado occidental.

El número exacto de víctimas está sujeto a disputas y no se conoce con seguridad. La Fiscalía de Berlín considera que el saldo total es de 270 personas, incluyendo 33 que fallecieron como consecuencia de la detonación de minas. Por su parte el Centro de Estudios Históricos de Potsdam estima en 125 la cifra total de muertos en la zona del muro.

Con todo, se cree que tan sólo en el Muro de Berlín perdieron la vida o murieron en relación directa con el régimen fronterizo de la RDA, por lo menos, 136 personas: 98 fugitivos que intentaron superar las instalaciones fronterizas fueron abatidos a tiros, murieron de otra forma o se suicidaron; 30 personas tanto del Este como del Oeste fueron tiroteadas o murieron de otra forma a pesar de que no tenían las intención de huir; 8 soldados fronterizos de la RDA que fueron abatidos por desertores, camaradas, fugitivos o un policía de Berlín Este. Además, murieron, por lo menos, 251 viajantes procedentes del Este y del Oeste al llevarse a cabo los controles en los pasos fronterizos de Berlín. Incontables son las personas que murieron de tristeza y desesperación por los efectos que tuvo para su vida la construcción del Muro.

¿A qué se debió su caída?

La caída del muro vino motivada por la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en mayo de 1989, ya que cada vez más alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las distintas embajadas de la República Federal Alemana. Este hecho, originaría enormes manifestaciones que llevaron a que, el 9 de noviembre de 1989, el gobierno de la RDA afirmara que el paso hacia el oeste estaba permitido. Ese mismo día, miles de personas se agolparon en los puntos de control para poder cruzar al otro lado y nadie pudo detenerlos, de forma que se produjo un éxodo masivo.

Al día siguiente, se abrieron las primeras brechas en el muro. Los propios ciudadanos berlineses empezaron la destrucción del muro con todos los medios a su disposición (picos, martillos, etc.). El violoncelista Mstislav Rostropovitch, que había tenido que exiliarse al Oeste, fue al pie del muro a animar a los que lo demolían. La fotografía de esta anécdota se hizo célebre.

¿Qué pasó con sus restos?

En el marco de conservar los restos de muro existentes y transmitir su significado histórico mediante indicaciones de caminos e informaciones adicionales, se han llevado a cabo las medidas siguientes:

  • La señalización del recorrido del muro dentro de la ciudad mediante una doble línea de adoquines en las calles.
  • La “milla histórica Muro de Berlín” que cuenta con 30 placas informativas a lo largo del camino dentro de la ciudad.
  • La señalización de las rutas del muro en el sistema de indicadores de caminos turísticos azules de la ciudad.
  • Un sistema de información y orientación formado por diez pilares que informan sobre sus puntos clave.
  • Una exposición al aire libre en el Checkpoint Charlie.
  • El “camino del Muro de Berlín” que recorre el antiguo trazado del muro y rodea la que otrora fuera la mitad occidental de Berlín.

La parte más importante que se ha mantenido en pie se encuentra en la zona conocida como East Side Gallery. Allí se pueden recorrer 1,3 kilómetros del muro decorado con impresionantes pinturas y cientos de grafitis de artistas procedentes de todo el mundo, que trataron de documentar mediante sus obras el cambio producido tras la caída del Muro de Berlín. A través de su talento, los artistas materializaron protestas y mensajes como memoria de un momento histórico importante.

¿Qué lugares en la actualidad presentan exposiciones permanentes sobre la historia del muro?

El centro de documentación del Muro de Berlín y el Museo del Muro del Checkpoint Charlie, situados en la cercanía inmediata del antiguo muro, informan sobre las causas políticas de la división de Berlín, intentos de fuga y destinos individuales. Otros centros de documentación sobre temas relacionados con la historia de la posguerra, la división de Alemania y la historia de la RDA, se hallan repartidos en diferentes lugares de la ciudad.



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130