TIENDA ONLINE
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Cuando el sentido de una oración es interrogativo y exclamativo a la vez, pueden combinarse ambos signos.

Las interjecciones



Aquellos enunciados que expresan un sentimiento o una sensación, tal como asombro, alegría, tristeza o susto se llaman interjecciones. Generalmente van acompañadas de signos de exclamación aunque también pueden verse con signos de interrogación.

Si nos detenemos a observar una persona que está hablando, podremos detectar exclamaciones por la entonación de su voz y sus gestos, estos recursos se emplean para expresar un sentimiento. En forma escrita, esas interjecciones se manifiestan con signos de admiración y, en algunas oportunidades, en forma interrogativa. Por ejemplo: ¡Que bueno verte! (alegría).

Los signos de admiración se emplean para expresar un sentimiento como la alegría, el dolor, la tristeza, el enojo, el asombro, etcétera. También sirven para dar énfasis a las palabras. Hay que recordar que nunca se escribe punto después de estos signos.

Las interjecciones se comportan como oraciones independientes, comunicando un significado completo. Es decir, no pertenecen a la estructura gramatical a la cual acompañan. Siempre van encerradas en signos de exclamación.

Interjecciones según su origen

Interjecciones Propias o Puras

Expresan una única emoción. Por ejemplo:

¡ah!: asombro o susto.

¡oh!: asombro o admiración.

¡ay!: dolor.

¡eh!: sorpresa o desconcierto.

¡hey!: advertencia.

¡uy!: asombro.

¡puaj!: asco.

¿eh?: sorpresa o desconcierto.

¡uf!: cansancio.

¡bah!: indiferencia o cansancio.

Interjecciones Impropias

Son palabras, verbos, adjetivos, nombres, que si bien pueden estar integradas normalmente en una oración, su uso aislado enuncia exclamación. Por ejemplo:

¡Corre!

¡Cuidado!

¡Excelente!

¡Bien!

¡Dale!

¡Ojo!

Locuciones interjectivas

Son grupos de palabras que funcionan como interjecciones. Por ejemplo:

¡Dios mío!

¡Cielo santo!

¡Madre mía!

¡Ay de mí!

Interjecciones según su forma

Interjección imitativa

Son aquellas interjecciones que tienen la intención de imitar ciertos ruidos que se producen en la realidad. Por ejemplo:

¡Zas!

¡Pum!

¡Bum!

¡Miau!

Interjección expresiva

Expresan una sensación o emoción del hablante. Por ejemplo:

¡Ah!

¡Uf!

Interjección apelativa

Se emplean para iniciar la comunicación, para establecer el contacto con el oyente. Por ejemplo:

¡Chicos! Vengan por aquí.

Interjecciones Formularias

Son utilizados como saludo. Por ejemplo:

¡Hasta pronto!

¡Nos vemos!

Interjecciones de Traslación

Son aquellas palabras o grupos de palabras que funcionan como interjecciones cuando son utilizadas de forma aislada. Por ejemplo:

¡Escucha!

¡Qué aventura!

Uso correcto de los signos de admiración e interrogación



a) Deben colocarse al principio y final de la expresión. Es incorrecto escribir: Qué hora es? Lo correcto es: ¿Qué hora es?

b) Se escriben pegados a la primera y la última palabra del período que enmarcan. Si están en el medio de un texto se deja un espacio de las palabras que los preceden o los siguen; pero si lo que sigue al signo de cierre es otro signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos. Por ejemplo:
¡Atención!, ¿Ya terminaste tu tarea?; hace media hora que estoy esperando.

c) Tras los signos de cierre puede colocarse cualquier signo de puntuación, salvo el punto. Es incorrecto: ¿Cuántos años tienes?. Necesito ese dato para completar la planilla. En el caso que luego de la interrogación o la exclamación el enunciado continúe, sus signos de cierre equivalen a un punto y la oración siguiente debe comenzar con mayúscula. Por ejemplo:
Aprobé el examen. ¡Estoy feliz! Pasé de nivel.

d) Los signos de apertura (¿ ¡) se colocan antes de la palabra que da inicio a la pregunta o la exclamación, aunque no se corresponda con el inicio del enunciado; en ese caso, la interrogación o la exclamación se inician con minúscula. Por ejemplo:
Si encuentras trabajo, ¡qué celebración vamos a hacer!

e) Los vocativos (palabras que invocan a una persona) y las construcciones u oraciones dependientes, cuando ocupan el primer lugar del enunciado, se escriben fuera de la pregunta o de la exclamación; pero si van al final, se consideran incluidos en ellas. Por ejemplo:
Chicos, ¿trajeron el material de estudio? / ¿Chicos, trajeron el material de estudio?

f) Cuando se escriben seguidas varias preguntas o exclamaciones breves, se pueden considerar como oraciones independientes y cada interrogación o exclamación se iniciará con mayúscula. Por ejemplo:
¿Quién era? ¿De dónde salió? ¿Te dijo qué quería?

¡Cállate! ¡No quiero volver a verte! ¡Vete!


También puede suceder, que las exclamaciones o interrogaciones sean parte de un único enunciado. En ese caso, se separan con coma o punto y coma.

Me abordó en la calle y me preguntó: ¿Cómo te llamas?, ¿en qué trabajas?, ¿cuándo naciste?

¡Qué enojado estaba!; ¡cómo se puso!; ¡qué susto nos dio!


Cuando la exclamación está compuesta por elementos breves que se duplican o triplican, los signos de exclamación encierran todos los elementos: ¡Ja, ja, ja!

Fuente: RAE



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130