TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

El reino de los protistas



No son animales, ni plantas, ni hongos… Pero existen más de 200.000 especies que se integran en este reino; algunos son unicelulares y otros, pluricelulares.

Son seres vivos, algunos invisibles al ojo humano y otros perceptibles, como las algas marinas. Pero… ¿Por qué se habla del Reino Protista? Se habla de Reino porque se hace referencia a sólo un grupo de seres vivos. Esto es así porque los científicos para estudiar la diversidad biológica del planeta Tierra se vieron en la necesidad de establecer un orden, una clasificación.

Imagínate que mañana te enviarían a estudiar el Universo. ¿Por dónde comenzarías? Inevitablemente tendrías que establecer un orden; por ejemplo, primero estudiar a los animales, luego las plantas, luego los hongos… Y si tuvieras un microscopio, descubrirías que existen seres diminutos que son invisibles al ojo humano pero que tienen vida: nacen, se reproducen y mueren.

Así se establecieron los famosos Reinos. La tarea no fue sencilla y pasaron varios años hasta que se dividió a la diversidad biológica en cinco Reinos: Plantas, Animales, Hongos, Monera y Protista. El primero en advertir la necesidad de implementar un sistema de clasificación jerárquico fue el filósofo griego Aristóteles, hace más de 300 años a.C.


La mayoría de los protistas son unicelulares y microscópicos; algunos forman colonias, como los foraminíferos que se observan en la imagen. Éstos son organismos acuáticos con el cuerpo protegido por un caparazón.

CARACTERISTICAS

Hábitat: algunos protistas viven en aguas marinas y/o dulces, y otros en ambientes terrestres de nuestro planeta. Ninguno de sus representantes está adaptado plenamente a la existencia en el aire.

Nivel celular: la mayoría de ellos son unicelulares, pero también los hay pluricelulares que son de estructuras muy simples y con muy poca especialización de las células. Los representantes más grandes son las algas pardas del género Laminaria que pueden medir decenas de metros. Todos ellos están formados por células eucariotas las cuales tienen la particularidad de poseer un núcleo celular delimitado por una doble membrana.

Estructura: simple porque no alcanzan a formar tejidos. Tan sólo algunas algas alcanzan un nivel muy próximo al tisular.

Morfología externa: las superficies de sus células están rodeadas de estructuras rígidas o se encuentran desnudas.

Nutrición: algunos son autótrofos, otros heterótrofos y, otros, presentan simultáneamente los dos modos de nutrición. Autótrofos quiere decir que producen su propio alimento, como es el caso de las plantas mediante la fotosíntesis. Heterótrofos se llama a los seres que se alimentan de otros.

Locomoción: la mayoría son inmóviles y otros se mueven por cilios, flagelos o prolongaciones de la superficie celular.

Reproducción: varios de estos seres se reproducen sexualmente, y otros asexualmente. En algunos existen ambos métodos de reproducción. Las algas pluricelulares presentan a menudo alternancia de generaciones. No existe embrión en ningún caso.

Clasificación: dentro de los Protistas se distinguen tres grandes grupos: Protozoos, Algas Unicelulares y Hongos Unicelulares, que a su vez se subdividen de la siguiente manera (se incluyen los grupos más representativos):


Ilustración de célula eucariota. Todos los protistas están formados por este tipo de célula.

PROTOZOOS

El término Protozoo es de origen griego (proto=primero, zoo=animal) lo que permite vislumbrar cómo desde sus orígenes las clasificaciones se basaban en distinguir lo ‘animal’ de lo ‘vegetal’. De este modo, los Protozoos eran las formas más sencillas de animales.

Son organismos microscópicos, unicelulares, eucariotas que pueden medir, como máximo, un centímetro. Algunos son autótrofos, realizan la fotosíntesis; y otros son heterótrofos, se alimentan por absorción. Viven en ambientes húmedos o en medios acuáticos, tanto en aguas saladas como en aguas dulces.

Protozoos Flagelados o mastigóforos: están provistos de uno o varios flagelos que les permiten moverse. Los flagelos son estructuras que con movimientos a modo de látigos permiten el desplazamiento de los organismos.

Protozoos Esporozoos: comprenden a un grupo de organismos parásitos que carecen de órganos de locomoción y se reproducen por esporulación (división múltiple). Uno de sus representantes más conocidos es el Plasmodio, el causante de la malaria.

Protozoos Rizópodos: presentan la particularidad de desplazarse por medio de pseudópodos, son proyecciones del citoplasma (contenido celular) que generan apéndices temporales. Estos pseudópodos les permiten desplazarse en una dirección y arrastrar con ellos al resto de la célula. Utilizan también estos pseudópodos para capturar su alimento, englobándolo en su interior mediante un proceso llamado fagocitosis.

Protozoos Ciliados: se caracterizan por presentar un cuerpo rodeado de cilios, filamentos cortos, muy numerosos que permiten el desplazamiento de la célula. El representante más conocido es el Paramecio.

La malaria



Es una enfermedad parasitaria que se transmite de un humano a otro por la picadura de mosquitos anófeles infectados. También se la conoce como paludismo y se trata de una de las enfermedades más antiguas. Luego de la picadura, los parásitos (llamados esporozoítos) circulan por el torrente sanguíneo hasta el hígado, donde maduran y producen otra forma, los merozoítos. Estos últimos infectan los glóbulos rojos. Entre los síntomas de la malaria se destacan la fiebre, las cefaleas y los vómitos, que generalmente aparecen 10 a 15 días después de la picadura del mosquito. En caso que no se trate, se pone en peligro la vida del paciente en poco tiempo, ya que altera el aporte de sangre a órganos vitales.

ALGAS UNICELULARES

Son estrictamente acuáticos y particularmente abundantes en las superficies de los océanos y aguas continentales donde abunda la luz. Se encuentran habitualmente flotando o fijas a sustratos vegetales o a rocas cerca de la superficie de océanos y aguas continentales. Son capaces de realizar fotosíntesis. Pueden ser inmóviles o presentar movimientos mediados por flagelos. Junto con pequeños invertebrados y larvas de animales de mayor tamaño forman el plancton.

Euglenofitas: son seres unicelulares de agua dulce. Tienen un solo flagelo mediante el cual se mueven y reproducen. Algunos son fotosintéticos y otros heterótrofos.

Crisófitas: son organismos fotosintéticos pardo-amarillentos debido a la presencia de un pigmento denominado fucoxantina. Dentro de este grupo se encuentran las Diatomeas que resultan muy importantes para la industria por la cantidad de sílice que producen, sustancia que es utilizada en la elaboración de espesantes, pinturas y pastas de dientes entre otros.

Dinoflagelados: su nombre proviene del griego dinos, girar y del latín, flagellum, látigo; reciben este nombre porque su estructura es parecida a un látigo llamada flagelo la cual emplean para la locomoción. Estos microorganismos son unicelulares, aunque pueden formar colonias. Son el segundo grupo más importante del plancton. Pueden reproducirse con gran rapidez, aumentando la población en forma inmediata; de hecho, ciertas especies mediante este crecimiento exponencial, forman las mareas rojas que matan a los peces y contaminan a los mariscos.

Clorofitas: son algas con un intenso color verde producto de la presencia de clorofila a y b. Los individuos de este grupo viven en diferentes entornos, incluso en aguas dulces, hábitats marinos y árboles.


Algas pardas luminarias.

Los protozoos en el plancton


El plancton es un conjunto de microorganismos que flotan en aguas saladas o dulces. Si bien no se lo puede distinguir fácilmente, la cantidad de plancton suspendido en el agua puede ser muy grande y su diversidad logra muchas veces superar la diversidad en los ecosistemas terrestres.

Lo podrías observar con un microscopio y descubrir que los protistas son el principal componente. La mayoría de las especies mide menos de un milímetro, otras, en cambio, son más grandes, como los sifonóforos, ctenóforos y medusas acalefas.

Estos seres son de suma importancia en la vida marina puesto que son la base de la cadena alimenticia oceánica. Además produce la mitad del oxígeno que circula en el planeta.

Marea Roja



Es un fenómeno natural, causado por una excesiva proliferación de microalgas (específicamente dinoflagelados) que forman el plancton. Éstas generan altas concentraciones de toxinas que repercuten en el ser humano cuando éste ingiere moluscos que acumularon dicho veneno. Lo llamativo es que los moluscos contaminados no sufren ningún tipo de alteración en el color, olor o sabor por lo que sólo se detecta la toxicidad tras un análisis. La aparición de este fenómeno se ve favorecido por diferentes condiciones, tales como ausencia de vientos, la contaminación producida por el hombre, la alta temperatura o presencia de ciertas sustancias orgánicas en el agua. Su desaparición, por lo general repentina, se relaciona con distintos factores tales como el agotamiento de nutrientes u oxígeno y la depredación.

HONGOS UNICELULARES


Ilustración del ciclo de reproducción del moho de fango.

Los hongos unicelulares, también conocidos como mohos, han sido clasificados dentro de los protistas por sus similitudes con las amebas. La mayoría están adaptados a los ambientes húmedos, fríos y sombreados.

Mixomicetes: son organismos unicelulares que se encuentran distribuidos por todo el mundo. Se alimentan de bacterias, materia orgánica, esporas de otros hongos y levaduras. Es un grupo que presenta controversias respecto a su clasificación ya que presenta caracteres de hongos y de animales. Los consideran animales debido a sus células ameboides (móviles) y a que su nutrición se realiza por fagocitosis (proceso mediante el cual las células capturan microorganismos o partículas para nutrirse). Al mismo tiempo se los considera hongos por su capacidad de producir esporas (célula reproductora producida por ciertos hongos), por presentar una pared celular con celulosa o quitina y por no realizar fotosíntesis.

Oomicetes: el término significa ‘hongo huevo’, haciendo referencia a una estructura grande y esférica llamada oogonio, que contiene los gametos femeninos. En este grupo encontramos especies tanto saprófitas como parásitas, en su mayoría vinculadas con el medio acuático. Los parásitos afectan a plantas y animales acuáticos. Pero también existen parásitos de plantas vasculares que ejercen un impacto perjudicial a especies de interés agrícola. Ejemplo: los oomicetes del género Phytophthora abarca a muchas especies que son específicas de las plantas que atacan: tomates, papas, robles, cocoteros, pinos, etc.

Plasmodioforomicotes: son parásitos que normalmente se desarrollan en el interior de las células vegetales produciendo una infección en el tejido parasitado. Junto con esta infección, generalmente se forma un engrosamiento de este tejido. Entre las enfermedades provocadas por estos organismos están la hernia de la col y la roña de la papa, causadas principalmente por especies de los géneros Plasmodiophora y Spongospora.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130