TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Hábitos saludables



Los promotores o educadores para la salud tienen como objetivo difundir los hábitos saludables y aquellas condiciones que generan una mayor y mejor calidad de vida. Diversos organismos internacionales incluyen programas para el desarrollo de una vida sana.

Se llaman hábitos saludables a aquellas acciones que los especialistas de la medicina recomiendan implementar para mantener una óptima salud. En las instituciones educativas, desde temprana edad, se instruye a los alumnos en este tema para que vayan adquiriendo conocimiento sobre la prevención de enfermedades y las acciones que contribuyen al bienestar físico.

Durante los últimos años, la medicina no sólo se preocupó por el estudio y el tratamiento de las enfermedades transmisibles, sino también por su prevención y por llevar a cabo campañas de promoción a fin de hacer llegar información en la materia a la población. Al respecto, la medicina preventiva fue definida por Leavell y Clark como la ciencia y el arte de prevenir la enfermedad, prolongar la vida y promover la salud física y mental.

A continuación agrupamos los hábitos saludables en cuatro grandes grupos: higiene, descanso, alimentación y actividad física.

Higiene

Todos los ambientes en los cuales permanece una persona deben reunir condiciones higiénicas tales como aireación suficiente, ausencia de humedad y polvo, sistema de eliminación de aguas, entre otras. Asimismo también es importante la higiene personal:

- La piel es una de las primeras barreras del organismo y lo protege de las agresiones del medio, es además un órgano de relación porque en ella está el sentido del tacto.

- Las manos y uñas deben ser lavadas al levantarse de la cama, antes de manipular alimentos, después de tocar animales y cada vez que se ensucien al realizar algún trabajo en particular. Las uñas merecen especial atención ya que se acumula suicidad debajo de ellas con gran facilidad. Por ello es necesario limpiarlas con un cepillo y mantenerlas cortas.

- Una ducha diaria permite mantener el cuerpo limpio evitando los olores naturales producto del sudor. A su vez contribuye a evitar los gérmenes y bacterias de la piel, especialmente en verano.

Para la realización de una buena limpieza del cabello es conveniente enjabonarlo y friccionar con la punta de los dedos (pero no con las uñas) de manera prolongada y luego enjuagarlo.

- La higiene bucodental es fundamental para combatir las bacterias responsables de las caries. Alrededor de los seis meses, cuando aparecen los primeros dientes, es conveniente empezar a cuidarlos de acuerdo a las indicaciones médicas.

- Las orejas deben limpiarse diariamente para eliminar sus secreciones, pero evitando la introducción de palillos, bastoncillos de algodón, y otros elementos en el conducto auditivo, ya que esto facilita la formación de tapones de cera y puede dañar fácilmente el conducto, e incluso perforar el tímpano.

Descanso

Respetar las horas de sueño es esencial para mantener la buena salud y el bienestar emocional porque permite que nuestro cuerpo recobre energía, regenere células y repare tejidos. Por el contrario, cuando el descanso es deficiente y este hábito se da con frecuencia, pueden aparecer alteraciones en el estado de ánimo como irritabilidad y depresión, además de causar problemas de memoria y disminución del rendimiento intelectual.

- La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que un adulto debe dormir entre 7 y 8 horas para mantener un óptimo estado físico, emocional y mental.

- Para evitar tener inconvenientes a la hora de inducir el sueño, es recomendable ducharse con agua tibia y realizar actividades tranquilas antes de irse a la cama, evitar el consumo de sustancias que activen nuestro sistema nervioso tales como cafeína, alcohol y tabaco. También se debe respetar el horario regular de sueño, pues contribuye a que el cuerpo tenga un ritmo biológico estable.

En el caso que se sigan las recomendaciones básicas y no se obtengan buenos resultados, es necesario consultar con un especialista que pueda evaluar bien las posibles causas e indique el tratamiento adecuado para el caso en particular.

Fumar es perjudicial para la salud



El tabaquismo es uno de los problemas más graves desde el punto de vista sanitario en los países industrializados, ya que constituye la primera causa de enfermedad y muerte prematura que pueden ser evitadas. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaquismo es responsable de un 90% de los casos de cáncer de pulmón, de un 75% de los casos de bronquitis crónica y de un 25% de los casos de enfermedad coronaria. Cabe añadir que estos trastornos figuran entre las causas más frecuentes de muerte en estos países.

Alimentación

Una buena alimentación es garantía de una buena salud e influye positivamente en todas las actividades de la persona, entre ellas el estudio.

- La alimentación tiene que ser rica en proteínas (carne, pescado, fruta, verdura, leche) y vitaminas, sobre todo A, B, C y D, y sales minerales, como el calcio, el hierro y el fósforo. La base de una alimentación saludable es consumir en forma equilibrada todos los alimentos disponibles.

- La pirámide nutricional es un gráfico en el que se representa la cantidad de alimento que se debería consumir de cada categoría. En la base se sitúan los alimentos que se deben ingerir más a menudo y en mayor cantidad: hidratos de carbono complejos, féculas (pasta, pan, cereales, etc.). En los escalones centrales están las hortalizas, las verduras, las legumbres y las frutas que aportan vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Por último, los alimentos representados en la cúspide, son los que se deben consumir con más moderación, por ser ricos en grasas saturadas y lípidos.

- ¡Desayunar es importante! Los nutricionistas aconsejan que esta sea la comida más fuerte ya que brinda la energía necesaria para comenzar el día. Un niño que asiste al colegio sin desayunar correctamente tiene dificultades de concentración y memoria, o también puede sentirse cansado y nervioso.

- El consumo de alcohol, tabaco o drogas, afecta físicamente al organismo, reduciendo el rendimiento, la concentración, la memoria y todas las facultades mentales. En general, todas las drogas tienen efectos nocivos sobre la salud, pues afectan directamente al cerebro y al sistema nervioso central, hasta el punto de que pueden crear estados de desequilibrio, alucinatorios y de euforia temporal.

Actividad física

Practicar una actividad física en forma regular y controlada en función de la edad y las características físicas de cada persona, produce un mayor riego sanguíneo y una oxigenación adecuada del cerebro, mejora la respiración, proporciona más relajación, más energías y más concentración, y libera las toxinas del cuerpo. Asimismo, mejora sensiblemente el índice de masa corporal (relación entre peso y estatura) de los niños e incrementa su rendimiento escolar.

Por el contrario, la falta de ejercicio puede acarrear los siguientes problemas:

  • Aumento de peso, al ingerir más calorías de las que se gastan.
  • Nerviosismo, provocado por la falta de esparcimiento.
  • Desconcentración, producida por la mala oxigenación de los pulmones, la falta de sueño, la contaminación, la ansiedad, etc.
  • Enfermedades causadas por la falta de movilidad y desarrollo de posturas inadecuadas, como tendinitis, cefaleas, dolores de espalda y de cuello, etc.

Cómo crear nuevos hábitos saludables



Muchas personas conocen cuáles son los hábitos saludables que se deben implementar, sin embargo por una cuestión u otra no consiguen hacerlo en forma prolongada. Para conseguirlo es fundamental la organización y la implementación de metas.
Puntualmente en relación a la alimentación y la actividad física, los buenos hábitos se pueden corromper por falta de tiempo. Por eso, es conveniente pensar: ¿Cómo vamos a organizar las comidas? ¿Qué días realizaremos actividad física y a qué hora?
Durante la organización se debe preveer el modo de compensar alguna actividad en el caso que surja algún imprevisto. De lo contrario, puede aparecer la frustración al no conseguir cumplir con las metas propuestas. Asimismo es aconsejable no alterar la rutina de la noche a la mañana. Es preferible poner en marcha dos o tres pequeños cambios, y esperar a que estén integrados para pasar a los siguientes.
Con respecto a los niños, hay que tener en cuenta que ellos aprenden y copian lo que ven. Por tanto, compartir con ellos un plato saludable, una actividad física, el momento de cepillado de dientes, la lectura de un libro, etc. permite que los adultos puedan enseñarles sobre los buenos hábitos y al mismo tiempo interactuar con ellos a fin de conocer sus preocupaciones e intereses.
Al momento de marcar una conducta incorrecta en un niño se deben evitar frases frustrantes como "no comas golosinas ahora", "te vas a poner gordo", "lavate ya los dientes", entre otras. Este tipo de mensajes imperativos producen ansiedad y enojo en el niño generando un efecto contrario. Por ello, se debe educar con mensajes positivos y explicando qué es lo conveniente y por qué. Por ejemplo: "sabías que las bacterias en la boca generan un ácido que pueden dañar tus dientes", "estas manzanas están deliciosas, vamos a probarlas", "estás muy lindo".



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130