PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Trixie Smith, una de las primeras figuras en mencionar el término “rock and roll” en su música, y una de las voces más talentosas del blues de los ´20.
En 1931, el instrumental de jazz “Rockin´in Rythm” de Duke Ellington plantea el uso de la expresión rock, asociándolo a la música.
A pesar de tratarse de una figura fundamental para la historia del rock, lo cierto es que la figura de Alan Freed será más recordada por el escándalo del pedido de pago para emitir música, antes que por su creatividad.
Elvis Presley
Portada psicodélica del disco Are you experienced?, de Jimi Hendrix Experience, diseñada por Karl Ferris.
Logotipo de MTV desde su inicio en 1981 con la transmisión del video de The Buggles “Video killed the radio star” hasta el 2010.

ROCK: ORIGEN Y PERMANENCIA



Este género musical que vive entre nosotros y que ha tenido una evolución constante es también el movilizador de una cultura que ha marcado el siglo XX y continúa haciéndolo en el XXI. El rock, mucho más que canciones.

Hablar de la música rock ya es, de por sí, algo sobre lo cual quizá sobren las palabras. Vivimos escuchando esta música en la radio, vemos los clips en la televisión, tenemos algún DVD para deleitarnos con nuestra banda favorita si no hemos tenido la suerte de verla en vivo y poseemos más de un CD que atesoramos como si fuera parte de nuestra personalidad. Todos tenemos alguna idea propia de la música rock porque prácticamente vivimos inmersos en ella como cultura. Pero el rock no siempre fue lo que conocemos actualmente y, de generación en generación, el concepto se abrió a nuevas influencias musicales que a menudo van acompañadas de verdaderas revoluciones. Aquí conoceremos un poco su vasta historia y los subgéneros que atraviesa en cada una de sus fases hasta llegar a la actualidad.

La prehistoria del rock

La historia oficial del rock nos dice que su origen se traza a finales de la década del ´40 y comienzos de los ´50, pero poco se sabe que para llegar a esa instancia hubo una serie de cambios en la industria musical que posibilitaron esto. De hecho, el término mismo que da origen al género resulta mucho más antiguo y se encuentra referenciado tanto en el blues como en el jazz. La expresión rock and roll es aún más antigua y era utilizada por los marineros para describir el movimiento del barco en el siglo XVII, siendo una descripción del balanceo que se provocaba en el océano.

Con el paso del tiempo esta expresión adquirió un carácter ambiguo: se refirió tanto al desplazamiento pasional que provoca la fe como al sexo, dos temas que están íntimamente ligados a las letras del rock y el blues en sus orígenes. De hecho, es esta ambigüedad la que lleva a la primera utilización de ambas palabras combinadas en la misma oración, con la canción de 1922 “My man rocks me (with one steady roll)”, de la cantante de blues Trixie Smith (1895-1943). Si bien musicalmente está bastante lejos de lo que conocemos como rock and roll, el hecho de que se utilizara el término 4 años antes del nacimiento de Chuck Berry indica que el espíritu del género se encontraba mucho antes de su explosión en los años ´50.

Figuras fundamentales del jazz como Duke Ellington, Chick Webb, Ella Fitzgerald y Bing Crosby hicieron mención al rock and roll en su música, como un elemento cultural asociado a la expresión que ya había utilizado Trixie Smith en los años ´20. Hacia la década del ´40 el término ya era ampliamente utilizado en los medios especializados y las radios, alcanzando éxitos considerables como el del cantante de blues Roy Brown con la canción “Good rocking tonight”, de 1947. La evolución de la técnica y el estilo tanto en el jazz como en el blues, además de los adelantos tecnológicos en torno a los instrumentos y las grabaciones, facilitaron la aparición de un incipiente mercado musical que, a pesar de la crisis de Wall Street en la década del ´30, fue ganando cada vez más adeptos a pesar de, por supuesto, aún no llamarse rock and roll. Por otro lado, tampoco tenía una identidad musical definida, sino que se trataba de algunos elementos que explotaban tanto músicos de jazz como del blues o el country en algunas de sus composiciones o letras. Pero la primera revolución del rock no se dio a través de un músico sino que fue obra de un disc jockey de Cleveland, Alan Freed (1921 – 1965), que dio a conocer en su programa de radio aquellas canciones de rythm and blues, blues y country que él entendía como rock and roll, presentándolas bajo una misma denominación. De esta forma logró dar a conocer está música considerada “música racial” y limitada a determinados sectores, a un público blanco más amplio que hasta el momento solo se había refugiado en el pop y las baladas.

Rock and roll

Pero serían los años ´50 donde se afirmaría el rock. En sus comienzos se llevaron a cabo numerosos cambios en la forma de escuchar música, con el sencillo de 45 RPM, el álbum de 33 y 1/3 RPM y las jukeboxes (o fonolas) adaptadas a los nuevos formatos, sonando en los nuevos salones.

La cruza entre distintos géneros como el blues, el boogie, el jazz, el gospel, el rythm and blues y el country dieron lugar a que Freed gestara la noción de rock and roll a través de su popular radio. Por otro lado, las canciones del rythm and blues comienzan a escalar en la popularidad de los charts de música pop, oponiéndose a la solemnidad de músicos como Doris Day o Nat King Cole. En 1953 Bill Haley and His Comets logra ubicar la que es considerada la primera canción de rock and roll en los charts con “Crazy man crazy”, compartiendo espacio con músicos del rythm and blues que también resultaban una novedad.


“Rock around the clock”, de Bill Haley, continúa siendo al día de hoy uno de los temas más icónicos de lo que representa el rock.

Pero la auténtica revolución llegará en el año 1955 con el hit “Rock around the clock”, tema que inmortalizará definitivamente a Bill Haley y pondrá en escena al género. Por otro lado, músicos de la talla de Chuck Berry y Little Richard, asociados tradicionalmente al ryhtm and blues, pasan a ser considerados como parte del rock and roll, principalmente por hits como “Johnny B. Goode” (1958). En esta década también surgirá la figura estelar de Elvis Presley, el “Rey” (1935–1977), auténtica leyenda del rock que con su hit “Heartbreak hotel” en 1956 iniciará una trayectoria que en su cúspide contara con 9 hits al mismo tiempo en el Top 100. Sin embargo, los ´50 también se destacarán por una tragedia conocida como “el día que murió la música”. En esa ocasión tres de los músicos más recordados de la historia del rock and roll, Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Booper murieron en un accidente aéreo que ocurrió el 3 de febrero de 1959 en Iowa.


Cúspide y declive del rock de los ´50: El éxito de Elvis Presley fue opacado tras ser reclutado por el ejército en 1958, mientras que en 1959 morían 3 de las estrellas más populares en un trágico accidente: Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Booper.

La revolución de los sesenta

Durante la década del ´60 el rock madura como género, encontrando una identidad definida que dominará los charts de todo el mundo. Al inextinguible estrellato de Elvis se suma una nueva diversificación de la música a raíz de la reaparición de la música folk, la técnica del “muro de sonido” creada por Phil Spector, los grupos femeninos y la música asociada al surf, cuyo principal representante será el surf rock con los The Beach Boys a la cabeza.


A menudo reconocidos como el mejor grupo de rock de Estados Unidos, tras su etapa cercana al rock and roll incursionarán en la psicodelia con Petsounds.

Los sellos más importantes, como Motown, Stax o Atlantic en Estados Unidos, que ya cuentan con algunas de las estrellas más populares del rock and roll de los ´50, tienen ahora que disputar los charts con nuevas figuras que surgen del otro lado del océano. Influenciados por el rock y el blues que se había originado en Estados Unidos, surgen en Gran Bretaña algunas de las bandas más importantes de la historia de este género: The Beatles, The Rolling Stones, The Animals, The Kinks y The Who. Al mismo tiempo, Estados Unidos se ve influenciada por esta visión británica del rock, imitando el sonido de las garaje bands que surgían allí.


Reconocidos como la “Santísima Trinidad del Rock and Roll”, The Beatles (arriba), The Rolling Stones (izq.) y The Who (abajo) marcaron el destino musical de Gran Bretaña en la década del ´60.

Pero los ´60 no solo fue una etapa de cambios musicales. Los cambios sociales surgidos en estos años darán lugar a letras que se irán alejando de las canciones románticas, para dar espacio a problemáticas sociales y posiciones políticas. El movimiento hippie encontrará su identidad en la música psicodélica, que en el caso del rock dará lugar al rock psicodélico, subgénero del cual Pink Floyd será uno de sus máximos exponentes. En la radio los hits encontrarán en el bubblegum rock una nueva vertiente musical que apuntaba, esencialmente, a una audiencia adolescente y preadolescente, con temas como “Sugar, sugar”, de The Archies. También se da origen al heavy metal, una música con mayor intensidad que tomará elementos del blues rock y el folk rock, con bandas como The Jimi Hendrix Experience, Steppenwolf o King Crimson.

Sobre finales de los ´60 comienzan a surgir los festivales de rock, siendo el caso más importante el de Woodstock en 1969. Esta nueva forma de difusión musical acompañará al surgimiento de la televisión como una herramienta para que las bandas alcancen una mayor popularidad. Sin lugar a dudas, The Beatles es la banda que logra en esta década dominar los charts, alcanzando los records que Elvis Presley había logrado en los ´50.

La década de la experimentación

Si bien The Beatles se separó en 1970, los cuatro miembros tuvieron éxito en cada uno de los proyectos que emprendieron. Durante los primeros años de la década ocurren las muertes de figuras musicales que marcaron los ´60 y dejaron un importante legado musical como Jimi Hendrix, Jim Morrison o Janis Joplin. La música psicodélica comienza a declinar para dar lugar a expresiones más barrocas y experimentales como el rock progresivo o el ya mencionado heavy metal. Las grandes bandas comienzan a hacer presentaciones masivas en grandes estadios, saliendo de los clubes y los teatros a los que estaban habituados. The Rolling Stones, Pink Floyd, The Who o Led Zeppelin lograron las mayores convocatorias, transformándose en íconos del estrellato.


Abandonando su etapa psicodélica a comienzos de los ´70, Pink Floyd logra consagrarse con The dark side of the moon (1973) y Wish you were here (1975), transformándose en una banda masiva de estadios.

Las diferencias musicales abrirán la brecha entre las radios de chart populares para adolescentes (por lo general Top 40) de las radios destinadas a un público más adulto, haciendo foco en el disco antes que en el hit musical. También surge el casete como una alternativa doméstica más práctica para escuchar música, lo cual otorgará una ampliación en el mercado y dará lugar a nuevas audiencias buscando nuevos géneros. Es producto de esto que surgirán tendencias como el glam rock, que tiene en figuras como David Bowie o bandas como Roxy Music sus mejores representantes. El avance mastodóntico de las grandes bandas que tocaban en estadios y la complejidad del rock progresivo llevarán a una nueva expresión musical que nace como reacción a esto: el punk rock. De esta forma se volvía al garage rock de los ´60 y a la composición de canciones breves, de 2 o 3 minutos, que en sus inicios tenían en su pedestal a bandas como The Sex Pistols, The Ramones y The Clash. En los últimos años de esta década surgen subgéneros como la New Waveo el Adult Oriented Rock (AOR), que incorporan como avance los sintetizadores.


Como reacción al tono solemne del rock progresivo, el punk con The Sex Pistols a la cabeza gana público con letras desafiantes y composiciones simples y enérgicas.

De los sintetizadores al grunge

Si bien la televisión había tenido un papel preponderante en la difusión de bandas a través de distintos programas, lo cierto es que el nacimiento de canales musicales como MTV dio lugar a nuevas formas de difusión y a la presencia de una mayor diversidad musical que ahora podía contar con un poderoso aparato de marketing. En esta década resurgirá el Heavy Metal, pero con una mayor incorporación de teclados que lo encontrará en algunos puntos con el glam rock. Sin embargo, los ochenta verán el surgimiento de otras tendencias a raíz del sintetizador, como la new wave, los primeros pasos de la electrónica o el tecno, además de dar mayor espacio al pop con ídolos como Michael Jackson o Madonna. Esto es lo que llevará a una reacción desde nuevos subgéneros más pesados como el trash metal (Metallica), el hardcore (Bad Religion) o el industrial (Skinny Puppy).


Metallica, uno de los “cuatro grandes” del trash metal, y una de las bandas de rock más importantes de los últimos 30 años.

Sin embargo, antes desde lo cultural que desde lo musical, se comenzaba a gestar una reacción distinta sobre finales de los ochenta. Planteado como rock alternativo, se trataba de bandas con una identidad definida desde círculos marginales, que abrevaban en distintos géneros y que llamaban a la ruptura de melodías y géneros, la distorsión de la guitarra y letras que apelaban a transgredir los límites del sistema y el inconformismo. Es así que una tendencia underground que comenzaba a gestarse en los 80´s con bandas como R.E.M, encontró su explosión en los 90´s a raíz del estallido del grunge, subgénero alternativo que, irónicamente, terminó afirmándose en la escena popular gracias a bandas como Nirvana, Pearl Jam o Alice in chains. Por su parte, el heavy metal se verá influenciado por distintas tendencias musicales como el rap (el rapcore de Deftones) o el industrial (dando lugar al rock industrial de Nine Inch Nails). Estas nuevas tendencias musicales impactarán en Gran Bretaña con un rock alternativo sofisticado, el Brit pop de bandas como Oasis, Blur o The Pulp, o la continuidad del alternativo con propuestas barrocas como Radiohead, que tendrán un peso fundamental en las bandas del nuevo milenio.


Vertientes del rock alternativo: Mientras en Estados Unidos ganaba fuerza con el grunge de bandas como Nirvana o Pearl Jam (izq.), en el Reino Unido comenzaba a gestarse el Brit pop de la mano de Oasis o Blur (arriba). Por su parte, Radiohead iniciará desde esta tradición para irse abriendo a la experimentación, resultando en una de las bandas más influyentes del siglo XXI (abajo).



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130