PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Retrato de Karl Marx, filósofo ruso que estudió la doctrina social y utópica.
La justicia y la igualdad social son las bases del movimiento cooperativista.
Organización empresarial: en un primer orden el jefe, en segundo orden los trabajadores según el cargo que ocupen.

¿SABÍAS QUÉ...?
El 6 de julio de cada año se celebra el Día Internacional de las Cooperativas, esto con motivo de la creación del primer movimiento cooperativo en el poblado de Rochdale, Inglaterra.

¿SABÍAS QUÉ...?
La vieja bandera del movimiento cooperativo internacional, emblema desde 1995 estaba representada por los 7 colores del arco iris, que simbolizaron la diversidad y la esperanza.

El cooperativismo



Desde los orígenes de la humanidad, el hombre ha comprendido que si se organizaba y compartía ideales con otros individuos, no sólo iba a establecer mejores recursos y beneficios, sino también iba a incrementar su rendimiento a la hora de la caza y la recolección, e iba a aumentar su capacidad de utilización de todo aquello que había sido obtenido de sus expediciones. Es por ello que las sociedades primitivas se organizaron en agrupaciones como tribus, por ejemplo. Fue así que se gestó una progresiva y constante evolución que estableció distintas redes de intercambio y cooperación que derivaron en lo que posteriormente fue el comercio. Esto llevó, posteriormente con el paso de los años, a la creación de organizaciones como las pequeñas y medianas empresas que solemos ver en la actualidad.

El cooperativismo surge como una gran alternativa dentro de la filosofía del trabajo solidario, ayuda mutua y moral del hombre. Fue en el año 1844, cuando 27 hombres y una mujer se organizaron y conformaron la primera cooperativa en Inglaterra; luego, de este modelo económico social productivo se originaron múltiples movimientos cooperativos en el mundo. Asimismo nació la necesidad de crear y establecer fundamentos filosóficos, doctrinarios y operativos para las empresas productivas en la actualidad.


La clave del cooperativismo, es el trabajo en equipo.

Robert Owen es considerado el creador de las bases del movimiento cooperativo. Fue él quien en un primer momento buscó promover una sociedad mejor desde su posición como empresario-socialista utópico. Su gestión contribuyó a la creación de experimentos innovadores, teniendo como resultados mejoras sustanciales inmediatas para los trabajadores: elevó sus salarios, estableció las bases de la seguridad social y facilitó a los obreros condiciones dignas y confortables de vivienda, sanidad y educación.

La educación, para Owen, fue un elemento esencial para sentar las bases del movimiento cooperativista, ya que consideraba a la misma como el mejor instrumento para erradicar los flagelos sociales como la delincuencia y establecer las bases de la justicia e igualdad social.

Las metodologías de trabajo que encontramos en el mundo moderno tienen como principio universal el cooperar para poder producir. EL sentido de la igualdad para todos los integrantes de la empresa u cooperativa es visto sin ningún orden jerárquico, es decir, no se establecen divisiones entre los integrantes, por el contrario todos poseen el mismo grado de relevancia. Esto se diferencia de la organización sumatoria de las empresas contemporáneas donde el jefe o gerente es el que ocupa el cargo más alto, mientras que los trabajadores ocupan un segundo orden en la pirámide organizativa empresarial.

El cooperativismo apunta a que exista legalmente una igualdad de condiciones laborales para todos los trabajadores. En el caso de una compañía o comercio cooperativo donde no está reflejado el orden jerárquico en base a la capacidad organizativa de sus integrantes, todos los trabajadores son considerados jefes o gerentes de la organización, a diferencia de la organización empresarial y ejecutiva formal.


El cooperativismo apunta a que todos los integrantes sean considerados jefes, y tengan voz.

En una organización cooperativa, todos los integrantes deberían tener acceso a los mismos beneficios económicos. Además, todos deben contar con la misma capacidad de reacción y poder de decisión, el cual se ejerce a través de las asambleas o reuniones de carácter democrático.


En el cooperativismo, las decisiones se toman de forma colectiva.

El cooperativismo ¿qué es?

Múltiples autores definen el cooperativismo como una doctrina socio-económica que tiene como objetivo principal promover la organización de las personas para satisfacer sus necesidades y encontrar igualdad de condiciones y derechos. El cooperativismo resulta así una herramienta de gran importancia que permite a las comunidades y grupos sociales la participación protagónica igualitaria para lograr un bien común.

Por otra parte, podemos decir que las cooperativas buscan desarrollar en el hombre cualidades como el valor de la cooperación, la igualdad entre individuos, la justicia, el respeto y el trabajo en conjunto.

El objetivo principal de esta doctrina es alcanzar el bienestar social de todos los que integren las organizaciones cooperativas. Las organizaciones no gubernamentales, sociales, ambientales, artísticas y de otra índole se encuentran en la búsqueda constante de integrar miembros a sus organizaciones que deseen establecer uniones fuertes, que puedan impulsar los objetivos y metas de la organización. La difusión y orientación es otro aspecto de suma importancia, ya que sin la orientación adecuada se desvirtúan los fines del trabajo en equipo.


El desarrollo sustentable dentro del cooperativismo, conjuga a los hombres, la economía y la ecología en una relación equilibrada.

El cooperativismo establece las relaciones sociales como base del desarrollo sustentable. El alcance y evolución progresista de las relaciones van a depender del orden que le confiera la organización. A pesar de no compartir la estructura jerárquica tradicional, las cooperativas también deben definir, al igual que las empresas, su objeto o razón social.

Los fines de esta doctrina van a depender del manejo de los objetivos y los alcances sociales de la misma. A través del siguiente cuadro explicaremos la relación del cooperativismo, conformación de cooperativas y evolución productiva sustentable:

Tipos de cooperativismo

Existen diversos tipos de cooperativismo.

Cooperativa de producción de bienes y servicios: Consiste en organizar a un grupo de personas con un mismo oficio y fin común, que se valen de sus propios medios y crean productos para la venta, distribuyendo de forma igualitaria las ganancias. Este tipo de cooperativas tienen como finalidad la producción y prestación de servicios tales como: producción industrial, artesanal, minera, agropecuaria, pesquera, transporte, diversos servicios del hogar, entre otras actividades que son demandadas por instituciones o grupos de personas.

Cooperativa de producción industrial: Este tipo de cooperación tiene como objetivo transformar materia prima en bienes mediante la transformación tecnológica industrial. Ejemplo de ello son las cooperativas lácteas (producción de leche, yogurt y sus derivados), cooperativas de carpinterías, entre otras.

Cooperativa de producción agrícola: Está sumamente relacionada con el trabajo de la tierra (agricultura).

Cooperativa de producción de servicios: Son aquellas empresas encargadas de prestar servicios a la comunidad en diversas áreas, transporte, reparaciones, mantenimiento, recolección de basura, jardinería, distribución de alimentos, entre otras.

Cooperativa de consumo de bienes y servicios: En este tipo de cooperativismo engloba dos tipos de organización corporativa, la primera es la cooperativa de consumo que tiene como objetivo satisfacer económicamente las necesidades de sus miembros. Mientras que la segunda es de ahorro y préstamo, se da por medio de la mejora de los servicios de compra y venta de artículos de cualquier tipo.


Las cooperativas de producción agrícola trabajan en el labrado de la tierra para el desarrollo social y económico.

Principios del cooperativismo

Los principios de la teoría cooperativista parten del conjunto de valores aprobados por la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) en 1995, sin embargo para algunos autores la doctrina cooperativista va más allá del progreso económico y social. A continuación los principios universales del cooperativismo:

Ayuda mutua: Se percibe cuando dos o más personas se ayudan entre sí para lograr sus metas, tanto grupales como individuales.

Responsabilidad: Es uno de los más importantes y cada individuo debe responder por sus propios actos.

Democracia: En el cooperativismo hay democracia cuando los y las asociadas mantienen el control de su organización.

Igualdad: Ofrecer el mismo trato y condiciones para todos y todas las personas que integran la cooperativa.

Equidad: La equidad es la noción de justicia de dar a cada individuo lo que se merece.

Solidaridad: Propone el apoyo mutuo, donde la felicidad colectiva forma parte de la personal.

Honestidad: Una persona honesta es incapaz de defraudar, estafar o tomar lo que no le pertenece.

Transparencia: En una cooperativa para que exista la transparencia los asociados deben mantener sus objetivos y finalidades de forma clara, veraz y oportuna.

Responsabilidad social: Se vincula con el compromiso al desarrollo de la comunidad.

Preocupación por los demás: Hasta no haber logrado el bienestar de la organización cooperativa y sus asociados, esta permanecerá en la búsqueda constante de la satisfacción de todos y todas.


La solidaridad dentro del cooperativismo propone el apoyo mutuo.



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130