TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

El Estado tiene como objetivo primordial hacer cumplir todas y cada una de las leyes que regulen el funcionamiento organizacional del territorio.
Las fronteras son límites físicos o políticos. Su finalidad es preservar los límites originarios de cada región.

LA NACIÓN



La nación constituye un conjunto de elementos que conforman el entorno en el que vivimos, un conglomerado de relaciones étnico-político-culturales, de diversos orígenes y procesos históricos-sociales. El entendimiento y concepción de nación está sumamente relacionado con la comunidad, las asociaciones sociales con un fin o relación en particular. El término nación ya se usaba en la Edad Media, pero sin ninguna apreciación sociopolítica. Sólo a partir del siglo XVIII comenzó a tener un significado político, y es allí cuando comienzan a diferenciarse las concepciones de Nación y Estado por separado.


Las naciones siempre están en búsqueda del bienestar de su grupo social. La permanencia colectiva es uno de los aspectos que denota el sentimiento de arraigo de las sociedades hacia una nación en particular.

En términos generales una nación podría ser definida y comprendida como la combinación entre el territorio, las costumbres y tradiciones de un grupo de individuos en particular. Todos aquellos componentes son de notable relevancia a la hora de establecer identidades tanto individuales como colectivas. El sentimiento de ser parte de una nación forma parte del bienestar de los seres humanos. Todas aquellas designadas naciones tienen como único fin propiciar y persuadir de forma eficaz las relaciones sociales, geográficas y políticas que ayuden a su consolidación.

Uno de los rasgos elementales que confiere una nación a los seres sociales es el sentimiento de pertenencia; cuanto más arraigada sea la memoria colectiva de las sociales más fuerte será el sentido de pertenecer o formar parte de un grupo social, no sólo el pertenecer a un espacio geográfico sino el vínculo que se cree a partir de las comunidades, desde sus modos de vida, expresión vocal, escritura, arte con el fin de tener un historia en común.


Las sociedades deben conocer sus orígenes étnicos, sociales y culturales con la finalidad de establecer vínculos autóctonos y una identidad propia.


¿Qué es una nación?

El término nación hace referencia a la palabra en Latín “nascere”, que significa “nacer”, haciendo referencia al origen de la vida. No obstante la concepción se emplea como sinónimo de país o Estado, de lo cual hay que diferenciar ya que son completamente distintos. En líneas generales una nación es aquella que está formada por un grupo de personas que poseen vínculos culturales (lengua, religión, costumbres y una historia colectiva en común). Estos vínculos son enlazados a través del sentido patriótico, el arraigo al territorio y a los acontecimientos que han devenido con el pasar del tiempo.


La Nación es una unidad multiétnica que tiene como finalidad albergar a un grupo de personas que posean diversas costumbres con rasgos característicos similares (idioma, expresiones artísticas, religión entre otras).

La concepción de nación tiene sus orígenes en la Revolución Francesa, se afianzó aún más el concepto en el siglo XIX en Europa y América y en siglo XX en Asia, África y Oceanía. Del proceso evolutivo histórico, el término se emplea para hacer referencia a una región de gran extensión territorial, organización social y política. En este sentido interviene la nacionalidad, es uno de los aspectos de identificación más notables en los individuos que conforman una nación.


El gentilicio es un elemento que está siempre presente en las naciones, ya que denota la procedencia geográfica de las personas.

Las naciones deben tener elementos que las sociedades y el colectivo puedan identificar como propios: el himno, los símbolos patrios, fiestas patrias y las leyes. Lo cierto es que las naciones muchas veces pueden ser formalmente sociedades evolutivas sin poseer un territorio o región, y es allí donde permanece el debate de carácter político ante la situación geopolítica de algunas naciones. Es por ello que se deben hacer diferencias muy precisas sobre los términos Estado y territorio ante la comprensión del término nación.

Estado: El Estado es la sociedad organizada política y jurídicamente, capaz de establecer e imponer la autoridad a través de las leyes en el interior de un territorio y afirmar sus responsabilidades frente a las bases legales del exterior de sus regiones. Cuando se habla de Estado, se hace referencia a organización y posterior regulación de los poderes políticos administrativos sobre el territorio.

También se define al Estado como el ordenamiento de la conducta humana, sujeta a leyes y reglamentos que la regulen constantemente. Pellet Lastra, en el libro La teoría del Estado (1993), hace referencia a la concepción de Estado como una sociedad conformada por un grupo humano que vive en comunidad sobre un territorio determinado sobre una estructura de poder ocupada por una clase dirigente y regida por normas constitucionales. Tienen como objetivo fundamental lograr el bien común y crear una identidad propia ante la comunidad internacional.


La conformación de una comunidad internacional representa un objetivo en común para todas las naciones que forman parte de ella.

El Estado comprende e interviene en los asuntos de índole legal y administrativo, mientras que la Nación confiere un sentido colectivo o bienestar comunitario en base a una historia o relato que indique el origen de los sociedades.

Territorio: El territorio por su parte es un espacio habitado y delimitado por el hombre. Las implicaciones de este término van según el orden y finalidad que se le quiera dar, entre los cuales podemos encontrar:

  • Territorio desde la perspectiva administrativa de una región: Término empleado para designar una división geopolítica y establecer límites de una región a otra.
  • Territorio desde la perspectiva de nación: El territorio corresponde a la extensión de un espacio nacional, delimitado por fronteras, que alberga una población en particular (una nación).

Tipos de Naciones

Existen varios tipos de naciones según sea su orientación definen sus lineamientos, dentro de las cuales se encuentran:

Naciones culturales: Grupos sociales que persiguen fines patrióticos, con la finalidad de afianzar sus costumbres y modos de vida dentro de una región, este tipo de naciones son inclusivas y destacan la memoria colectiva de cada uno de los grupos que conviven en ella.

Naciones políticas: Tienen como finalidad regular las acciones de ley que permita organizar a las naciones de acuerdo a los poderes y la legislación de una región, para velar por el bienestar de todos los elementos que la conforman.

¿SABÍAS QUE?...

En el año 1648 el reino de Prusia fue considerado un Estado Plurinacional Alemán.


Nación en varios Estados

¿Existen diversas naciones en un Estado? En la actualidad podemos ver grupos sociales nacionales de múltiples intereses, expresiones originarias e incluso intercambio de idiomas. Lo cierto es que en una región pueden vivir diversos grupos sociales que desarrollen características similares pero se diferencien en su manera de proceder o movilizarse.

Ejemplo de ello son los estados nacionales africanos como Nigeria. La población nigeriana se compone de diversas naciones, debido a los desplazamientos ocasionados por la Guerra Civil de 1967. De igual forma existen poblaciones que se identifican como una nación pero hacen vida en varios Estados del territorio. El caso de Medio Oriente es un vivo ejemplo de los intentos de conformar los Estados nacionales. Iraq, Irán y Turquía han intentado construir las Ciudades-Estado.


Los conflictos bélicos siempre han estado presentes en la conformación de las Ciudades-Estado, sean de índole social, político o religioso.

En algunos Estados-Nación se les reconoce legalmente a las naciones sin territorio como una minoría con derechos y se les permite emplear el idioma de origen. Los aspectos y situaciones mencionadas anteriormente son sólo el preámbulo del surgimiento de nuevas naciones que no son consideradas parte formal de un Estado.

En la actualidad siguen apareciendo grupos sociales que se consideran a sí mismos como naciones, sin necesidad de estar regidos por un orden legal y limitante del comportamiento de quiénes lo integran. La disputa ha perdurado en el tiempo, desde las Cruzadas hasta la consolidación de los Estados del Medio Oriente, lo cual indica un conflicto de mayor orden donde la religión es un aspecto que influye profundamente a la hora de reconocer o no a una nación sin pertenecer a un Estado.

Es por ello que la Organización de las Naciones Unidas propuso a los parlamentos continentales que se haga valer el respeto de los derechos humanos de los grupos sociales que son excluidos o desplazados por conflictos bélicos.


La Asamblea General de las Naciones Unidas tiene como principio universal el velar por la cordialidad de las relaciones sociales y solventar conflictos internos de las naciones.

Los gobiernos nacionales cohesionan los principios de regulación previamente establecidos en base a las preferencias sociales de las regiones. Muchas veces esto tiene una connotación negativa sobre quienes son considerados rezagados del sistema administrativo regional: las persecuciones y diferencias de proceder desde la memoria social de los grupos étnicos es un desafío que enfrentan los gobiernos. También lo son sus métodos para tratar la problemática denominada “Organización o reubicación de las naciones no consideradas en el Territorio como colectivos”, viéndose afectadas las creencias y modos de vida de los grupos sociales.


Estados Plurinacionales

Los Estados plurinacionales constituyen la organización política y jurídica de una sociedad, en donde convergen varias naciones unidas en un solo Estado, con la participación directa de gobiernos que establezcan la representación plurinacional (diversas naciones) en la Constitución Nacional de cada país. En América Latina los países reconocen al plurinacionalismo en correspondencia a la reivindicación de los derechos de las naciones, en especial las originarias.

En términos ideológicos, la creación de dichos Estados tiene implicaciones en la reconstrucción de la identidad cultural ancestral de los pueblos originarios, la recuperación de conocimientos y saberes antiguos.

¿SABÍAS QUE?...

A mediados del siglo XIX durante la disolución del imperio austro-húngaro la Nación se oponía a la creación de imperios multiétnicos.

La presencia del movimiento indígena en el continente americano es uno de los grandes avances en la consolidación de los Estados plurinacionales. Las propuestas políticas están cobrando mayor fuerza, cohesionando todos los elementos que hacen vida en el Estado y las sociedades.


Las comunidades rurales en el mundo necesitan una mayor estabilidad política para poder establecerse como parte las naciones con igualdad de derechos.


Situaciones de conflictos en la actualidad

Existen antecedentes históricos que definen la actual situación de los Estados y las naciones que viven en él; situación que con el pasar del tiempo se vuelve menos tolerante, más restrictiva y poco pacífica. El problema de fondo en la mayoría de los casos es que los conflictos se presentan por discrepancias en la organización territorial de las naciones en las diferentes regiones, la utilización del lenguaje propio y la religión genera una serie de tensiones que desencadenan en conflictos bélicos, guerras civiles o en su defecto, conflictos políticos.

En casos más puntuales podemos ver cómo actualmente en Medio Oriente, en el conflicto entre Israel y Palestina, los Estados Nacionales han desacreditado el papel de la población palestina ante la conformación limítrofe establecida. Esto ha llevado a la creación de grupos armados que se suman al conflicto que día a día se agudiza.


Israel y Palestina son dos naciones que llevan a cabo un proceso bélico permanente que busca reivindicar los intereses territoriales de ambas regiones.

Otro caso de relevancia internacional es la situación de los pueblos originarios en algunas regiones de Latinoamérica, para ser más específicos los grupos nómadas de la amazonia brasileña, venezolana, las islas ecuatorianas y el resto de las regiones que a pesar de haber un precedente de avance, aún sus derechos no han sido reivindicados formalmente por parte de los gobiernos, y es allí donde radica el problema en líneas generales.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130