PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

La gramática es la madre de todas las disciplinas que estudian la estructura y el funcionamiento de una lengua.
¿SABÍAS QUÉ? Los prefijos o sufijos carecen de independencia. Esto significa que necesitan una palabra adherida para formar una unidad léxica.
El español cuenta aproximadamente con 88.000 palabras lexicalizadas.
Juan Luis VivesTal como lo dijo el humanista y filósofo español Juan Luis Vives: “No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras”.
Corrección al hablarCada proceso que seguimos al hablar o escribir tiene una identificación, un nombre, una forma, unas reglas, y hacerlo distinto a lo que eso indica, se constituye en error.
¿SABÍAS QUÉ?Es muy difícil reconocer la unión de palabras por sinapsia. Porque es sintáctica, no morfológica, y como son palabras separadas, cuando se componen, no están registradas en el diccionario.

Formación y combinación de palabras en el español



El español es una lengua amplia, sustanciosa y muy completa, y existen muchas razones para respaldar esa afirmación, una de ellas es el bagaje gramatical que lo caracteriza; éste contiene una serie de niveles de análisis para la comprensión y buen uso del mismo. Entre esos niveles de estudio, está la morfología, la sintaxis, la fonética y fonología, la semántica, la pragmática, entre muchos otros. Éstos deben darle una comprensión clara a cada usuario de la lengua principalmente en cuanto a sus elementos, combinaciones, escritura y oralidad, sean hablantes nativos o aprendices extranjeros del idioma.


Para expandir el vocabulario es necesario conocer las expresiones que resultan de las combinación de palabras en español.

Si queremos estudiar la palabra como tal, debemos saber que esto le compete a la morfología, que es, por decirlo metafóricamente, un brazo de ese cuerpo llamado gramática. Este miembro en particular, estudia todo lo relacionado con la estructura de las palabras al analizar los morfemas, que son la unidad mínima de análisis gramatical. Asimismo, en español existen diversos procesos de formación de palabras, y es importante estar al tanto de ellos para saber en qué clase se ubica cada palabra que emitimos. Este proceso es apoyado por la lexicología o semántica léxica, que se ocupa del léxico, el vocabulario, las palabras y su relación, su expansión y los resultados de esas combinaciones, el significado de las palabras y de las construcciones sintácticas.

No se puede analizar todo el proceso para formar y combinar palabras sin antes explicar qué es la palabra, lo cual no es una tarea sencilla, dado que cada disciplina la define de acuerdo a su utilidad. Básicamente, la palabra constituye el elemento más significativo de la lingüística que, a nivel morfológico, está constituida por morfemas, y a nivel sintáctico, se ajusta con otras para dar origen a las oraciones.

Proceso de formación de palabras

Palabras compuestas

Son las que surgen al armonizar palabras que ya existen en el idioma. Dicha combinación puede ser con lexemas unidos gráficamente o separados, siguiendo los procedimientos siguientes:

Yuxtaposición/aglutinación: este caso es el más vasto, se unen gráficamente las palabras formando una sola, es un proceso de lexicalización, ya que muchas de ellas están como entrada en el diccionario.

Igualmente es un proceso gramatical, porque esa fusión se hace fundamentalmente entre dos categorías sintácticas de la oración; estos son los casos:

- Dos sustantivos: mapamundi.
- Un sustantivo más un adjetivo: boquiabierta.
- Un adjetivo más un sustantivo: abrelatas.
- Dos adjetivos: agridulce.
- Un adverbio más un adjetivo: bienvenido.
- Dos verbos: vaivén.
- Un verbo más un sustantivo: lavaplatos.
- Un pronombre más un verbo: quienquiera

Contraposición: las dos palabras se unen a través de un guión (-), y siguen siendo independientes gráficamente, en cuanto a significado y acentuación; así:

- Colombo – venezolano.
- Teórico – práctico.
- Físico – matemático.
- Sofá – cama.

Disyunción: en esta forma, se utilizan palabras diferentes entre sí, y también gráficamente se escriben separadas. Son usadas principalmente en la ciencia, sobre todo para referirse a animales, aunque algunas abarcan otros campos. He aquí algunos casos:

- Escalera eléctrica

- Pez globo

- Cartón Piedra


La disyunción es muy usada en el campo de la flora y la fauna.

Sinapsia: en este proceso, las dos entradas se escriben separadamente, uniéndose, mediante preposiciones, para dar sentido. Las más comunes son:

De: Traje de novia.
Con: Arroz con leche.
A: Olla a presión.
Sobre: Patinaje sobre hielo.

Palabras derivadas

Éstas nacen con la adición de lexemas (unidades de mínimo significado léxico) a las palabras, por lo general de morfemas afijos, principalmente prefijos y sufijos.

Prefijos: son los afijos que se anteponen a la palabra. Éstos siempre tienen la intención de dar una noción de algo, por ejemplo: tiempo. A continuación, algunos de los más usados en español:

Noción Prefijo Palabra derivada
Negación
Privación
Carencia
Contrariedad
A/An Apolítico
Afónico
Analfabeto
Des Desprestigiado
Desobediente
Desigual
I/In/Im Ilegal
Inusual
Imposible
Ex Exnovio
Exjugador
Expresidente
Lugar
Espacio
Inter Internacional
Intercostal
Interactivo
Intra Intramuscular
Intrahistoria
Intravenoso
Tiempo
Ubicación
Pre Prematrimonial
Pregrado
Presentimiento
Pos/Post Posgrado/Postgrado
Postguerra/Posguerra
Posponer
Ante Anteayer
Antepasado
Antepenúltimo
Intensidad Archi Archipiélago
Archienemigo
Archiconocido
Hiper Hiperactivo
Hipercontento
Hipertenso
Super Superfino
Superdotado
Superhéroe
Ultra Ultrasensible
Ultrarrápido
Ultramoderno
Repetición Re Rehacer
Reajustar
Releer

Interfijos/Infijos: son elementos que se implantan en el intermedio de una palabra, por ejemplo: cafecito (cafe/ c / ito).

Sufijos: en la formación de palabras por derivación, el uso de sufijos es más amplio que el de los prefijos e infijos, y este consiste en agregar un afijo al final de la palabra, también conectar pronombres a los verbos para formar una sola palabra, asimismo combinaciones que dan nombres, adjetivos, adverbios y otras categorías diferentes de aquellas a las que pertenecen las palabras originales. Veamos las siguientes formas:

Tipo de nominalización Sufijo Palabra derivada
Nominal
Sustantivo
Aje
Ada
Ado
Ato
Eda
Ismo
Ría
Río
Hospedaje
Millonada
Aventurado
Asesinato
Arboleda
Catolicismo
Confitería
Caserío
Adjetival
Adjetivo
Ada
Ancia
Dad
Encia
Ría
Eza
Ura
Cegada
Elegancia
Bondad
Paciencia
Alegría
Tristeza
Locura
Verbal
Verbo
Ado
Anza
Ción
Dor
Ora
Ido
Sión
Ura
Acabado
Mudanza
Producción
Surtidor
Acogedora
Bramido
Comprensión
Tortura
Tipo de Adjetivación Sufijo Palabra derivada
Nominal
Sustantivo
Al
Ano
Ante
Ar
Ario
Iano
Ero
Esco
Iento
Oso
Uoso
Ambiental
Urbano
Degradante
Peculiar
Bibliotecario
Cotidiano
Novelero
Novelesco
Mugriento
Cariñoso
Afectuoso
Adjetival
Adjetivo
Ento
Izo
Oso
Amarillento
Cobrizo
Verdoso
Verbal
Verbo
Able
Ado
Izo
Ante
Ador
Admirable
Perfumado
Quebradizo
Fascinante
Empleador
Adverbial
Adverbio
Ano Lejano
Cercano
Tipo de Verbalización Sufijo Palabra derivada
Nominal
Sustantivo
Ar
Ear
Asfaltar
Parpadear
Adjetival
Adjetivo
Ear
Ecer
Blanquear
Languidecer
Verbal
Verbo
Ar
Ear
Apretujar
Corretear
Tipo de Adverbialización Sufijo Palabra derivada
Formación de adverbios a partir de adjetivos Mente
Claramente
Dulcemente
Lentamente
Eficazmente
Evidentemente

Palabras parasintéticas: son el resultado de la unión de palabras compuestas y palabras derivadas, añadiendo prefijos y sufijos. Estos son algunos casos:

⋅ Desinteresadamente: des/interes/ada/mente.
⋅ Indeterminado: in/determin/ado.
⋅ Automovilístico: Auto/móvil/ístico.

Palabras acortadas: en este grupo entran las abreviaturas, los acrónimos, las siglas, entre otros; se reducen y descomponen las palabras dando origen a otras formaciones. Por ejemplo:

⋅ Capital: Cap.
⋅ Celular: Cel.
⋅ Que en paz descanse: Q.E.P.D.
⋅ Objeto de valor no identificado: Ovni.

Préstamos: son palabras o expresiones de otras lenguas que han ampliado y enriquecido la nuestra y algunas de ellas se han lexicalizado. Estos son algunos ejemplos:

⋅ Del italiano (italianismos): espagueti, soprano, carnaval, capo.
⋅ Del griego (helenismos): átomo, antropología, diálogo, lógico.
⋅ Del alemán (germanismos): bigote, rico, guardia, toalla.
⋅ De lenguas indígenas de américa (americanismos): ala, alfabetizando, hallaca, muñequito.
⋅ Del vasco (vasquismos): charro, boina, pizarra, zurdo.
⋅ Del árabe (arabismos): almohada, hazaña, taza, ojalá.
⋅ Del inglés (anglicismos): hobby, blog, máster, test.
⋅ Del catalán (catalanismos): molde, pote, guante, correo.
⋅ Del gallego (galleguismos): macho, achantar, chubasco, obispo.
⋅ Del portugués (lusismos): caramelo, chubasco, mejillón, buzo.
⋅ Del francés (galicismos): chef, peluche, buró, rol.

En español, también existe un proceso llamado familia de palabras; éste consiste en una serie de entradas que surgen de un mismo lexema o raíz, que viene a ser la palabra originaria o primitiva; la mayoría de las que de ella derivan, aluden significados similares. Veamos un ejemplo:

Libr/o: librero, librería, libros, librito, libreta, librote…
Pan: panadero, panadera, panadería, pancito…
Act/o: Actor, actuación, actriz, actrices, actuaciones…
Flor: flores, floristería, florero, floral…

Existen otras raíces que dan origen a un grupo más amplio de palabras, pero la raíz como tal, no forma una unidad gráfica completa:

Can: can/ción, can/té, can/tas, can/cionero, can/tamos, can/tar, can/to, can/ciones, can/taron, can/te, can/tó, can/tos…

Para concluir…

El hecho de que seamos usuarios nativos de la lengua, no significa que la usemos bien; existen muchos errores que corregir, y eso sólo se logra profundizando en su estudio.

No existe un hablante perfecto del español, pero eso no es una excusa para errar. Debemos ser cautelosos al momento de expresarnos, bien sea en un trabajo escolar, en conversaciones, en redes sociales, u otros medios, pues, las palabras nos representan. Ellas están relacionadas a todo lo que existe, y en el español, con una variedad tan extensa, es trascendental ampliar el léxico para saber cuándo y cómo usar las palabras.


Existen palabras que los hablantes forman y usan tanto, que la RAE termina incluyéndolas en el diccionario.

Seguro te ha ocurrido que quieres decir algo y no encuentras las palabras para explicarlo o no sabes cómo, eso puede solucionarse solo con dar un vistazo al equipaje repleto de palabras que tiene nuestra lengua. No permitas que tus receptores tengan que imaginar o deducir lo que quisiste decir y la intención, porque tú puedes decirlo; de esta manera lograrían evitarse muchos malos entendidos en el proceso comunicativo.

Finalmente, resulta fascinante ser nativo de una lengua con tantas posibilidades de interpretación. Explorarla es una aventura porque nunca se acaba por conocer todo lo relativo a ella, pero sí, un poco más cada vez. La importancia radica, no meramente en estudiar palabras, sino en usarlas. Esa funcionalidad es la que dará el éxito del aprendizaje, saber qué voces debes usar dependiendo del contexto en el que te encuentres es un logro de uso asertivo, que te va a identificar donde quiera que vayas.



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130