TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

La democracia se basa en la justicia y libertad de los pueblos.

¿SABÍAS QUÉ?

La democracia tiene su raíz en las antiguas ciudades griegas, donde existió un congreso de ciudadanos que delegaba su ejercicio a funcionarios políticos.

Democracia: El término deriva del griego “demos ” que significa gente, y “kratos” que significa poder, autoridad, regla o fuerza.

¿SABÍAS QUÉ?

Con la expresión “El Soberano” se suele nombrar al pueblo o país.

El sistema representativo de gobierno



El establecimiento de la democracia surge por la necesidad de igualdad, justicia e inclusión de los ciudadanos en decisiones concernientes a los países. Se piensa que los seres humanos tienen derecho a participar en todo aquello en lo cual esté involucrado su presente y futuro, para asegurar la estabilidad social, económica y política de su contexto. No se puede garantizar a ciencia cierta cuál es el mejor sistema de gobierno, pero la democracia representativa aunque no dé garantías totales y completas, permite y apoya la lucha por conseguir esa igualdad , cooperación e inclusión ciudadana; en éste caso, a través de los representantes que por el pueblo son electos.


El Gobierno Representativo

El sistema de gobierno representativo es aquel en el que todas las funciones políticas y decisiones administrativas concernientes al Estado, las ejercen representantes y líderes que han sido previamente electos por los ciudadanos. Éstos eligen a aquellos que consideren más actos para representarlos y dirigirlos, por medio de una votación democrática.

• En el gobierno representativo el pueblo elige al candidato de su preferencia.

• Los partidos políticos promueven las aptitudes de sus candidatos en función de los intereses del pueblo.

• Los ciudadanos se sienten útiles e incluidos al poder escoger a sus representantes.

• La elección del representante se hace a través del sufragio.

• El proceso de elecciones debe ser lo más honesto y transparente posible.

• El sistema busca la libertad política y social de los pueblos.

Los procesos de votación deben ser siempre honestos y confiables, porque de esta manera el votante estaría seguro de que su elección no es adulterada o falsificada por métodos de corrupción. Si esto se cumple, el resultado es siempre veraz y la mayoría de la población queda satisfecha de haber contribuido con su voto a esa elección.

La voluntad ciudadana es clave fundamental en este sistema, porque sin esa participación, los porcentajes de abstinencia son elevados y el pueblo suele quedar descontento.

Por lo general, los ciudadanos eligen personajes como el presidente, gobernadores, alcaldes, entre otros. Sin embargo, hay algunos cargos que quedan al nombramiento de los dirigentes que el pueblo eligió, por ejemplo, en algunos países, el presidente electo puede escoger quienes conformarán la cámara de ministros que trabajarán directamente con él sin necesidad de la participación ciudadana.


En el sistema representativo de gobierno, la voluntad ciudadana debe ser lo más importante.



Democracia representativa

Los ciudadanos ejercen la soberanía política directa o indirectamente a través de sus elegidos. Los votan a través del sufragio.

Este sistema democrático se fundamenta en principios de:

Soberanía popularIgualdad legalDerechos y deberes políticos
El poder se asienta sobre el consentimiento del pueblo y éste acciona la organización del mismo. Todos son iguales y poseen los mismos derechos, oportunidades y privilegios. Derecho a manifestar su opinión a través del voto y deber de cumplir con todas las normas establecidas en la Constitución.
Sufragio universalConstitucionalismoLibertad
Elegir mediante un proceso de votación, a los candidatos de su preferencia para ocupar cargos públicos del Estado. Establece las pautas de comportamiento con bases legales que el gobierno debe hacer cumplir. Derecho a reunirse, asociarse y expresarse sin alterar el orden público.


¿Qué es un representante?

Sería imposible que todos los pobladores de un país o comunidad tomaran las decisiones que competen a éste. Por tal motivo, en este sistema, según la voluntad del pueblo, las funciones las ejercen quienes ellos escogen, “los representantes”.

Un representante es quien gestiona todos los asuntos en representación de aquellos que no pueden estar presentes, en este caso, toda la población.

Entre sus funciones están:

• Procurar la solución de todos los problemas concernientes a la nación.

• Ejercer los poderes del Estado, pero no de forma abusiva.

Poder EjecutivoPoder LegislativoPoder Judicial
• Lo ejerce el jefe del Estado.
• También llamado poder administrativo.
• Es el encargado de difundir y vetar (cuando sea necesario) las leyes que se aprueben en el Poder Legislativo.
• Sustenta las fuerzas armadas.
• Simboliza a la nación ante el mundo.
• Lo ejerce el Congreso o Asamblea Nacional.
• Regula las leyes y supervisa que sean cumplidas de acuerdo con la Constitución.
• Representado por los diputados.
• Supervisa la acción del Poder Ejecutivo.
• Inspecciona la conducta de los funcionarios políticos.
• Administra la justicia social de forma imparcial.
• Aplica las leyes.
• Lo integran los tribunales y juzgados.
• Es autónomo.
• Protege los derechos de los ciudadanos.


¿Cómo sabe el pueblo quién puede representarlo mejor?

La ciudadanía escoge a aquel candidato que llene sus expectativas, y que en su discurso muestre interés por la solución de los problemas del pueblo, que ponga la voluntad de la nación soberana por encima de la suya. Las diferencias ideológicas las establecen los partidos políticos.



Los Partidos políticos

Son organismos particulares que tienen trascendencia en la constitucionalidad y deben aportar ayuda en la ordenación de la voluntad de los ciudadanos en forma democrática. Es decir, los partidos políticos promueven la participación de los ciudadanos en todas las actividades, programas, instituciones y eventos para apoyar a sus candidatos. Por tal razón, son herramientas elementales en la participación política.


Los partidos políticos promocionan a los candidatos con ideas y estrategias bien organizadas.

Cada partido político tiene objetivos singulares, los cuales da a conocer a los simpatizantes del candidato que representa y de quienes espera respaldo el día de las elecciones mediante el sufragio.



Los derechos democráticos

  • Libertad para opinar y expresar los pensamientos de conciencia y religión.
  • Libertad para buscar y recibir información por cualquier medio expresivo.
  • La preponderancia de leyes que protejan los derechos e intereses de los ciudadanos en el marco de la justicia.
  • El derecho libre para votar y elegir por medio del sufragio.
  • La participación política.
  • Instituciones democráticas responsables y honestas.
  • El acceso a las funciones y servicios públicos del país.


Los ciudadanos tienen participación activa y derechos en el régimen político del país.



La democracia en América Latina en la actualidad

En éste continente, la democracia es la forma de gobierno en el poder, gozamos de ella desde hace ya varias décadas. Sin embargo, la voluntad popular se ha valido de esto para alzar la voz en función del descontento por los diferentes problemas sociales que existen, entre ellos, la pobreza, las tasas altas de desempleo y la insatisfacción por no ver resueltos los problemas.

En América Latina, el desafío de la democracia implica las elecciones como un componente clave en el proceso, pero no las garantiza. Existe una crisis de representación de la democracia en el continente latino.

A pesar de eso, actualmente la democracia sigue siendo respaldada como sistema de gobierno para los latinos, porque esperan que bajo esa forma de gobierno se puedan lograr mejoras necesarias, y de hecho, en muchos casos ha sido así.

Un estudio culminado en el año 2004 por la PDNU, investigó parte de la población de 18 países de Iberoamérica: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.


Casi la totalidad de los países latinoamericanos tiene la democracia representativa como sistema formal de gobierno.

En cuanto a la democracia, proyectó lo siguiente:

  • Los votantes siempre depositan las esperanzas de avance y desarrollo en sus representantes.
  • El 54% de los latinoamericanos estaría dispuesto a cambiar el sistema democrático por uno autoritario si tuviesen la garantía de que éste resolverá sus problemas económicos.
  • Sólo 14% de los latinoamericanos tiene confianza en los partidos políticos.
  • El 64% piensa que los gobernantes electos no cumplen sus promesas porque mienten para ganar las elecciones.

Con respecto a los partidos:
En Chile, Uruguay y México están institucionalizados (y no hay crisis de representación democrática).

En Guatemala, Perú o Ecuador los partidos son fluidos (pero sí hay crisis de representación democrática).

En Argentina, Bolivia, Chile, Perú y Uruguay, los sindicatos han perdido poder y han surgido nuevos representantes, como los pueblos originarios.



Sobre el Quórum

Esta palabra proviene del latín, y traducida al castellano significa “los que, los cuales, con quienes se cuenta”.

Es la cantidad de personas que se necesitan para que una asamblea parlamentaria pueda tomar decisiones válidas.

Para las sesiones, el quórum es necesario, es decir, que haya un mínimo de asistentes para, de esa forma, validar los votos y hacer indudables las decisiones.

Para aprobar dichas decisiones, debe haber más votos a favor que en contra (más de la mitad de los votos).



En conclusión

El establecimiento de un régimen democrático efectivo depende de muchos factores internos y externos que deben enfocarse en función de la defensa de los derechos humanos.

Las representaciones e instituciones públicas deben corresponder a las expectativas de la población y lograr la inclusión, la igualdad y la erradicación de la pobreza en los países.

Los ciudadanos poseen aspiraciones y necesidades individuales y colectivas que aunque no sean solventadas directamente por los dirigentes, éstos deben garantizar las fuentes de recursos para ese fin.

Aunque la democracia no afirme la justicia social de forma radical, es este sistema el único que respalda el hecho de poder luchar para conseguirla.

“La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo” (Abraham Lincoln).





  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130