PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Los dinosaurios

El mundo de los dinosaurios atrae a un público numeroso en la actualidad sin distinción de edades, nacionalidades o sexo. Por esta misma razón es que no puede mencionarse sólo una causa a tan inusual atractivo, aunque probablemente sean los misterios que rodean la vida de estos seres los que más convocan tan diversas personalidades. “¿Dónde y cómo vivían?”, “¿cuántas variedades existían?”, “¿cuáles son sus parientes vivos más próximos?”, son algunas de las miles de preguntas sobre las que en la actualidad se está indagando profundamente. Sin embargo, la principal interrogante que sin lugar a dudas más cautiva a los científicos y al público en general está en el cómo y por qué desaparecieron estos antiguos habitantes de nuestro planeta.

¿Quiénes fueron?

Los dinosaurios fueron un grupo extinto de reptiles que vivió en nuestro planeta durante 160 millones de años. El término con el que los conocemos es una latinización del griego deinos saurus, usualmente traducido como “lagarto terrible”, aunque como bien sabemos en la actualidad, esta expresión quizás no sea la más adecuada para describir a todos esos seres. La diversidad de tamaños y especies conocidas gracias al trabajo de los científicos nos muestra que no todas eran criaturas tan amenazantes. De hecho, si nos remontamos a sus primeros representantes, aparecidos durante el periodo Triásico, descubriremos que sólo medían algunos centímetros.

Sin embargo, con el transcurrir del tiempo han ido evolucionando y no sólo aparecieron una gran variedad nueva de dinosaurios sino que también fueron adquiriendo tamaños asombrosos, llegando a superar en muchos casos las decenas de metros en el periodo Cretácico. De esta manera, lograron adaptarse a distintos ambientes, poblando prácticamente todas las zonas del globo, y adquiriendo diferentes regímenes, por lo que podían encontrarse tanto herbívoros como carnívoros.

El tamaño no implicaba necesariamente peligrosidad. Especies como el Braquiosaurio, con un peso aproximado de 50 toneladas y una altura de 28 metros, se alimentaban como las jirafas de los altos árboles, y si bien por su tamaño podían resultar amenazantes no solían atacar a otros dinosaurios. En cambio, especies mucho más pequeñas de carnívoros, como las que habitaban el norte de América, podían resultar sumamente peligrosas para otros animales.

Algunos de sus exponentes

No todos los dinosaurios son conocidos de igual manera. Los científicos tienen en muchos casos poca información de la cual valerse debido a que trabajaban con restos fósiles de millones de años, si bien esto no los ha limitado al momento de realizar deducciones muy precisas para algunos seres. Desde luego, los mejores resultados fueron obtenidos con aquellas especies que vivieron más próximas al periodo en que se extinguieron, es decir, durante el Cretácico. En este apartado conoceremos algunos de ellos.

  • Tiranosaurio Rex: se trata del dinosaurio más popular y conocido por el público en general. La poderosa fuerza de su mandíbula, su enorme tamaño (14 metros de largo, 6 de alto y 7 toneladas de peso aproximadamente) y sus afilados dientes lo han transformado en uno de los depredadores más temibles del Cretácico superior. Si bien no fue el carnívoro más grande, era un excelente cazador y podía llegar a alcanzar los 29 kilómetros por ahora, una velocidad no demasiado sorprendente en comparación con otros dinosaurios de su especie.

  • Triceratops: a pesar de medir bastante menos que el Rex (9 m. de largo y 3 m. de alto), lo cierto es que estaba formado de tal manera que podía lograr defenderse sin problemas de otros depredadores. Su nombre quiere decir “rostro con tres cuernos” y hace referencia a los tres cuernos que poseía: dos de un metro encima de los ojos y un tercero arriba del hocico que no superaba los 25 centímetros. Con esta fisonomía y la ayuda que siempre les brindó desplazarse en manadas, incluso el carnívoro más feroz dudaría antes de atacarlos.

  • Velociraptor: es otro de los dinosaurios que adquirió fama gracias al cine, pero que sin lugar a dudas fue elegido para ocupar un lugar tan importante en las películas por sus características. Si bien no llegaban a medir más de dos metros de largo y medio de alto, son reconocidas como feroces bestias capaces de enfrentarse a los más temibles carnívoros. Esto se debe a que atacaban en grupo, poseían una gran velocidad y estaban fuertemente armados: su dentadura les permitía capturar y retener a las presas más veloces y con una filosa garra curva terminaban desgarrándolas.

  • Estegosaurio: Su forma tan particular en la que se destacaban las placas y púas distribuidas en el lomo lo convirtieron en uno de los dinosaurios más llamativos. La controversia respecto a la utilidad que tenían llevó a que se escucharan diversas posturas; mientras algunos piensan que simplemente les servían para reconocerse, otros sostienen que eran necesarios para regular la temperatura de su cuerpo. Eran herbívoros, medían entre tres y nueve metros de largo y podían llegar a pesar hasta dos toneladas.

Una cuestión de tamaño

  • El dinosaurio más pesado habría sido un saurópodo de finales del Jurásico, que habitó en lo que hoy es Norteamérica. El Amphicoelias llegaba a las 135 toneladas.
  • Por otro lado, el Amphicoelias también era el dinosaurio más largo, llegando a medir entre 40 y 60 metros.
  • El depredador más grande hasta el momento fue el temible Spinosaurus aegyptiacus, que habitó el norte de África y contaba con un largo de 16 metros y una altura de más de 5 metros.
  • El dinosaurio más liviano fue el Anchiornis, que habitó durante el Jurásico superior en la región que hoy es Asia. Sólo pesaba 110 gr. y presentaba semejanza con aves que conocemos actualmente, además de contar con plumas.
  • El más pequeño habría sido el Parvicursor, que medía solo 39 cm. y habitó la región de Asia durante el Cretácico superior.

Origen y extinción

Sin lugar a dudas, los temas que más han atrapado a los científicos y que más se han enfocado en develar tienen que ver con los orígenes y la misteriosa desaparición de los dinosaurios. Desde luego, no son cuestiones menores: ¿cómo puede ser que animales que dominaron durante tanto tiempo el planeta hayan desaparecido tan repentinamente? Lo único cierto sobre estos aspectos es que continuamos con las mismas dudas que teníamos años atrás y que el consenso científico parece encontrarse lejos de poder brindarnos respuestas definitivas.

En lo que respecta a los orígenes, se cree que el primer dinosaurio fue el Eoraptor (un pequeño depredador bípedo), y se lo considera el antepasado común de todos los dinosaurios de la época. Se trata de un pequeño carnívoro, cuyos restos fueron encontrados en Argentina en 1993. Sin embargo, algunas investigaciones ni siquiera consideran la posibilidad de incluir al Eoraptor entre la categoría de los dinosaurios, ya que algunas características comúnmente encontradas entre ellos se encontraban ausentes en esta criatura.

Con respecto a su extinción tenemos muchas versiones. En la actualidad, la teoría convencional que explica la desaparición de los dinosaurios nos habla de la caída de un gran asteroide, hace unos 65 millones de años. Sin embargo, existen diversas opiniones, algunas complementarias y otras que se oponen a este suceso. Los científicos británicos, por ejemplo, apuestan por una enorme erupción volcánica procedente de las profundidades del manto terrestre, entre la corteza y el núcleo.

Andrew Kerr, de la Cardiff U., opina que la extinción de los dinosaurios fue causada por gigantescas erupciones procedentes del manto. Durante estos fenómenos el magma lanzado pudo haber llegado a cubrir un área de 1000 km de diámetro o más. Estas erupciones pueden durar entre 1 y 2 millones de años, arrojando más de 1 millón de kilómetros cúbicos de lava.

Pero como si la devastación no fuera suficiente, también deben considerarse los efectos climáticos profundos que bajo estas circunstancias desestabilizarían el ambiente, ejerciendo una influencia considerable en el curso de la evolución biológica.

Finalmente, existen teorías mixtas que sostienen que la extinción habría sido causada por varios desastres, entre los cuales un meteorito y las erupciones habrían sido tan sólo el comienzo.

Los dinosaurios en la cultura

El dinosaurio constituyó desde el siglo XIX un fenómeno que impacto en la cultura popular. Los descubrimientos de estas criaturas en el plano científico fueron un disparador, al mismo tiempo, de una curiosidad que fue explotada hasta el hartazgo en el imaginario colectivo de la sociedad. La creatividad aplicada en numerosas obras literarias, teatrales, cinematográficas, cómics, artes plásticas y videojuegos da fe de ello, haciendo de estos enormes reptiles auténticos iconos que pasaron también a constituirse como mitos de nuestra cultura. Además de la representación del dinosaurio en numerosas obras, el término adquiriría nuevos significados que daban a entender algo de proporciones enormes, o anticuado y decadente, según la connotación que se le quiera dar.

Las interpretaciones estéticas que se han hecho, generaron espacios donde alguna vez seres humanos y dinosaurios compartieron el mismo hábitat o son encontrados de forma accidental en lugares inhóspitos que se encuentran en nuestro planeta o a millones de años luz. La irrupción de estos seres gigantescos en nuestra cultura también puede observarse en el cine como un elemento simbólico o protagónico, como se da en el subgénero japonés de monstruos gigantescos (Kaiju Eiga).

Entre las expresiones más conocidas se encuentran:

El mundo perdido, de Arthur Conan Doyle: esta novela del autor de Sherlock Holmes publicada en el año 1912 cuenta los pormenores de una expedición científica que encuentra en Sudamérica un territorio que ha permanecido aislado y presenta un hábitat donde aún viven dinosaurios. Cuenta con numerosas adaptaciones tanto al cine como la televisión y ha sido de inspiración para numerosas obras sobre el tema.

King Kong, de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack (1933) / John Guillemin (1976) / Peter Jackson (2005): Uno de los íconos culturales más relevantes del siglo XX para la industria cinematográfica, fue también una de las obras donde mejor aparece plasmado el imaginario que despertaron los dinosaurios en nuestra sociedad. Si bien existen modificaciones entre las versiones, básicamente cuentan como una expedición científica descubre una isla prehistórica donde encuentran un gorila gigante (Kong), entre distintas especies ficticias y reales de dinosaurios. El eje de la trama está centrado en las consecuencias de llevar a Kong a nuestra sociedad, con el prologo de la isla representando visualmente el imaginario sobre el mundo prehistórico.

La saga Jurassic Park: esta saga de películas ideadas y producidas por Steven Spielberg, basándose en las novelas de Michael Crichton, son la expresión cinematográfica más espectacular que se haya hecho hasta la fecha sobre dinosaurios. La saga describe lo sucedido una vez se práctica la clonación de estos reptiles, gracias a un trozo de ámbar que contiene información prehistórica que es manipulada genéticamente.

Godzilla: auténtico referente de la cultura pop, su aparición desde mediados de la década del ´50 en la factoría japonesa Toho lo ha transformado en una de las criaturas fantásticas donde convive la fantasía con las representaciones más extrañas de seres prehistóricos (aunque también extraterrestres). Además de numerosos productos de merchandising, formó parte de más de 20 películas, series televisivas, series de animación, videojuegos y cómics.

Animación: en este campo ha habido varias obras donde diferentes creativos encontraron la forma de trasladar el mundo de los dinosaurios utilizando distintos tonos y motivos: ya sea la comedia, el drama o la búsqueda estética. Es conocida popularmente la serie de Hanna-Barbera Los Picapiedras, donde se da el absurdo de que convivan humanos con dinosaurios, o películas para niños como Pie pequeño en busca del valle encantado (1988), de Don Bluth. En el campo del stop-motion también se destacan los trabajos de Ray Harryhausen, que posibilitaron la inserción de esta técnica en otros filmes, constituyendo un avance en efectos especiales.


Elbibliote.com creo un site con mas de 300 dinosaurios incluido contenido multimedia, donde podrás experimentar hasta como sonaban algunos dinosaurios, cada uno de estos seres esta representado con una ficha detallada y una imagen.

CONOCE EL PORTAL DE DINOSAURIOS EN ESPAÑOL MAS GRANDE DE LA WEB




  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130