TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

¿Sabías qué…?

La capa de ozono fue descubierta por dos físicos franceses, Charles Fabry y Henri Buisson, en el año 1913.

Susan Solomon

Susan Solomon es una científica del área de la química atmosférica, fue la primera persona en proponer el mecanismo en que los CFC disminuían el ozono. Sus investigaciones las realizó entre los años 1986 y 1987 y formaron parte del protocolo de Montreal.

Capa de ozono: el escudo protector de la Tierra.



El ozono es un gas compuesto por tres átomos de oxígeno (O3). Se encuentra principalmente concentrado en la estratósfera, donde se forma a partir de la reacción de los rayos UV y el oxígeno.


Atmósfera

La atmósfera es la parte vital que hace a la Tierra habitable, nos protege de la radiación ultravioleta y además atrapa el calor proveniente de los rayos solares, lo que permite que la temperatura del ambiente sea adecuada para la vida.


Sin la atmósfera, los rayos ultravioletas incidirían directamente sobre la Tierra, lo que haría imposible la vida en ella.

La atmósfera es una capa formada por una mezcla de gases en diferentes concentraciones, los principales son: el nitrógeno en un 78 % y el oxígeno en un 2 1%, el 1% restante lo componen otras sustancias.

Está compuesta por cinco capas principales: la troposfera, la mesosfera, la estratosfera, la termosfera y la exosfera, la composición de cada una de ellas cambia a medida que aumenta la altura. Generalmente, el aire se vuelve menos denso, hasta llegar a un punto en el que el oxígeno es prácticamente imperceptible.


La composición de la exosfera, última capa de la atmósfera, es muy similar a la composición del espacio.

De las 5 capas de la atmósfera, la estratósfera tiene un compuesto que es vital para la captura de los rayos ultravioletas, éste se conoce como ozono. El ozono se distribuye por toda la estratósfera y forma una especie de escudo, que es el único que tiene la capacidad de absorber la radiación solar.


¿Qué es la capa de ozono?

La capa de ozono u ozonósfera es una capa profunda de la estratósfera que rodea la Tierra, su característica principal es que tiene grandes cantidades de ozono en ella. Esta capa protege todo nuestro planeta de gran parte de la radiación ultravioleta proveniente del Sol.


La ozonósfera se ubica entre los 19 y 23 km de la superficie de la Tierra, específicamente en la estratósfera.

Curiosamente, es la radiación ultravioleta en sí la que forma el ozono en primer lugar. Esta molécula es una forma especial de oxígeno compuesta por tres átomos del mismo, en lugar de los dos habituales del oxígeno que respiramos. 


Estructura química del ozono.

De manera general, la formación de ozono en la estratosfera es producida a causa de los fotones de luz ultravioleta, los cuales separan el oxígeno molecular (O2) en oxígeno atómico (O). Luego estos se combinan con otras moléculas de oxígeno libre y dan origen al ozono (O3).


Formación de la molécula de ozono.

El ozono actúa como una especie de escudo protector que filtra las radiaciones, evita el paso de aquellas nocivas y de alta energía, y permite el paso de las radiaciones ultravioletas de onda larga, energía de vital importancia, porque es esta la que le brinda calor a la superficie terrestre, además de permitirle a las plantas realizar la fotosíntesis.


Agujero de la capa de ozono

El agujero de la capa de ozono, más que un agujero en sí, es una zona de la misma en donde la cantidad de ozono está reducido de manera anormal, la disminución ocurre principalmente en la Antártida durante la primavera.


La Antártida es la zona de la Tierra donde la disminución de la capa de ozono ocurre de manera más drástica.

La principal causa de la disminución de la capa de ozono es la actividad del hombre, quien por mucho tiempo utilizó productos refrigerantes a base de cloro.


Destrucción de la capa de ozono: clorofluorocarbonos

Los clorofluorocarbonos (CFC) son una serie de compuestos químicos formados en su mayoría por átomos de flúor, carbono y cloro. Se caracterizan por tener muy baja toxicidad, no ser inflamables y servir como refrigerantes. Debido a esto el hombre los comercializó por mucho tiempo y elaboró productos como: refrigerantes, aerosoles, aislantes y espumas, entre otros.

Sin embargo, a pesar de sus innumerables usos, los CFC tienen una capacidad de supervivencia en la atmósfera demasiado alta. Además de esto, dichos compuestos tienen una relación directa con la eliminación del ozono atmosférico.


Los CFC pueden permanecer en la atmósfera entre 50 y 100 años, razón por la cual son tan peligrosos.

La destrucción del ozono por parte de los CFC ocurre de la siguiente manera:

  • Los compuestos CFC llegan hasta la estratosfera sin desnaturalizarse, allí la radiación UV los descompone, se libera un átomo de cloro, este reacciona con el ozono, lo que produce la liberación de oxígeno y oxido de cloro.
  • El óxido de cloro reacciona nuevamente con los átomos de oxígeno y deja como resultado un cloro libre.
  • El cloro libre se unirá nuevamente con otra molécula de ozono, de esta manera se repite el ciclo y el porcentaje de ozono en la estratósfera disminuye.

Los átomos de cloro pueden reaccionar durante siglos en la atmósfera y reducir la capa de ozono.


Reducción del agujero de la capa de ozono

Fue alrededor del año 1980 que los investigadores se dieron cuenta de que existía una relación directa entre el uso de los CFC y la disminución de la capa de ozono. A partir de ese momento se comenzaron campañas para disminuir el uso de estos productos:

  • En 1985 se firmó el convenio de Viena para la protección de la capa de ozono, el objetivo principal de este era fomentar los estudios relacionados con la disminución del ozono.
  • En 1987 se firmó el protocolo de Montreal, cuyo objetivo era reducir el uso y producción de los CFC.
  • En 1989 la Unión Europea propuso la prohibición de los CFC.

Como resultados de las decisiones tomadas en esos años, en la actualidad la elaboración de productos a base de CFC desapareció por completo y en los países en vías de desarrollo prácticamente no son utilizados.


La prohibición del uso de los CFC fue el primer paso hacia la sanación de la capa de ozono.

Gracias a esto, el agujero de la capa de ozono está en proceso de sanación, se ha reducido un total de 4 millones de kilómetros cuadrados y los científicos estiman que para el año 2050 el agujero estará cerrado completamente.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130