TIENDA ONLINE
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

¿Sabías qué…?

La piel humana no tiene el mismo grosor en todas sus partes, cambia de acuerdo a la zona, por ejemplo, la piel de los parpados tiene un grosor de tan solo 0.02 milímetros, mientras que la que se encuentra en la planta de los pies es la más gruesa con 1,4 milímetros. 

Células muertas

La piel tiene la capacidad de renovarse y aunque no lo vemos, de ella se desprenden constantemente entre 30.000 y 50.000 células muertas por minuto.

La piel: el órgano más grande del cuerpo



La piel es la cubierta externa del cuerpo, es el órgano más grande y está compuesto por múltiples capas de tejido. Se encarga de proteger los músculos, los huesos, los ligamentos y los órganos internos.


¿Qué es la piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, lo recubre en su totalidad y constituye el 10 % del peso corporal.


La piel es el órgano del sentido del tacto.

Está cubierta por una película hidro-lipídica compuesta por una mezcla de sudor y sebo, lo que constituye la primera barrera defensiva de la piel, ésta evita el daño que pueden causar agentes extraños, como por ejemplo, las bacterias. Adicionalmente mantiene la piel hidratada y le da un aspecto aterciopelado. 


Funciones de la piel

La piel está compuesta por diferentes estructuras que juntas le confieren a este órgano muchas propiedades protectoras. Dentro de las funciones de la piel se pueden destacar las siguientes:

  • Función protectora: la piel evita que los tejidos, órganos y huesos queden expuestos y se vean afectados por bacterias, virus o cualquier otro agente extraño.


La protección contra agentes extraños es la principal función de la piel.

  • Función inmunológica: algunas de las células de la piel trabajan en conjunto con las del sistema inmunológico con el fin de evitar que cuerpos extraños entren en nuestro sistema y lo afecten de manera negativa.
  • Función reguladora: la piel se encarga de mantener la temperatura corporal, esto lo hace a través de las glándulas sudoríparas o de los vasos sanguíneos presentes en la piel.


Las glándulas sudoríparas son las encargadas de segregar el sudor.

Cuando estamos en ambientes calientes, las glándulas sudoríparas liberan sudor para mantener baja la temperatura, mientras que cuando tenemos frío, los vasos sanguíneos se llenan de sangre para aumentarla.

  • Función excretora: en el cuerpo se acumulan ciertas sustancias de desecho, estas deben ser expulsadas para evitar cualquier consecuencia negativa, la piel es uno de los órganos encargados de este trabajo, elimina residuos como el ácido úrico, el amoníaco y la urea.
  • Función endocrina: la piel se encarga de sintetizar la vitamina D que absorbe a través de los rayos solares.
  • Sensibilidad: la piel es el órgano del sentido del tacto, por lo que es altamente sensible, lo que permite que los distintos cambios producidos en el exterior sean sentidos de manera instantánea por la piel a través de las diversas terminaciones nerviosas presentes en ella.

Estructura de la piel

La piel está compuesta por tres capas, ordenadas, desde la más externa hasta la más profunda, de la siguiente manera:

  • Epidermis
  • Dermis
  • Hipodermis

Epidermis

Es la capa más externa de la piel, es relativamente delgada y dura. Está compuesta por células epidérmicas denominadas queratinocitos, las cuales se originan en la capa basal de la epidermis. 

Estructuralmente, la epidermis está constituida por una parte externa denominada estrato córneo, cuyo grosor depende de la zona del cuerpo, por ejemplo, áreas como las palmas de las manos, requieren de mayor protección, de manera que el estrato corneo es más grueso.


Estructura general de la epidermis.

Por otro lado se encuentra la capa basal, donde se ubican las células denominadas melanocitos, encargadas de producir melanina, el principal pigmento de la piel. La melanina además de otorgar la tonalidad a este órgano, filtra la radiación ultravioleta y evita que puedan ocurrir enfermedades graves, como el cáncer de piel.


La melanina le otorga la tonalidad a nuestra piel.

La epidermis también contiene las células de Langerhans, células inmunológicas que ayudan a detectar las sustancias extrañas que puedan entrar en el cuerpo.

Dermis

La dermis es la capa media de la piel y se ubica justo debajo de la epidermis. Es una capa gruesa de tejido fibroso y elástico, compuesta principalmente por colágeno, lo que le otorga flexibilidad y fuerza.


Estructura básica de la dermis.

Está formada por diferentes estructuras, cada una con funciones indispensables para la piel. Algunas de ellas son:

  • Terminaciones nerviosas: detectan el dolor, el tacto, la presión y la temperatura, y transfieren esta información al cerebro. De esta manera el cuerpo percibe los cambios del medio externo.
  • Glándulas sudoríparas: son las encargadas de producir el sudor en respuesta a los cambios de temperatura o el estrés. El sudor se compone de agua, sal y sustancias químicas, a medida que se evapora el cuerpo se enfría y así se regula la temperatura.
  • Glándulas sebáceas: secretan sebo, un tipo de aceite que mantiene la piel húmeda y suave, y actúa como una barrera contra agentes extraños.
  • Folículos pilosos: producen los diferentes tipos de vellos que se encuentran en todo el cuerpo. El vello corporal cumple una serie de funciones físicas dentro de las cuales se pueden destacar la protección contra lesiones y la regulación de la temperatura corporal.
  • Vasos sanguíneos: proporcionan nutrientes a la piel y ayudan a regular la temperatura corporal. Cuando estamos en ambientes cálidos, los vasos sanguíneos se dilatan y permiten que grandes cantidades de sangre circulen cerca de la superficie de la piel. De esta manera el calor es liberado. Por otro lado, cuando hace frío, los vasos sanguíneos se contraen y retienen el calor en el cuerpo.

Las estructuras antes nombradas varían a lo largo del cuerpo, por ejemplo, en la parte superior de la cabeza existen muchos folículos pilosos, mientras que en la planta de los pies no existe ninguno.

Hipodermis

Es la capa más profunda de la piel y se encuentra por debajo de la dermis. Estructuralmente, es una capa de grasa formada por adipocitos, la cual puede variar en grosor de acuerdo al sexo y a la zona del cuerpo, por ejemplo, en los parpados es muy pequeña mientras que en el abdomen el grosor es mucho mayor.


Capas de la piel.

La hipodermis representa la mayor reserva energética del cuerpo y además permite aislar el calor o el frío.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130