TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Fue descubierta por Robert Koch en 1882.

¿Sabías qué…?

La tuberculosis se ubica dentro de las 10 principales causas de mortalidad en el mundo. Las mayores tasas se encuentran en: India, Indonesia, China, Nigeria, Pakistán y Sudáfrica.

Bacillus Calmette-Guerin (BCG)

La BCG es una vacuna que proporciona inmunidad contra la tuberculosis, fue introducida en el año 1921, se utiliza principalmente en países donde es común la enfermedad, sin embargo, la misma no siempre garantiza que las personas no puedan padecerla.

Tuberculosis



La tuberculosis es una de las enfermedades más antiguas de la humanidad, así como una de las más mortales. Es una infección pulmonar que incluso hoy en día representa una importante carga sanitaria, social y económica a en los países subdesarrollados y en vías de desarrollo.


Mycobacterium tuberculosis

Mycobacterium tuberculosis es una bacteria perteneciente a la familia Mycobacteriaceae, infecta los pulmones y provoca tuberculosis. Esta bacteria tiene forma de bacilo y se contrae por vía aérea, entra a las vías respiratorias y provoca fiebre, dolores y expectoración con sangre.


¿Qué es la tuberculosis?

Es una infección pulmonar altamente contagiosa producida por el bacilo Mycobacterium tuberculosis. La bacteria se aloja en los pulmones, sin embargo, también puede infectar otras áreas del cuerpo.

La tuberculosis se disemina por vía aérea, es decir, a través del aire, si una persona infectada tose, estornuda o incluso habla, la persona cercana a ellos, sólo con inhalar un par de bacilos quedaría infectada.


Mycobacterium tuberculosis.

El nombre de la enfermedad proviene de la característica que presentan las bacterias de crear granulomas o “tubérculos” en los pulmones.


¿Quiénes son más propensos a una infección?

Cualquier persona es susceptible a padecer de tuberculosis, sin embargo, el alto riego se encuentra en los siguientes casos:

  • Personas cercanas a pacientes con tuberculosis.
  • Personas con las defensas bajas o con enfermedades que afectan el sistema inmunológico.
  • Habitantes o personas que han visitado un país donde las tasas de tuberculosis son altas.
  • Trabajadores de zonas donde la tuberculosis es común.
  • Médicos o trabajadores de la salud que atienden pacientes con tuberculosis.
  • Niños menores de 5 años.


Siempre es recomendable visitar al médico si se sospecha que se ha estado expuesto a la infección.

  • Personas infectadas con SIDA.
  • Personas alcohólicas o drogadictas.
  • Personas que han padecido de la infección y no la curaron de manera adecuada.
  • Personas que padecen de malnutrición o diabetes.
  • Personas de la tercera edad.
  • Personas que habitan en zonas insalubres.


Tener las defensas bajas evita que nuestro sistema inmunológico sea capaz de combatir la enfermedad.


Tipos de tuberculosis

La infección se puede presentar en dos modalidades:

  • Infección de tuberculosis latente.
  • Enfermedad de tuberculosis.

Se habla de tuberculosis latente cuando las bacterias están alojadas en el cuerpo de la persona sin causar ningún síntoma. En estos casos puede que la persona haya inhalado las bacterias pero su sistema inmunológico las ha logrado combatir. Las personas con tuberculosis latente no transmiten la enfermedad.


La tuberculosis latente puede permanecer inactiva por años sin presentar síntomas.

Por otro lado, la enfermedad de la tuberculosis se da cuando las bacterias se activan y comienzan a multiplicarse, en este caso la persona si presenta síntomas y transmite la enfermedad a los demás.


Síntomas de la tuberculosis

Las primeras etapas de la enfermedad son asintomáticas, en estadios más avanzados comienzan a aparecer los síntomas, pero son bastante inespecíficos y comunes de otras enfermedades, por lo que siempre es recomendable consultar a un médico para obtener el diagnóstico definitivo.

Los síntomas presentes son los siguientes:

  • Tos, es el síntoma principal ya que se trata de una infección pulmonar, además es el mecanismo más común de contagio.
  • Expectoración, consiste en la expulsión de flemas.
  • Sudoración nocturna.
  • Dolor en el pecho producto del daño al que se ven sometidos los pulmones.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Cansancio excesivo producto de que la actividad pulmonar se ve comprometida, el aire no llega de manera efectiva a los pulmones y por lo tanto llega en menos cantidad al resto del cuerpo.


Si no se trata, en fases avanzadas la bacteria puede producir pequeños orificios en los pulmones.


Pruebas para diagnosticar la tuberculosis

  • Análisis de flemas: cosiste en tomar muestras de secreción o flema proveniente de las vías respiratorias de un paciente infectado. Al ser el mecanismo de expulsión de las bacterias, ésta estará cargada de ellas.
  • Radiografía de tórax: se utiliza para observar si existe la presencia de orificios en los pulmones, de ser así, la enfermedad se encuentra en un estado avanzado y es urgente la atención médica.


Radiografía de tórax.

  • Prueba de la tuberculina: consiste en inyectar en la piel un derivado de una proteína presente en la bacteria de la tuberculosis. El resultado se valora luego de las 72 horas.

Tratamiento contra la tuberculosis

El tratamiento consiste en una combinación de medicamentos entre los cuales se pueden encontrar la rifampicina, la pirezinamida, la isoniacina y el estambutol. En primera instancia el paciente debe tomar los cuatro fármacos hasta que los análisis muestren cuál es el que está haciendo efecto.

El tratamiento para la tuberculosis dura aproximadamente seis meses, luego de esto la curación está completa y es poco probable que el paciente recaiga.

Los medicamentos deben tomarse diariamente de manera constante, no hay que abandonarlos antes de lo estipulado por el médico, aunque se sienta mejoría, ya que el paciente puede recaer y además de ello las bacterias pueden desarrollar resistencia a los fármacos. En estos casos serán necesarios tratamientos más complicados.


Pasadas las tres semanas de medicación, se considera que ya el paciente no tiene la capacidad de infectar.

Generalmente, la tuberculosis no requiere hospitalización, sólo en casos graves donde la bacteria se haya alojado en zonas importantes del cuerpo. Si no existen complicaciones, el paciente puede tomar su tratamiento en casa.


Si la tuberculosis no se trata, pude ser mortal.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130