TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

¿Sabías qué…?

Helicobacter pylori es una bacteria que se desarrolla exclusivamente en el estómago de los seres humanos y, aunque en muchos casos las personas que la contienen no presentan síntomas, H. pylori es la causante de muchos tipos de gastritis y ulceras.

Ulcera gástrica

Una de las consecuencias de la gastritis producida por Helicobacter pylori es la formación de una ulcera gástrica. Las ulceras son llagas que recubren las paredes del estómago y producen ardor, se generan cuando los ácidos gástricos dañan las paredes del estómago.

Enfermedades estomacales: gastritis



La gastritis es una enfermedad estomacal que se genera por múltiples causas, puede deberse a una mala alimentación, al consumo excesivo de alcohol, al uso excesivo del tabaco o a infecciones por bacterias. Dependiendo de su duración puede ser de tipo aguda o crónica.


¿Qué es la gastritis?

Es una inflamación total o parcial del revestimiento del estómago, es decir, de la mucosa gástrica. Puede ser de dos tipos:

  • Gastritis aguda: es la forma principal de gastritis, también se conoce como erosiva o hemorrágica y se caracteriza por la erosión en la pared del estómago. Este tipo de gastritis usualmente es breve y repentina.
  • Gastritis crónica: es una condición más duradera y consiste en la inflamación crónica de la mucosa estomacal. Comienza con un daño en las áreas superficiales de la mucosa y posteriormente provoca la destrucción glandular.


A pesar de que el término gastritis se utiliza para incluir otras dolencias estomacales, se refiere exclusivamente a la inflamación de la mucosa gástrica.


¿Cuáles son las causas de la gastritis?

La causa más importante de la gastritis aguda y crónica es la infección de la mucosa intestinal por parte de la bacteria Helicobacter pylori. Generalmente, esta bacteria primero infecta de manera aguda la mucosa estomacal que no produce ácido y posteriormente progresa hasta infectar toda la pared del estómago (gastritis crónica).


La causa principal de la gastritis es la bacteria Helicobacter pylori.

Sin embargo, existen muchas otras razones por las cuales se puede producir una gastritis. La siguiente es una lista con las causas más comunes de gastritis aguda y crónica:

  • Uso excesivo de fármacos antiinflamatorios no esteroideos.
  • Infecciones bacterianas, virales o parasitarias.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Infecciones causadas por hongos.
  • Infecciones alérgicas.
  • Reflujo biliar.
  • Estar sometido a niveles altos de estrés.
  • Intoxicaciones por alimentos.
  • Estar expuesto a radiación.
  • Consumo excesivo de comida picante.
  • Consumo de cocaína.
  • Uso excesivo del tabaco.


El consumo en exceso de alcohol además de dañar el hígado puede producir una gastritis.


Síntomas de la gastritis

Sorprendentemente en muchas personas, la gastritis a menudo no genera ningún síntoma y sólo es diagnosticada cuando se examina la mucosa intestinal para detectar otras enfermedades. Sin embargo, cando se presentan síntomas, pueden variar de persona en persona, a pesar de ello, los más frecuentes son los siguientes:

  • Malestar estomacal.
  • Dolor abdominal.
  • Vómito.
  • Distención abdominal, es decir, sensación de llenura y presión en el abdomen.
  • Indigestión.
  • Sensación de ardor en el estómago, durante comidas o en las noches.
  • Producción de heces negras.
  • Pérdida de apetito.
  • Vómito color sangre o café.
  • Hinchazón.


El malestar estomacal es un síntoma recurrente en las personas que padecen de gastritis, debido a que el daño es específicamente en este órgano.


¿Cómo se diagnostica la gastritis?

La gastritis se diagnostica en base a los siguientes aspectos: 1) los síntomas del paciente, 2) la historia médica del paciente y sus familiares, 3) el consumo de alcohol, 4) el uso de antiinflamatorios no esteroides y 5) a tratamientos previos de gastritis (de haberla padecido).


Para diagnosticar la gastritis, la revisión médica de los antecedentes es el primer paso.

Posterior a la revisión médica de antecedentes, se emplean alguno de estos tres métodos de diagnóstico:

  • Endoscopia superior: se inserta un tubo delgado con una pequeña cámara a través de la boca hasta llegar al estómago, para así revisar el revestimiento del mismo. El médico comprobará si existe inflamación, de haberla procede a realizar una biopsia.


Endoscopia.

La biopsia es un procedimiento mediante el cual se retira una pequeña muestra de tejido de la mucosa estomacal para luego analizarla en el laboratorio.

  • Análisis de sangre: el médico recurre a este análisis con el fin de realizar un recuento de glóbulos rojos para determinar si el paciente sufre de anemia. También se utiliza para detectar la infección por Helicobacter pylori y anemia perniciosa.
  • Prueba de sangre oculta en heces: también llamada prueba de heces, es un diagnostico que permite comprobar la presencia de sangre en las heces, lo que podría ser un posible signo de gastritis.

El médico es quien determinará que prueba debe realizarse y si es necesario que se incluyan pruebas auxiliares para identificar otras causas, en caso de que los síntomas sean poco específicos, como suele ocurrir en algunos casos de gastritis.


Tratamiento para la gastritis

El tratamiento para la gastritis va a depender de si es una gastritis aguda o si es una crónica. En el caso de la gastritis aguda, se deben seguir los siguientes consejos:

  • Evitar el consumo de alimentos potencialmente irritantes, como, el café, el alcohol, el té, la mostaza, el vinagre o la pimienta.
  • Evitar el uso de antiinflamatorios, de ser necesarios, nunca se deben consumir en ayunas y se debe tomar adicionalmente un protector gástrico.
  • Evitar el consumo de alimentos picantes.
  • Fraccionar las comidas para así evitar la hiperproducción de ácido gástrico.

En el caso de la gastritis crónica, las recomendaciones iniciales son las mismas que para la gastritis aguda, se deben evitar los alimentos irritantes, pero en este caso los antiinflamatorios están completamente prohibidos.

Si las gastritis es producida por Helicobacter pylori, se debe realizar un tratamiento con una serie de antibióticos, dentro de los cuales se incluyen: amoxicilina, omeprazol y claritromicina. En cambio, si la gastritis es producida por anemia perniciosa, es necesario el consumo indefinido de vitamina B12.


Se recurre al uso de antibióticos únicamente cuando la gastritis es producida por H. pylori.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130