TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Las pequeñas acciones suman para un gran cambio global.

¿SABÍAS QUÉ?

El último sábado de marzo, en muchos países se festeja “La Hora del Planeta”. Las personas, por una hora, evitan utilizar energía eléctrica en sus hogares.

AUTOMÓVILES VERDES

La quema de combustible de los vehículos libera contaminantes a la atmósfera, lo que generó una situación global preocupante. Hoy en día existen autos eléctricos, híbridos, y solares con un bajo impacto ambiental. Favorecer o no favorecer a la contaminación es una decisión.

.
En el informe Bruntland se acuñó por primera vez el concepto de desarrollo sustentable y la necesidad del cambio en pos de las generaciones futuras.

¿SABÍAS QUÉ?

A 4 años del desastre de la planta nuclear de Fukushima, se estima que se necesitarán al menos 40 años más para llevar a cabo la limpieza.

BAÑO… ¡SIN AGUA!

Un estudiante sudafricano de 22 años llamado Ludwick Marishane inventó un gel de ducha llamado Dry Bath que busca dar respuesta a las necesidades de higiene en aquellas zonas donde el acceso al agua es escaso o nulo.

¿SABÍAS QUÉ?

En 2030, a causa del cambio climático, casi la mitad de la población mundial vivirá en áreas de estrés hídrico.

La carrera tecnológica parece no detenerse. Los altos niveles de consumo, y la corta vida útil de los artefactos generan diariamente enormes cantidades de basura electrónica.

¿SABÍAS QUÉ?

Rachel Carson fue una escritora estadounidense que escribió en 1962 Primavera Silenciosa, obra que sirve de base a la conciencia ambiental moderna.

UN CASO ESPECIAL: MÉXICO

En 1992 la Ciudad de México fue declarada la más contaminada del planeta. Gracias a un proyecto llamado ProAire, redujeron las emisiones dañinas en 7,7 millones de toneladas en 4 años ya que inhabilitaron las fábricas más contaminantes y limitaron el uso de automóviles.

¡Desarrollo sustentable hoy!



Cuando hablamos de desarrollo sustentable, nos referimos a un proceso integral que conjuga a la sociedad, la economía y al planeta tierra con su naturaleza. Se trata de un modo de ver y de hacer que desterró la antigua idea de “progreso”, relacionada a la explotación desmedida de los recursos. El mundo exige cambios urgentes, y en nuestras manos está el futuro ¡construyámoslo juntos!


Ciudad sustentable

Durante las últimas décadas, el hombre ha explotado los recursos naturales del planeta sin detenerse a pensar en su finitud y los problemas que su agotamiento traería a futuro. Es por ello que, recientemente, ciertos países, actores sociales, políticos y económicos han comenzado a transitar lentamente el camino hacia la sustentabilidad.


PERO… ¿QUÉ ES LA SUSTENTABILIDAD?

También entendida como sostenibilidad o desarrollo sostenible, no tiene una única definición. Es un modo de concebir y de llevar adelante las prácticas cotidianas, la economía, las relaciones con el entorno y entre la sociedad.

Una definición que ha cobrado mucha popularidad acerca del desarrollo sustentable es la establecida en el informe Brundtland de 1987, denominado oficialmente Brundtlant Commission: Our Common Future. El mismo expresa que: “El desarrollo sustentable es un desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades.”

En este sentido, cuando hablamos de desarrollo sustentable, nos referimos al conjunto de medidas que tienen la finalidad de administrar de manera responsable y eficiente los recursos naturales de nuestro planeta. Para ello, concilia tres ejes:

  • LO SOCIAL
  • LO ECONÓMICO
  • LO ECOLÓGICO

grafico conjuntos

Como puede verse en gráfico anterior, los tres pilares del desarrollo sustentable tienen la misma importancia y, al relacionarse en situación de respeto, dan como resultado el manejo responsable de nuestros recursos con una mirada comprometida hacia el futuro.

De esta manera, el desarrollo sustentable es más que un simple concepto. Llegó a convertirse en una “manera de hacer” o mejor dicho un “manifiesto político”. Éste propone la implementación de acciones, el seguimiento de principios éticos, y la promoción de nuevas instituciones. Todo esto en una dirección: la sustentabilidad.


UNA MIRADA EN POS DEL BIENESTAR

El desarrollo sustentable no pone todo el énfasis en un pilar en especial. Tras muchos años en los que se priorizó la ganancia económica, los recursos del planeta se han puesto en peligro. La mirada meramente ecologista no alcanza para solucionar el problema, ya que priorizar el medio ambiente por sobre la sociedad puede traer riesgos para el bienestar social.

Es por ello que el desarrollo sustentable propone brindar la misma atención a los tres pilares: el económico, el social y el ecológico. Sólo a través de una dialéctica de respeto entre éstos se podrán satisfacer las necesidades de todos, equitativamente, sin comprometer a las sociedades futuras.

- Relación entre lo social y lo económico: equitativa.

El desarrollo sustentable propone una equidad económica entre las personas; es decir, eliminar la brecha entre diferentes clases, grupos o actores.

- Relación entre lo ecológico y lo social: soportable.

Se busca que el impacto del hombre sobre el planeta sea el mínimo posible.

- Relación entre lo económico y lo ecológico: viable.

Se pueden aprovechar los recursos naturales con fines económicos pero de forma viable, de manera tal de que se protejan, se promueva su renovación y se minimice el uso de los no renovables apostando de lleno a los renovables.


El manejo responsable de los recursos por parte de entidades requiere de un análisis del impacto ambiental y un plan de recuperación. Un ejemplo es la reforestación de los suelos.


UNA HISTORIA NO SUSTENTABLE

La década del sesenta despertó en algunas personas y grupos sociales un sentimiento de resistencia hacia un mundo que sufría las consecuencias de las guerras y el Holocausto, de las desigualdades sociales, y la destrucción de la naturaleza de nuestro único hogar: el planeta Tierra.

¿QUÉ ES LA ECONOMÍA DE FRONTERA?

En este enfoque, que tuvo una fuerte vigencia hasta finales de la década del 70, se considera a la naturaleza como una fuente ilimitada de recursos naturales. En este sentido, el hombre podría explotarlos y devolver al ecosistema sus desechos, por lo que no hay una real conciencia sobre la relación entre los seres humanos y el medio ambiente.


La utilización indiscriminada de los recursos naturales, llevó a su abrupta disminución y a la incapacidad de los mismos de regenerarse.

Comenzó entonces a tambalear la idea de “progreso” que se tenía, asociada al poder, la tecnología y la ambición económica. También se puso en tela de juicio el concepto de desarrollo que se tenía hasta el momento, y emergió poco a poco una conciencia ambiental.

¿Hasta qué punto el desarrollo industrial era símbolo de progreso?, ¿los avances tecnológicos estaban favoreciendo al planeta Tierra y a las sociedades?, ¿el uso de las reservas energéticas del planeta llevaría a su agotamiento? Estas y tantas otras preguntas comenzaron a surgir en un contexto donde no se miraba de cara al futuro, sino que se aspiraba al beneficio económico de unos pocos, dejando a un lado a las generaciones venideras.

El gran crecimiento demográfico también comenzó a causar preocupación. ¿Qué pasaría con los recursos naturales?, ¿podrían cubrir las necesidades de todo el planeta?

Algunas consecuencias de este mundo que focalizó el “progreso” en lo económico fueron:

  • Contaminación atmosférica.
  • Agotamiento de los recursos hídricos.
  • Desforestación y contaminación del suelo.
  • Pérdida de biodiversidad.
  • Adelgazamiento de la capa de ozono.
  • Aumento del calentamiento global.
  • Degradación y pérdida de fertilidad de las tierras.
  • Desigualdades sociales y económicas.


El desarrollo sustentable apunta a reducir las desigualdades sociales y económicas.


CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL MEDIO AMBIENTE HUMANO

Se celebró en Estocolmo entre el 5 y el 16 de junio de 1972 y significó la expansión a nivel mundial de una preocupación que buscaba convertirse en acción: el tema medioambiental.

La iniciativa para concretar el evento fue del Gobierno de Suecia, y asistieron representantes de 113 países y cientos de organizaciones tanto gubernamentales como no gubernamentales. En este sentido, la Conferencia significó el comienzo de una toma de conciencia tanto pública como política, de los problemas sociales y ecológicos a nivel mundial.

El crecimiento técnico, industrial y demográfico había disparado una alarma: podían vislumbrarse los límites del planeta y de sus recursos.

HUELLA ECOLÓGICA

Es un indicador del impacto ambiental del hombre, que refleja el nivel de utilización de los recursos el planeta, paralelamente a la capacidad de la Tierra de recuperarse regenerándolos.


Reforestar es una manera de reducir el impacto ambiental y promover la sustentabilidad.


LA LLEGADA DEL INFORME BRUNTLAND

Había pasado una década desde la Conferencia celebrada en Estocolmo en el que la cuestión medioambiental se postuló como destacada. Pero la realidad mostraba crisis económicas y sociales en distintos países del mundo, especialmente en América Latina. Fue así que los gobiernos y las organizaciones internacionales debieron focalizarse en estos conflictos, mientras que los problemas ambientales lejos de disminuir, crecían.

En este marco, el secretario general de las Naciones Unidas creó la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo. El resultado de tres años de audiencias públicas, estudios, investigaciones y debates, fue un documento titulado Nuestro futuro común en 1987 y conocido como el informe Bruntland.

En el mismo, además de dar entidad por primera vez al concepto de desarrollo sustentable, se postuló al mismo como una condición para la supervivencia del género humano. Y así, el foco internacional comprendió la importancia de tomar medidas urgentes, pues la cuestión medioambiental atravesaba y era la base de todo.


CONFERENCIA DE RÍO DE JANEIRO

En base a lo pautado en el informe Bruntland, la ONU convocó en 1992 a todos los jefes de estado a participar de la llamada Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo en la ciudad brasileña de Río de Janeiro. Se elaboró allí la Agenda 21, que es un programa con políticas globales para abordar el desarrollo bajo los principios de la sustentabilidad.


PRINCIPIOS DE LA SUSTENTABILIDAD

1. Precautorio: este principio se refiere a que se debe actuar con precaución, siempre velando por la naturaleza y evitando generar consecuencias que puedan poner en riesgo al planeta y a los seres vivos.

2. De interdependencia: también llamado de interconexión, hace referencia a la vinculación de todos los fenómenos que se dan en la naturaleza y en la sociedad. Este principio potencia el valor de todos los seres vivos y busca su protección.

3. De eficiencia y mesura: lo que requiere una utilización medida de los recursos, en base a la premisa de que la regeneración de los mismos puede demorar millones de años.

4. De equilibrio: si uno de los elementos de nuestro planeta se agota, se rompería el equilibrio natural del mismo. Es por ello que el impacto del hombre sobre la Tierra debe ser medido e inteligente.


EL IMPACTO AMBIENTAL

Las actividades del hombre sobre el planeta han causado un grave impacto ambiental. Gracias a los avances en ciencia, higiene y medicina, el crecimiento demográfico mundial aumenta año tras año. Este crecimiento comenzó con la Revolución Industrial y se potenció en el siglo XX.

Cuanto mayor es la cantidad de población mundial, y sumado a un proceso de industrialización y propulsión del consumismo, mayor es el desafío de evitar el colapso de los recursos. Satisfacer las necesidades de todos los habitantes es una misión que requiere de un compromiso con la naturaleza. Esto no ha sucedido en los últimos años.


La emergencia hídrica es una realidad. Millones de personas en el mundo tienen dificultades para acceder al agua. Para que la escasez no continúe creciendo son necesarias acciones urgentes.

Abordaremos los problemas más graves que se enfrentan en la actualidad a causa los modos de vida y los altos niveles de consumo.


CALENTAMIENTO GLOBAL

La actividad del hombre, en especial la utilización y quema de combustibles fósiles tales como el petróleo, el carbón o el gas, produce la emisión de gases del efecto invernadero a la atmósfera. Pero… ¿qué es el efecto invernadero? Es un proceso natural de la atmósfera, en el cual la energía del Sol entra en contacto con el suelo de nuestro planeta, y una parte es absorbida y otra reflejada.

Dicha absorción produce un calentamiento que irradia determinada cantidad de energía a la atmósfera. A causa de los gases presentes en la misma, se produce un bloqueo que impide que la energía se disipe, y vuelve a la Tierra, lo que aumenta su temperatura. Todos los factores anteriormente mencionados, hacen que este fenómeno natural se vea acentuado, ocasionando un aumento notorio del calentamiento global.

El aumento de la temperatura en el planeta genera, entre otras cosas, un desequilibrio en la naturaleza con el que se ven comprometidas numerosas especies de seres vivos, inclusive el hombre.

ACCIÓN CONTRA EL CALENTAMIENTO GLOBAL: PROTOCOLO DE KIOTO

Enmarcado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), se trata de un acuerdo internacional cuya finalidad esencial es la reducción de las emisiones de los gases del efecto invernadero. Se determinó que en el período de 2008 a 2012, globalmente, los países debían reducir las emisiones en un 5%.


AGUJERO EN LA CAPA DE OZONO

La capa de ozono protege al planeta de los rayos dañinos del Sol. El uso de ciertos compuestos presentes en aparatos refrigerantes y en aerosoles ha contribuido al adelgazamiento de la misma, por lo que los rayos ultravioletas la atraviesan cada vez más, ocasionando graves consecuencias para los seres vivos.


RESIDUO

Lo que para algunos es desechable, para otros puede ser materia prima. Se trata entonces de un material que, quien fue su dueño, no desea retener ya que no lo considera valioso.

A causa del crecimiento demográfico, los hábitos de consumo, y el uso abusivo de empaquetados, envoltorios y bolsas, cada vez es mayor la generación de residuos a nivel mundial. Si bien muchos de ellos podrían ser recuperados para su reciclaje, en pocas regiones del mundo se lleva a cabo esta práctica con regularidad.

Basura domiciliaria, industrial, e incluso nuclear y tóxica, se acumula diariamente en distintos tipos de basurales o en los mares, ríos y lagos. La basura no recuperable no sólo contamina los suelos, sino también los recursos hídricos, e incluso la atmósfera.

EL CASO DEL TÉ

¿Te has detenido a pensar en el empaque del té? Primero quitamos el film transparente de una caja, luego, tomamos una de las bolsitas de papel. Posteriormente extraemos de su interior el saquito que tiene anexado un piolín que en el extremo presenta un cuadrado de papel con el nombre de la marca. Todo ese empaque sólo para contener unos pocos gramos de té. Es decir, consumimos más empaque que producto.


CONTAMINACIÓN DE LOS SUELOS Y EL AGUA

No sólo la generación de basura domiciliara llega a las napas y los suelos, los vertidos industriales, ganaderos y agropecuarios que utilizan sustancias tóxicas para fumigar y fertilizar los terrenos también se filtran contaminando el agua y destruyendo la tierra.

¿Qué pasa con la minería? También es una actividad sumamente contaminante. La misma requiere de la explotación de los recursos naturales y la liberación de sustancias tóxicas a los ecosistemas. Las minas a cielo abierto son, hoy en día, un gran factor de destrucción de los ecosistemas.


La contaminación del agua es uno de los principales impactos que ponen en riesgo la vida en la Tierra.


DEFORESTACIÓN

La tala de árboles, la ganadería intensiva, y las prácticas dañinas de cultivo agrícola han llevado a la pérdida de bosques, pulmones de nuestro planeta. Su protección debe ser llevada a cabo por todos nosotros, pero requiere de una especial regulación por parte de los Estados, pues nuestro planeta puede verse severamente comprometido a causa de la a acción de industrias y empresas que persiguen fines económicos.


BIODIVERSIDAD EN PELIGRO

La diversidad de especies y de ecosistemas de nuestro planeta está disminuyendo drásticamente. Las principales causas son: la agricultura insostenible, la deforestación, la caza y la pesca industrial, además de todas las problemáticas mencionadas anteriormente. El equilibrio de la Tierra está amenazado.


La contaminación amenaza a todas las especies del planeta.

EL PAPEL DE LA TECNOLOGÍA

Los avances tecnológicos representan una dualidad. Si bien pueden ayudar a solucionar problemas tanto económicos como ecológicos, también pueden tener consecuencias dañinas a largo plazo.

La tecnología debería estar orientada a mejorar la capacidad de carga de los recursos naturales de nuestro planeta, es decir, lograr hacer lo mismo con menos recursos. También, orientarse al bienestar social de las poblaciones y a la solución de graves problemas medioambientales.

La tecnología que sólo apunta a beneficios económicos a corto plazo, no se detiene en el análisis del impacto, y por ello también hay superproducción y altos niveles de consumo de artefactos que, a causa de su corta vida útil, significan miles de toneladas de chatarra tecnológica.


Los avances tecnológicos en pos del cuidado del planeta ayudan a descubrir nuevas formas de aprovechamiento de energías limpias.


NUESTRA MAYOR RIQUEZA: LOS RECURSOS NATURALES

Llamamos recursos naturales a lo que la naturaleza brinda y el hombre toma para satisfacer sus propias necesidades. Es decir, asociada al concepto de recurso natural se encuentra la idea de limitación.

RECURSOS NO RENOVABLESRECURSOS POTENCIALMENTE RENOVABLESRECURSOS RENOVABLES
Son finitos, es decir, que pueden agotarse. Su regeneración requiere de millones de años. Este es el caso de los recursos minerales y combustibles fósiles. La naturaleza puede llegar a regenerarlos en escalas de tiempo relativamente cortas, siempre y cuando se utilicen adecuadamente, y el ritmo del aprovechamiento lo permita. Son infinitos, es decir que su utilización no los agota.
Por ejemplo:
-Petróleo
-Gas natural
-Carbón mineral
Por ejemplo:
-Agua dulce
-Bosques
-Suelos
-Especies animales
-Especies vegetales
Por ejemplo:
-Energía solar
-Viento
-Marea
-Oleaje

El comportamiento depredador que hemos llevado adelante con los recursos naturales es la primera causa de su ya latente escasez. Se han priorizado los beneficios particulares a corto plazo sin tener en cuenta el irremediable daño.

Recursos tales como el petróleo, que yacía en nuestro planeta desde los orígenes de la Humanidad, fue entendido como recurso energético hace relativamente poco tiempo. Desde ese momento, la explotación adquirió niveles crecientes, impulsada por los avances técnicos. De esta manera, el agotamiento de los recursos fósiles es inminente, acompañado de un acelerado cambio climático cuya principal causa es la combustión de los mismos.

A pesar del conocimiento global de esta problemática, tanto la producción automotriz como la producción de materiales sintéticos (especialmente plástico) y los representantes internacionales, continúan apostando a una industria que necesita del mismo. Esto llevará indefectiblemente a su agotamiento, por lo que la búsqueda de energías “limpias” (provenientes de recursos renovables) ya es una realidad.

Pero la escasez de recursos minerales no es la única preocupación. Los ritmos de utilización de los recursos potencialmente renovables no son los mismos que los de su regeneración. El agua dulce, los suelos, los bosques, y la biodiversidad del planeta, también están en riesgo.


APOSTAR A LAS ENERGÍAS RENOVABLES

Uno de los primeros pasos urgentes para un desarrollo sustentable es dejar a un lado las energías no renovables y apostar por las renovables “verdes” o “limpias”, es decir, las de menor impacto ambiental.

Algunas de las principales premisas de la sustentabilidad en materia energética son:

• Uso de fuentes renovables, teniendo en cuenta que los combustibles fósiles terminarán por agotarse.

• Uso de energías “verdes” que no requieran procesos de combustión ni de fisión nuclear.

• Creación de dispositivos eléctricos de mejor rendimiento que reduzcan la demanda energética.

• La generación de actitudes y conciencia a nivel global para que día a día se reduzca la utilización de energía innecesaria.


El viento es un recurso natural renovable, y su aprovechamiento significa una fuente de energía “limpia.”

ENERGÍAS RENOVABLES LIMPIAS
Energía azul o potencia osmóticaSe genera cuando se encuentra una masa de agua salada con una de agua dulce, a causa de la diferencia de concentración de sales entre ellas.
Energía solar¡Piensa en la cantidad de radiación solar que llega a la Tierra cada día! El aprovechamiento de la misma es una fuente de energía inagotable.
Energía geotérmicaEs la fuente de energía que se obtiene a partir del calor interno de la Tierra.
Energía hidráulicaSe considera energía limpia cuando la fuente energética es la fuerza del agua, pero sin necesidad de represarla.
Energía mareomotrizSe obtiene a través del aprovechamiento de las mareas, utilizando un alternador.
Energía undimotrizSe genera a través de la energía mecánica que se obtiene del movimiento de las olas.
Energía eólicaLas corrientes de aire generan energía cinética que luego es convertida en energía aprovechable.

¡QUIERO UNA CIUDAD SUSTENTABLE!

Más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas y ciudades. Es por ello que en gran desafío es hacer de nuestros hogares y ciudades, lugares más sustentables. Si bien entre todos debemos aportar actitudes para el cambio, lo cierto es que debe estar acompañado de un plan a consciencia por parte de los representantes estatales para alcanzar la sustentabilidad.


¿QUÉ SE NECESITA PARA SER UNA CIUDAD SUSTENTABLE?

Aprovechar las energías renovables: Esta sea tal vez unas de las medidas primeras y más importantes. Dejar a un lado las energías contaminantes y cambiar por las limpias dará un respiro al planeta y a los seres vivos.

Separación de residuos y reciclaje: desde la concientización de sus habitantes, hasta las políticas deben estar orientadas a la recuperación de residuos aprovechables, reduciendo así la contaminación y la posterior explotación de recursos.

Más espacios verdes: estos absorben el CO2 y generan oxígeno. Los techos verdes sobre edificios se perciben en las ciudades más sustentables del mundo.

Eficiencia en transporte público: además de favorecer a los usuarios, se evita el uso de automóviles que liberan enormes cantidades de contaminantes a la atmósfera, y que también son los principales causantes del smog.

Potenciar el consumo de alimentos locales: esto evita el gasto de energía en su transporte, y las emisiones a la atmósfera del mismo.


¿QUÉ PUEDO HACER YO?


Conviértete en un guardián de nuestro planeta Tierra. Puedes hacer una gran cantidad de cosas para ayudar, empezando por contagiar las ganas de cambiar el mundo.

¡Muchísimas cosas! Recuerda que cada acción cuenta. Te damos algunos consejos para que comiences a cambiar los hábitos en tu hogar y puedas contagiar a los demás las ganas de salvar nuestro mundo.

Desenchufa los artefactos que no estén en uso: esto evita el “gasto fantasma” de energía. Los dispositivos en stand by también consumen energía.

Utiliza bombillas de bajo consumo: consumen un 80% menos que las comunes. ¡Imagina cuánta energía ahorras!

Compra a conciencia: intenta adquirir sólo lo que necesitas, el consumo desmedido significa explorar nuestros recursos y la posterior generación de desechos.

Di “no, gracias” cuando te ofrezcan bolsas de nylon: recuerda que tanto el nylon como los productos plásticos son derivados del petróleo. El recurso se agota, y tardan cientos o miles de años en degradarse.

Cuida el agua: el agua es la fuente de nuestra vida, cada gota es importante. Por ello, recuerda cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes, reemplaza la el baño de inmersión por la ducha, y llena el fregadero para lavar los platos.


¡No dejes que el agua se pierda! Un grifo goteando derrocha aproximadamente 30 litros de agua por día.

Recicla: es muy sencillo. Los restos de comida, desechos sanitarios o papeles humedecidos no son recuperables, pero el papel, cartón, vidrio, aluminio, plástico, nylon sí lo son. Por ello, es muy importante que no se desechen. Averigua cómo se gestionan los residuos en tu municipio y sabrás dónde depositarlos.

Evita las pilas: opta por artefactos que no las requieran. De tener que usarlas, elije las recargables.

Utiliza la bicicleta: recuerda que los automóviles son una de las principales causas de emisiones de gases dañinos a la atmósfera. Si los reemplazas por la bicicleta, no sólo ayudas al planeta sino que ejercitas tu cuerpo. También puedes caminar o utilizar el transporte público que, al trasladar a grandes grupos de gente, evita la sobrepoblación de automóviles en las calles.



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130