TIENDA ONLINE
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Balance energético del planeta

La principal fuente de energía del planeta proviene del sol, éste emite un 100% de radiación solar, del cual sólo el 47% de toda la radiación llega a la superficie terrestre, ya que el 23% se pierde al momento en que estas radiaciones chocan con la atmósfera y se refleja al espacio por efecto de las nubes, el polvo atmosférico, entre otros. Otro 7% es reflejado en la superficie de los suelos y mares, y finalmente un 23% es absorbido por las distintas capas de la atmósfera; es decir, que el 53% de las radiaciones son desaprovechadas y no entran en contacto con la superficie terrestre.

La atmósfera es responsable de filtrar las longitudes de onda más cortas emitidas por los rayos solares, estas longitudes de onda corta son conocidas como rayos ultravioletas. A menor longitud de onda mayor es la energía; estos rayos traen como consecuencia efectos nocivos para la vida terrestre. El ozono es el que impide el paso de los rayos ultravioletas.

Por otra parte, existen longitudes de ondas denominadas de ondas cortas, que sí son capaces de penetrar completamente a la atmósfera, las cuales al chocar con la superficie terrestre amplían su longitud de onda, logrando algunas salir de la atmósfera (18%); otras por los gases invernadero quedan atrapadas en la atmósfera y esto es responsable de la temperatura ideal para alojar la vida en la tierra. Finalmente el 29% que queda en la tierra es aprovechado entonces por los organismos terrestres.

Referencias bibliográficas:

Araya, A. (2003). Ecología Química. (1a. ed.). Editorial Mcgraw-Hill. Pág. 50



  • Argentina: 0800 2200 350
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130