PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Aparato reproductor femenino y aparato reproductor masculino: fecundación

El conocimiento de la estructura reproductora y sus caracteres permite la diferenciación entre los individuos de distinto sexo así como la caracterización específica de los genitales.

APARATO REPRODUCTOR FEMENINO (subtítulo)

El aparato reproductor femenino consta externamente de la vulva y las glándulas anexas, e internamente de la vagina, el cérvix, el útero o matriz, las trompas de Falopio y los ovarios.

OVARIOS

Son dos glándulas u órganos glandulares, que tienen por función producir las células sexuales femeninas denominadas óvulos, así como el crecimiento y sostén del resto de las estructuras genitales y de la aparición de los caracteres sexuales secundarios. Se ubican en la parte superior del útero, unidos por ligamentos ováricos a cada lado, por delante del recto.


Figura 1. Corte esquemático del aparato reproductor femenino

En cuanto a las características físicas de los ovarios, estos varían según el estado de desarrollo o edad. El color es rosado en la niñez, rojo en la adultez y gris en ancianas; el peso y tamaño va desde los 4 centímetros de largo a 2,5 centímetros de ancho, con espesores entre 0,6 y 10 gramos.

La formación de los óvulos u ovogénesis, también llamada maduración folicular, se da en el estroma ovárico, dentro de los ovarios, e inicia desde el nacimiento hasta llegar a la pubertad. Dentro del estroma ovárico se encuentran alrededor de 200 000 a 400 000 folículos ováricos, los cuales al pasar el tiempo, sólo una cantidad se convertirá en óvulos y la otra se perderá por un proceso degenerativo llamado atresia folicular. Durante el desarrollo embrionario se da la formación de las células primordiales llamadas ovogonias o folículo primario, específicamente en la etapa de la profase de la meiosis o formación de gametos sexuales, y el proceso se detiene y se reinicia hasta llegar a la pubertad o primera menstruación. Posterior al reinicio de la primera profase de la meiosis se forma el ovocito de primer grado o folículo en crecimiento, el cual al madurarse dará paso a los folículos maduros o De Graaf, todavía clasificándose como ovocito de primer grado que, al terminar la primera meiosis da lugar a dos células, una llamada ovocito de segundo orden, el cual continuará la segunda meiosis y formará al óvulo, y la otra célula se pierde como primer corpúsculo polar. El ovocito de segundo orden, al terminar la segunda división meiótica genera dos células, una es otro corpúsculo que se pierde y la otra más grande, con mayor cantidad de citoplasma, es el óvulo (Fig. 2); al liberarse los óvulos en su lugar queda un cuerpo amarillo denominado cuerpo lúteo, el cual segrega la hormona progesterona, que junto con otra hormona, los estrógenos, controlan el ciclo útero – ovárico o ciclo reproductivo.


Figura 2. Corte transversal de un ovario.
Tomado de: http://www7.uc.cl/sw_educ/biologia/bio100/html/portadaMIval8.2.3.2.html

Los óvulos ahora liberados pasan al útero, a través de las trompas de Falopio, conductos musculosos con dos extremos, uno situado muy cerca de los ovarios y el otro se conecta con el útero o matriz, que es en donde se recibe al óvulo luego de darse la fecundación. El útero es un músculo hueco localizado entre la vejiga y el recto, y es el órgano en donde se desarrollará y nutrirá el embrión u óvulo fecundado por lo que sufre variaciones en su forma y tamaño a los largo de los meses de gestación; luego del parto vuelve a su estado original.

ESTRUCTURA DEL ÚTERO

El útero posee tres capas con funciones indispensables para poder resguardar, nutrir y ayudar al desarrollo del embrión, éstas se conocen como peritoneo o perimetrio, que es la que lo recubre exteriormente; miometrio, formada por fibras musculares lisas que promueven las contracciones al momento el parto, y el endometrio, la capa más interna, que es donde se encuentran glándulas especializas con gran cantidad de vasos sanguíneos. En este órgano se observan tres partes cada una con diferente forma: el cuerpo, el cual tiene forma de cono y se conecta con las trompas de Falopio a través de un orificio denominado ostium uterino; el cuello, de forma cilíndrica y hueca que llega hasta la vagina, y el istmo se encuentra entre el cuerpo y el cuello (Fig. 3).


Figura 3. Capas del ovario.
Tomado de: Viola (2011)
http://emecolombia.foroactivo.com/t1546-quiz-virtual-sistema-reproductor-femenino-y-masculino-y-algunas-patologias-presesntado-por-carmen-julia-viola-g-102102058

ESTRUCTURA GENITAL EXTERNA: VAGINA

La vagina es el conducto muscular que va externamente de la vulva hasta el cuello del útero internamente, y es a través de donde se da la entrada de los espermatozoides para dar lugar a la fecundación, y de donde sale el feto durante el parto. Su tamaño promedio es de 8 a 7 centímetros de largo, longitud que está determinada por la edad, gestaciones, genética, entre otras cosas. El himen es una membrana muy delgada que se encuentra flanqueando la entrada externa de la vagina, que va desapareciendo gradualmente por las menstruaciones, y que se desgarra una vez que se tiene la primera relación sexual y desaparece en el primer parto.

En la parte media de la vulva se halla el vestíbulo, depresión en donde se abren la vagina y la uretra (aparato excretor), limitado por dos pliegues, los labios mayores en donde crece el vello púbico; y los labios menores, en donde se halla envuelto el clítoris, órgano eréctil homólogo al pene en el aparato reproductor masculino. El desplazamiento del pene dentro de la vagina se logra gracias a las glándulas anexas de Skene y las de Bartholino, las cuales secretan una mucosa que permite la lubricación de la misma.

Las glándulas anexas de la vulva, el clítoris, los labios mayores y menores, el vestíbulo, la uretra y el himen son los órganos genitales externos de la mujer (Fig. 4).


Figura 4. Estructura genital externa femenina.
Tomada de: http://www.redseguraclinicas.com/mujeres1/mujeresgu/index.php?option=com_content&view=article&id=136:anatomiafemeninaexterna&catid=49:noticias&Itemid=169

GLÁNDULAS MAMARIAS

Las glándulas mamarias complementan a los órganos sexuales femeninos, presentándose en pares de forma convexa, a cada lado de la línea media del pecho, distinguiéndose en su centro una formación llamada pezón, rodeada por una zona circular de mayor pigmentación, denominada aureola. El pezón está conectado a los conductos galactóforos, que son los que permiten la producción de leche para la alimentación del niño o lactante (Fig. 5).


Figura 5. Glándula mamaria.
Tomado de: http://www.clinicadam.com/imagenes-de-salud/17084.html

CICLO HORMONAL ÚTERO – OVÁRICO

La glándula pituitaria o hipófisis cumple un papel fundamental en la producción de hormonas necesarias para mantener regulado el ciclo sexual femenino, esto es, el conjunto de cambios fisiológicos en la mujer necesarios para dar lugar a la ovulación cada mes. Las hormonas secretadas por la hipófisis son denominadas como hormona folículo estimulante (HFE) y hormona luteinizante (HL). La hormona folículo estimulante debe su nombre a que regula la formación del folículo De Graaf y por ende a la producción de estrógenos por dicho folículo; mientras que la hormona luteinizante debe su nombre a que regula el desarrollo del cuerpo lúteo amarillo y por consiguiente a la elaboración de estrógenos y progesterona por dicho cuerpo. Los ovarios, a su vez, regulan el ciclo sexual femenino por secreción de los estrógenos y la progesterona, a partir del folículo De Graaf y el cuerpo lúteo, dándose en la capa endometrial durante los 28 días promedio que dura dicho ciclo, por lo que se distinguen tres fases: la fase menstrual, la fase proliferativa y la fase secretora.

FASE MENSTRUAL

Durante la menstruación se desprende el tejido endometrial por involución del mismo, manifestándose como un sangrado que puede durar de 4 a 7 días, dependiendo de la regularidad o irregularidad del ciclo en cada mujer. A partir del primer día de sangrado comienza el ciclo y es el cuarto día en donde inicia la proliferación del endometrio por acción de los estrógenos ováricos regulados a su vez por la HFE.

FASE PROLIFERATIVA

Esta fase se caracteriza por el aumento en espesor y alargamiento de las glándulas del endometrio durante los primeros 10 días del ciclo por acción de la HFE, que provoca la maduración y posterior ruptura del folículo De Graaf. El óvulo formado se expulsa gracias a la HL el día 14 del ciclo, periodo comprendido como ovulación, el cual puede durar desde un día antes hasta un día después, es decir, el día 13 y 15 del ciclo, en una mujer cuyo ciclo dure 28 días (sus menstruaciones se dan cada 28 días), por lo que puede decirse que, 14 días después del primer día de sangrado se da la ovulación o periodo fértil en la mujer.

El óvulo expulsado ahora capturado por las fimbrias de las trompas de Falopio pasará al útero, en donde morirá de no ser fecundado y será expulsado en la siguiente menstruación; o se fecundará en caso de mantener relaciones sexuales sin ningún método anticonceptivo.

FASE SECRETORA

En esta fase, que comprende el final del ciclo, es decir, del día 15 al 28, ocurren diferentes eventos en función a si se da o no la fecundación. El cuerpo lúteo resultante se encarga de producir estrógenos y progesterona por la HL, por lo que es el responsable de los cambios uterinos manifestados como cambios en el flujo vaginal, involucionando cerca del día 26 del ciclo de no darse la fecundación, y dejando una cicatriz blanca llamada cuerpo albicans. De darse la fecundación el cuerpo lúteo no involuciona y permanece por meses, alcanzando su mayor tamaño a los tres meses de gestación; el aporte sanguíneo aumenta por preparación del endometrio para la implantación del óvulo fecundado.


Figura 6. Ciclo hormonal útero - ovárico.
Tomado de: http://www.theholisticcare.com/

APARATO REPRODUCTOR MASCULINO

El aparato reproductor masculino está formado por el pene u órgano copulador, los testículos o glándulas sexuales, las vías seminíferas, y las glándulas anexas, entre ellas la próstata (Fig. 7).


Figura 7. Aparato reproductor masculino.
Tomado de:http://www.prosalud.org.ve/quienes-somos/426-Aparato%20Reproductor%20Masculino

ÓRGANO COPULADOR O PENE

Este órgano es el encargado de expulsar al exterior los espermatozoides durante la eyaculación en el acto sexual o la masturbación. Se encuentra dividido en una extremidad anterior o glande, el cuerpo y la base o extremidad posterior; a su vez está envuelto externamente por un repliegue llamado prepucio, e internamente por un cuerpo cavernoso y uno esponjoso, éste último atravesado por la uretra (Fig. 8).


Figura 8. Corte transversal de un pene.
Tomado de: http://www.amo.site90.com/Anatomia/anatomiahombre.htm

TESTÍCULOS

Son pares de glándulas sexuales masculinas encargadas de la producción de espermatozoides en los túbulos seminíferos, y de la hormona masculina testosterona, la cual determina la aparición de los caracteres sexuales propios de los hombres, como cambios en la voz, crecimiento de vello en la barba, pecho, axilas, entre otros. Al igual que en los ovarios en la mujer, las características de los testículos varían según la edad o estado de desarrollo, alcanzando en adultos entre 4 a 5 centímetros de largo y 10 a 20 gramos de peso; están recubiertos y suspendidos externamente por un tejido denominado escroto (Fig. 9).


Figura 9. Esquema de un testículo.
Tomado de: http://morfoudec.blogspot.com/2008/07/microscopa-virtual-testculo-y-epiddimo.html

Interiormente se presenta una división de más de 300 lóbulos, en cuya estructura se hallan los túbulos seminíferos, donde se da la espermatogénesis o formación de los espermatozoides.

EPIDÍDIMO

El epidídimo es un órgano alargado de aproximadamente 5 centímetros, que se encuentra flanqueando de forma anteroposterior a los testículos, y cuya función es la de transportar a los espermatozoides a través de los conductos deferentes hasta llegar a la vesícula seminal y almacenarlos. La próstata posee una función prostática de la uretra, por la que desemboca el conducto eyaculador que se conecta al pene, es decir, los conductos eyaculadores atraviesan la próstata y llegan a la uretra, siendo el líquido seminal el conjunto de espermatozoides más las secreciones de la próstata y la vesícula seminal (Fig. 9).

GLÁNDULAS ANEXAS

La próstata es una glándula situada por debajo de la vejiga, con un peso aproximado de 20 gramos, conectada posteriormente con los conductos eyaculadores e interiormente a la uretra prostática, siendo su función la de producir una secreción alcalina que protege a los espermatozoides del pH ácido de la uretra y de la vagina, y así facilitar también su desplazamiento.

Las glándulas de Cowper, también llamadas glándulas bulbouretrales ubicadas en la raíz del pene, comunicadas con la uretra, tienen por función secretar una sustancia que actúa como lubricante en el acto sexual, y que a su vez también protege a los espermatozoides de la acidez de la vagina y la uretra, las glándulas de Litre también poseen esa función y se hallan a lo largo de la uretra.

FECUNDACIÓN

La fecundación es el proceso por el que se une una célula sexual masculina o espermatozoide, y una célula sexual femenina u óvulo dando lugar al huevo o cigoto, que luego por sucesivas divisiones formará un conglomerado de células llamado mórula, el cual indica el inicio del desarrollo embrionario de un nuevo individuo.

La fecundación ocurre en las trompas de Falopio, luego de darse la ovulación y el depósito de los espermatozoides durante la relación sexual en la vagina, de donde se desplazan al cuello uterino y a la cavidad uterina, hasta llegar al orificio interno y luego hacia una extremidad de las trompas. La fecundación dura alrededor de unos días en donde sólo un espermatozoide penetrará en el óvulo, perdiendo su cola y convirtiéndose entonces en un pronúcleo al igual que el óvulo al entrar en contacto con el espermatozoide, por lo que la fusión de los dos pronúcleos formará al cigoto o nuevo ser. Los cambios en el endometrio por la fecundación se manifiestan como un engrosamiento y vascularización necesaria para la implantación y nutrición del cigoto. Luego de pasar el estado de mórula, las células centrales se modifican y transforman en una estructura llamada blástula o blastocito (Fig. 10).


Figura 10. Fecundación.
Tomado de: Corts (2013) http://www.ediciona.com/esquema_de_la_fecundacion-dirpi-14934.htm

Referencias bibliográficas:

Rodríguez, M; De Rodríguez, C. (1994). Educación para la Salud. (4.a ed.). Editorial Romor. Caracas, Venezuela. Pág. 144-151.

Salas, C; Álvarez, L. (2004). Educación para la Salud. (2.a ed.). Editorial Pearson. Naucalpan, México. Pág. 99-101



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130