PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Corriente eléctrica

Una corriente eléctrica es todo movimiento de carga de una región a otra. La mayoría de las aplicaciones tecnológicas de cargas en movimiento implican corrientes de este tipo.

En los metales comunes, como el cobre, hierro, bronce, entre otros, algunos de los electrones están libres para moverse dentro del material. Estos electrones libres se mueven al azar dentro del metal, con una rapidez del orden de 106m/s. Aun así los electrones no escapan del material, ya que son atraídos hacia los iones positivos del conductor. Al tener los electrones un movimiento aleatorio no se presenta un flujo neto de cargas, por lo tanto no se puede pensar en una corriente neta y, por tanto, que exista tal corriente.

Sí se considera lo que sucede al aplicarse un campo eléctrico constante que se mantenga estable dentro del conductor. En este caso la partícula cargada dentro del conductor es sometida a una fuerza . Una partícula cargada en movimiento dentro del conductor experimenta colisiones con los iones masivos y casi estacionaros del metal. Además de movilizar los electrones el campo eléctrico aplicado también mueve los iones, este movimiento es muy lento, del orden de 10-4m/s, se denomina velocidad de deriva. Como resultado se tiene una corriente en el conductor debido al flujo de todas las cargas en movimiento.

Al activar el interruptor de una lámpara el campo eléctrico se establece en el conductor con una rapidez comparada a la de la luz (3x108m/s mucho mayor que la velocidad de los electrones) y los electrones comienzan a desplazarse a todo lo largo del conductor casi al mismo tiempo. Es poco relevante cuánto tarda un electrón desde el interruptor hasta la bombilla. Una buena analogía es un grupo de soldados esperando la voz de mando de su comandante para comenzar a marchar; la orden llega a sus oídos a la velocidad del sonido que es mucho mayor a la velocidad que marchan, por lo tanto comenzarán a marchar todos, prácticamente al mismo tiempo.

Dirección de la corriente

Sin entrar en detalles del trabajo y energía efectuado por el campo eléctrico sobre las cargas en cuestión, definimos a la dirección de la corriente en contra del movimiento de los electrones, dado que los electrones que son quienes tienen mayor movilidad dentro del conductor, son cargas negativas y se mueven en contra de la dirección del campo eléctrico. Por lo tanto, la dirección de la corriente la asigna el campo eléctrico, y la intensidad es la cantidad de cargas por unidad de tiempo.

La corriente no es una entidad vectorial, sino que es un escalar. La unidad de corriente es el Ampere.

Se tienen dos tipos de corriente eléctrica.

La corriente continua (CC o DC) se genera a partir de un flujo continuo de electrones (cargas negativas) siempre en el mismo sentido, lo cual es en dirección del campo eléctrico aplicado en el conductor. Al desplazarse en este sentido los electrones, los huecos o ausencias de electrones (cargas positivas) lo hacen en sentido contrario.

Esta corriente se caracteriza por su tensión, porque, al tener un flujo de electrones prefijado pero continuo en el tiempo, proporciona un valor fijo de ésta. A este tipo de corriente se la encuentra generalmente en motores simples a batería, así como linternas de mano u otro tipo de dispositivo cuyo circuito eléctrico es simple.

En la corriente alterna (CA o AC), los electrones no se desplazan en la dirección del campo eléctrico, sino que a partir de su posición fija en el cable (centro), oscilan de un lado al otro de su centro, dentro de un mismo entorno o amplitud, a una frecuencia determinada (número de oscilaciones por segundo).

Por tanto, la corriente así generada (contraria al flujo de electrones) no es un flujo en un sentido constante, sino que va cambiando de sentido y por tanto de signo continuamente, con tanta rapidez como la frecuencia de oscilación de los electrones, es decir, que cambia su polaridad o sentido de circulación; cambia su polaridad o sentido de circulación 50 ó 60 veces por segundo, según el país de que se trate. Esto se conoce como frecuencia de la corriente alterna. La corriente alterna es de uso doméstico e industrial.

En los países de Europa la corriente alterna posee 50 ciclos o Hertz (Hz) por segundo de frecuencia, mientras que en los países de América la frecuencia es de 60 ciclos o Hertz.



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130