PACKS ESCUELAS
MENÚ
VOLVER A LOS ARTÍCULOS

Francia fue el lugar en donde se originó Médicos sin Fronteras en 1971.
Médicos sin Fronteras controla toda la cadena de distribución de la ayuda, desde su origen hasta su destino final, y llegan al lugar de la emergencia que los requiera en las primeras 48 horas.

Médicos Sin Fronteras, salud para todos



En una sociedad capitalista y cada vez más individualista, la labor de esta organización se destaca como un faro en plena noche; los médicos sin fronteras cuidan de la salud de quienes no pueden acceder a los cuidados médicos elementales y, con ello contribuyen a crear un mundo mejor.

¿Qué es Médicos sin fronteras?

Es una organización no gubernamental (ONG) fundada en Francia en 1971, de hecho, su nombre original fue Médecins Sans Frontières, conocidos habitualmente con las siglas MSF. Es la mayor organización humanitaria privada, de ayuda médica de emergencia sin fines de lucro, en el mundo. Son independientes de todo poder político, económico o religioso.

¿Cuál es su misión?

Su misión es aliviar el sufrimiento de los seres humanos preservando la salud de la población; darles la posibilidad de tener capacidad de elección, independencia con el fin de no marginarlos del sistema. Su dedicación es hacia las a víctimas de catástrofes de origen natural o humano, situación de extrema pobreza, de pandemias y epidemias y de conflictos armados, sin ningún tipo de discriminación. Previene y trata algunas enfermedades como la tuberculosis, el sida y la meningitis, entre muchas otras.

¿Cómo comenzó su labor esta organización?

Un grupo de médicos que habían sido testigos del genocidio en Biafra, acordaron con la posibilidad de constituir una organización que, además de brindar asistencia médica sin discriminación racial, ideológica o política, diera testimonio fidedigno de las condiciones de vida de miles de personas en situación de crisis. Médicos Sin Fronteras comenzaría entonces su labor humanitaria en la guerra de Biafra (1968 - 1969) dentro de la unidad de la Cruz Roja Internacional.

¿La organización recibió algún reconocimiento por su labor humanitaria?

Recibió numerosos reconocimientos por su espíritu de lucha y labor humanitaria, Médicos Sin Fronteras obtuvo numerosos premios como el Primo Levi (Italia), Conrad Hilton (USA), Seoul (Corea del Sur), Indira Gandhi (India), por la Libertad del Espíritu Sakharov (Parlamento europeo), entre muchos otros.

En 1999 fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz. El comité Nobel de Noruega decidió otorgarle el reconocimiento por ser pionera en el trabajo humanitario en numerosos lugares, algunos inhóspitos y/o de difícil acceso.

¿Cuántas personas intervienen en la conformación de esta organización?

En la actualidad, cuenta con casi 40 millones de socios, dos mil voluntarios trabajando en programas humanitarios en más de setenta países y otros mil en tareas administrativas. Se tienen más de 370 proyectos en marcha y 20 oficinas en los cinco continentes. Cada año se envían al terreno a más de 2.500 profesionales, que colaboran con más de 30.000 trabajadores locales también contratados por la organización. Cuentan con 4,6 millones de socios y colaboradores en todo el mundo, que les permite financiar sus operaciones y actuar con independencia.

En Médicos Sin Fronteras trabajan hombres y mujeres de diversas nacionalidades, ejerciendo su tarea con un alto grado de compromiso. Son profesionales con una gran formación y experiencia que la vuelcan íntegramente al desempeño de su actividad; su gran responsabilidad va de la mano con su capacidad de adaptación al entorno cambiante en el que la organización desarrolla su tarea humanitaria. Médicos, enfermeros, personal de logística, financistas, coordinadores, administradores, técnicos de laboratorio, traductores, conductores... que además de cumplir con su trabajo, tienen un compromiso personal con la causa humanitaria y con las poblaciones a las que se asiste.


En Estocolmo, Suecia, el comité de Noruega le concedió al premio Nobel de la Paz en 1999 por su labor humanitaria.

¿Cómo accionan los Médicos Sin Fronteras?

Controlan toda la cadena de distribución de la ayuda, desde su origen hasta su destino final, y llegan al lugar de la emergencia que los requiera en las primeras 48 horas. Dispone de dos centrales de compra y almacenaje en Europa, desde donde se envían materiales y medicinas a todos los proyectos, y tienen stocks preparados en otras partes del mundo para dar cobertura inmediata a emergencias.

¿A qué principios suscriben los profesionales que trabajan en Médicos Sin Fronteras?

Quienes trabajan para la organización deben firmar los siguientes principios antes de integrar sus filas:

  • Médicos Sin Fronteras aporta su ayuda a las poblaciones en situación precaria, a las víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación de raza, religión, filosofía o política.

  • Al actuar en la más estricta neutralidad e imparcialidad, Médicos Sin Fronteras reivindica, en nombre de la ética médica universal y del derecho a la asistencia humanitaria, plena y entera libertad en el ejercicio de su función.
  • Médicos Sin Fronteras se compromete a respetar los principios deontológicos de su profesión y a mantener una independencia total de todo poder, así como de toda fuerza política, económica o religiosa.
  • Los voluntarios miden los riesgos y peligros de las misiones que cumplen y no reclamarán para sí mismos ni para sus allegados compensación alguna, salvo la que la asociación sea capaz de proporcionarles.

¿De qué manera planifican sus acciones?

Desde el principio, Médicos Sin Fronteras estableció una serie de indicadores que aseguran el cumplimiento de los principios humanitarios que garantizan sus operaciones. De entre ellos, tres son fundamentales y de aplicación obligatoria en cada una de las secciones que forman la organización:

  • Indicador de misión social 80 – 20, que mide dónde se destinan los recursos. Especifica que como mínimo el 80% de los recursos se deben destinar a las poblaciones asistidas. El 20% restante se destina a la captación de fondos y a las partidas de administración.
  • Indicador de independencia financiera 50 – 50, que mide la procedencia de los recursos. No permite a ninguna sección financiarse en más del 50% por fondos institucionales. Con el fin de proteger los principios humanitarios, las secciones están llevando a cabo políticas financieras más cercanas al 75% de fondos privados.
  • Indicador de reservas, que mide la capacidad de respuesta. No permite a ninguna sección tener reservas por encima de 12 meses de actividad y recomienda no estar por debajo de los 3 meses.

Para mejorar la rendición de cuentas y la transparencia de la organización, cada sección de Médicos Sin Fronteras publica anualmente sus informes financieros auditados de acuerdo a su legislación nacional y las normas de auditoría de cada país. Desde 2002, ha impulsado un proyecto de consolidación de las cuentas, con el objetivo de tener la combinación de las cuentas certificadas de todo el movimiento internacional, y desde 2005 realiza una auditoría anual internacional (KPMG), de acuerdo con las normas internacionales de auditoría. Este proyecto incluye a las secciones de MSF y la oficina internacional.

Andrés Carot. Médico cirujano – Córdoba, Argentina.

“En Nigeria me encontré con una realidad tan diferente a la mía que me ayudó a entender y sentir realmente que por más que uno no pueda resolver todos los problemas, esas pequeñas acciones que uno hace se multiplican y se logran grandes resultados que hacen a este mundo un poco más soportable para muchos.”



  • Argentina: 0800 333 3979
  • -
  • Bolivia: +591 3 3708206
  • -
  • Chile: +56 2 3281 1674
  • -
  • Ecuador: +593 2 6018068
  • -
  • España: +34 93 0077 931
  • -
  • México: +52 55 44376787
  • -
  • Perú: +51 1 241 9032
  • -
  • Venezuela: +58 261 4190130