Pedaleando en red

En esta nota, te presentamos algunas ideas para pensar y descubrir todas las formas en que la bicicleta e internet pueden relacionarse, ¿te parece raro? Si tu respuesta es sí, entonces… ¡te vas a sorprender mucho!

Por Sebastián Friedman

Podemos pensar que la bicicleta nos hace libres, porque cuando pedaleamos vamos a nuestro propio ritmo y tenemos tiempo para disfrutar el camino, elegir el recorrido y cambiarlo todos los días para no aburrirnos. Con la bici, podés parar, dar vueltas, seguir y todo esto sin contaminar. También, ejercitás tu cuerpo y hacés muy poco ruido.

Para empezar, si querés tunear tu bicicleta sin gastar mucha plata, te contamos que hay un montón de sitios con ideas piolas para que hagas accesorios usando objetos que en general van a parar al tacho de basura y otros materiales de bajo costo. Por ejemplo, en la foto de abajo, vemos el canasto bidón ideado por Dina Stasta para su proyecto 2.° Ciclo Producción Sustentable. El canasto fue realizado con un típico bidón de lavandina de 10 litros y los cierres y las tiras fueron recuperadas de una mochila vieja.

Está bueno que sepas que hay muchísismos materiales para usar como accesorios de la bici. Otro ejemplo es el caso de las bambucicletas, que se fabrican en Rosario, provincia de Santa Fe, y que están hechas con caña de bambú. Si vivís cerca de una zona donde tenés acceso a la caña de bambú, podés empezar con esta sencilla idea para reemplazar el manubrio de tu bici por esta flexible y liviana opción, mirá la foto.

Además de muchas ideas para tunearla, hay muchas otras formas de conexión entre la bici y la web. En el barrio de Villa Urquiza, en la ciudad de Buenos Aires, funciona La Fabricicleta, un espacio recuperado por los vecinos, donde se organizan salidas, encuentros y talleres para aprender a arreglar tu bici. Entre todas las movidas que proponen, hicieron una guía para armar un taller popular de bicicletas en tu barrio. Imaginate qué genial sería organizar un taller de bicis en cada barrio, por todo el país, en donde cualquier persona pueda ir gratuitamente a aprender y compartir experiencias y conocimientos sobre el universo de la bicicleta. Así que, si te das maña con las herramientas y te animás, podés juntarte con otros, arrancar uno en tu lugar y contarnos cómo te está yendo.

Andar en bicicleta es también una forma de pensar y circular por la ciudad, así lo pensó, allá por el año 1992 en la ciudad de San Francisco en Estados Unidos, un grupo de ciclistas que se reunieron para protestar por los problemas del tránsito. El encuentro se llamó Masa Crítica y fue una experiencia tan poderosa que decidieron repetirla una vez al mes, en el mismo lugar y a la misma hora. Con el tiempo, la movida creció y se multiplicó en distintos lugares del mundo gracias a las redes sociales. El nombre, Masa Crítica, representa la idea del poder que se puede generar cuando las personas se juntan con una idea en común. Date una vuelta y chusmeá un poco su blog (Masa Crítica versión Buenos Aires), vas a encontrar muchas fotos y videos muy divertidos.

Así que si no hay Masa Crítica en tu lugar, y te parece una buena idea, ¡podés empezar una!

Fuente: http://www.educ.ar/sitios/educar/blogs/ver?referente=estudiantes%20&id=%20121139&cat=ed_blogs_cat_estudiantes

Licencia: CC BY-NC-SA 4.0

Comentarios