Delicias de Suiza

Quesos, chocolates, fondue… son las primeras delicias que se asocian con Suiza. Pero hay mucho más porque se trata de una gastronomía tan variada como sus lenguas.

Si bien Suiza es un país pequeño, su tradición culinaria se basa en tres culturas distintas: la francesa, la alemana y la italiana. Varía según la región; sin embargo, los ingredientes básicos más populares son las carnes y los quesos.

Platos de la zona francesa

Papet vaudois: Plato típico del cantón de Vaud, es una mezcla de puerros y papas (patatas) cocidas. A veces se le agrega crema, vino blanco o vinagre. Tradicionalmente se acompaña con una salchicha de col, incluso salchichas Vaud o salchicha de hígado.

Foundue: Consiste en fundir algún producto, como queso o chocolate, en una pequeña olla de barro cocido o hierro fundido para luego sumergir con un pincho trozos de pan, carne, fruta u otros alimentos. Esta comida es originaria de los macizos montañosos de Jura y norte de los Alpes, cerca de la frontera franco-suiza. Originariamente era de queso, pero esta llamativa modalidad de servir la comida ha dado lugar a numerosas variantes que han sido adoptadas por muchos países.

Raclette: Es una preparación con distintos ingredientes como, embutidos, quesos, pepinillos, etc. Cada uno de ellos se dispone sobre una plancha para cocinarlos; en las planchas diseñadas para elaborar este tipo de comida existe un espacio en la parte inferior para colocar bandejas individuales. En ellas se derrite el queso junto al resto de los alimentos. Antiguamente se preparaba sobre una plancha de hierro; pero, hoy en día, esta manera particular de comer se ha vuelto popular, la han adoptados otros países y, por ende, se han comercializado las planchas fabricadas especialmente para esta comida que reciben el nombre de raclette.

Carac: Es un postre que consiste en una base de masa rellena de leche y chocolate, tiene una tapa de dulce glaseado de color verde con un punto de chocolate en el centro. El tamaño varía de 25 a 8 cm de diámetro.

Platos de la zona alemana

Rösti: Es una de las comidas más consumidos por la población y algunos lo consideran el plato nacional. Parecido a la tortilla española; se elabora con papas, manteca y sal, pero se pueden degustar diferentes variantes en los distintos cantones suizos. Primitivamente formaba parte del desayuno de los pobladores del cantón Zúrich, pero rápidamente la receta se extendió convirtiendo al Rösti en un plato principal y en una opción para acompañar carnes y verduras.

Birchermüesli: Es un plato a base de cereales que habitualmente se consume en el desayuno. Tradicionalmente lo preparaban los habitantes de las montañas de Suiza, pero su consumo se ha extendido por el alto valor nutricional y por resultar fácil de preparar y sabroso. Existen diversas variantes para prepararlo, en general consiste en mezclar avena, semillas, granos y frutas.

Älplermagronen: Significa Macarroes del pastor alpino, es un contundente plato que consiste en macarrones, cebollas, papas, tocino y queso derretido. Se acompaña con manzanas tamizadas.

Platos de la zona italiana

Pizzoccheri: Son unos tallarines hechos a base de alforfón o trigo sarraceno, que generalmente se acompañan con papas y verduras picadas en cubos. Su origen no está claro, provendrían del valle de Valtellina en Italia o de Suiza.

Saffron Risotto: Como su nombre lo indica, este plato se elabora a base de arroz. Con azafrán y vino se prepara este alimento para aromatizarlo de un modo particular. Se suele servir con queso rallado.

Polenta: Es uno de los alimentos más populares y fáciles, se hace a base de harina de trigo, creando un molde gelatinoso que luego puede ser frito o dorado.

CHOCOLATE SUIZO

El chocolate no es originario de Suiza, sin embargo, ha cobrado fama internacional. Ello está estrechamente relacionado con el invento del chocolate de leche por Daniel Peter así como por el invento del concheo de chocolate (chocolate fondant) por Rodolphe Lindt.

QUESO SUIZO

Son innumerables las variedades de queso que se pueden encontrar en Suiza. Son famosos por la calidad, sabor y características nutricionales. De acuerdo a diversos estudios, los quesos suizos son ricos en triptófano, un aminoácido esencial en la nutrición humana que sólo se obtiene a través de la alimentación. La calidad de estos quesos está garantizada por la rigurosa normativa competente a la elaboración. En Suiza está prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y la utilización de aditivos químicos para fabricar quesos. Por otro lado, se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Cabe destacar, que esa leche es no pasteurizada por lo que le otorga al queso un sabor más intenso y potencia los aromas. Algunos de los quesos más famosos son: Emmentaler AOC, reconocido por sus agujeros; Le Gruyère AOC, originario de la región de Friburgo que lleva su mismo nombre; Sbrinz AOC, característico por su textura granulosa; Tête de Moine AOC, famoso por su presentación en forma de “rosetas” y Appenzeller, procedente del cantón suizo de Appenzell.

Comentarios