Etimología de las palabras

El desarrollo del lenguaje inicia con el nacimiento mismo de las palabras que conforman nuestro idioma. Estas no han surgido de la nada, pues como todo, parten de un origen, y su estudio puede enseñarnos mucho sobre nuestra historia y cultura. El estudio del origen de las palabras es conocido como etimología.

¿Qué es la etimología?

La etimología de una palabra se refiere a que su origen y desarrollo histórico: es decir, su uso más antiguo conocido, su transmisión de un idioma a otro y, con ello, sus cambios de forma y significado. Etimología es también el término utilizado para describir la rama de la lingüística que estudia la historia de las palabras.

Diferencia entre definición y etimología

Una definición nos dice qué significa una palabra y cómo se usa en nuestro propio tiempo, mientras que la etimología nos dice de dónde vino una palabra (a menudo, pero no siempre, de otro idioma), lo que solía significar y la estructura morfológica que tuvo en ese momento específico del tiempo.

Por ejemplo, la definición de la palabra “desastre” es “un hecho que causa una destrucción y angustia generalizadas, una catástrofe” o “una grave desgracia”. Por otro lado, la etimología de la palabra “desastre” nos remonta a una época en la que la gente comúnmente atribuía grandes desgracias a la influencia de las estrellas (del latín dis-, que significa “separación en varios caminos” y astro, que significa “estrella”).

¿De dónde vienen las palabras?

Nuevas palabras han ingresado y continúan ingresando a los distintos idiomas del mundo de muchas maneras diferentes. La mayoría de las palabras utilizadas en castellano han sido tomadas de otros idiomas, principalmente del latín y del griego, y luego modificadas hasta convertirse en las palabras que conocemos actualmente.

Palabras originadas del latín:

  • Divinus: divino.
  • Templum: templo.
  • Caelestis: celestial.
  • Collis: colina.

Palabras originadas del griego:

  • Aeros (aire): aéreo.
  • Bios (vida): biología.
  • Demos (población): democracia.
  • Cardias (corazón): cardiopatía.
Estudiar la historia de palabras conocidas puede ayudarnos a deducir el significado de palabras desconocidas y así enriquecer nuestro vocabulario.

Procesos a través de los cuales se originan las palabras

  • Modificaciones

    Una vez que las personas comienzan a utilizar una palabra, ésta se vuelve susceptible de ser alterada, ya sea por comodidad, para que suene diferente a otras palabras parecidas, u otras razones.

  • Cambios semánticos

    El significado de las palabras puede cambiar con el tiempo a medida que la sociedad avanza y cambia con ello sus costumbres, sus valores y su estilo de vida.

  • Generación

    A medida que cada grupo de personas de una época distinta use las palabras, cada pequeña diferencia que cada uno de estos grupos utilizó en dichas palabras puede convertirse en cambios permanentes hasta originar palabras nuevas que se seguirán transmitiendo de generación en generación.

  • Préstamo

    Las palabras se adoptan con frecuencia de idiomas extranjeros, generalmente con algunos cambios en su sonido. Muchas palabras prestadas son nombres de cosas o alimentos que han sido traídos a nuestras tierras desde otros países.

¿Sabías qué...?
La etimología de la palabra etimología proviene del griego ἔτυμον o étumon, que significa “verdadero sentido” o “sentido de una verdad”, y el sufijo también griego -λογία o logia, que significa “estudio de”.

Ejemplos de etimología: origen de los nombres de los países de Latinoamérica

  • Argentina

    Su nombre está vinculado con la palabra “plata”, en latín argentum. Esta asociación con la plata proviene del Río de la Plata y la sierra de la Plata, un lugar en las cercanías del río en el que supuestamente abundaba este metal.

  • Bolivia

    El país se nombró de esta forma en honor al prócer y libertador Simón Bolívar. El nombre exacto provino del diputado Manuel Martín Cruz, que tiempo después de lograr la independencia del país, comentó: “si de Rómulo, Roma; de Bolívar, Bolivia”.

  • Brasil

    El nombre del país surge de un árbol de un color rojo muy intenso que los exploradores portugueses que llegaron a esas tierras bautizaron como Pau Brasil, o palo brasil, debido a la semejanza del color de este con las brasas.

  • Chile

    Existen dos teorías de su etimología. Una de ellas dicta que proviene de chilli, nombre que los pueblos mapuche usaban para referirse a la frase “donde se acaba la tierra”. Otra teoría propone que el nombre proviene de chiri, palabra quechua que significa “frío”.

  • Colombia

    Inicialmente, Colombia era conocida bajo el nombre Nueva Granada cuando aún formaba parte de una sola tierra con Ecuador, Panamá y Venezuela. Luego de la separación fue bautizada como Colombia por Simón Bolívar en honor a Cristóbal Colón. Curiosamente, Colón proviene de Columbus, que en latín significa “paloma”.

  • Costa Rica

    Fue bautizado de este modo por Cristóbal Colón debido a la creencia de que sus tierras se encontraban repletas de oro. Colón recorrió estas costas en uno de sus viajes en 1502.

  • Cuba

    Proviene de la palabra cubanacán, palabra que se traduce del idioma de los antiguos indios taínos como “lugar del centro”. Estos habitaban la isla antes de la llegada de los españoles.

  • Ecuador

    Su nombre proviene de la línea imaginaria que separa el planeta tierra en dos hemisferios, pues dicha línea atraviesa el norte del país.

  • El Salvador

    Toma su nombre de la fortaleza que los españoles instalaron en su capital, conocida como San Salvador.

  • Guatemala

    Al igual que con Chile, existen dos teorías de su etimología. Una propone que proviene de la palabra náhuatl quauhtemallan, que significa “tierra de muchos árboles”. La otra teoría describe que la palabra tiene su origen en guhatezmalha, que significa “montaña que vomita agua”.

  • Honduras

    Se pensaba que el nombre fue dado por Cristóbal Colón por la gran profundidad de sus costas, pero posteriormente el origen se atribuyó al historiador español Bartolomé de las Casas, que se refería al país como “Hondure” e insinuaba que esta palabra era de origen indio.

  • México

    Fue como los españoles llamaron a la capital del imperio azteca Metztlixihtlico, que en idioma náhuatl se traduce como “el lugar en el ombligo de la Luna”.

  • Panamá

    Se piensa que su origen proviene de la frase “abundancia de peces” escrita en el idioma de los pueblos que habitan en la provincia de Darién. Sin embargo, aún se debate sobre ello.

  • Paraguay

    Aunque no es algo plenamente establecido, se cree que su nombre proviene del río con quien comparte nombre, y que éste, a su vez, proviene de las palabras del idioma de los pueblos guaraníes para, que significa “río”, gua que significa “nacido”, e y que significa “agua”.

  • Perú

    Se cree que el nombre proviene tanto del río Virú como del nombre de un poderoso cacique de los pueblos originarios que habitaban la zona circundante a esta. Al mismo tiempo se cree que esta palabra, en el idioma de dicha tribu, significaba “agua” o “río”.

  • Puerto Rico

    El nombre proviene de la capital de la ciudad a la que Colón llamó de esta manera, debido a las enormes riquezas que salían desde su puerto hacia España. Previo a esto, los pueblos taínos de la zona llamaban a la isla Boriquén, que significa “Tierra del Altísimo o del Gran Señor”.

  • República Dominicana

    Su nombre proviene del nombre del fundador de la Orden de Predicadores, Santo Domingo de Guzmán, también conocida como “orden dominicana”, quienes establecieron su base y casa de estudios en el país.

  • Uruguay

    Según ciertas teorías, el nombre del país proviene del río Uruguay, y éste, a su vez, proviene del idioma del pueblo charrúa. Según el mismo uru proviene del ave urú que habita en estas aguas, y guay, que se asocia a las palabras “río” y “nacido”.

  • Venezuela

    El nombre del país significa literalmente “pequeña Venecia”, nombre que recibió del explorador Amerigo Vespucci porque las viviendas sobre estacas en las que vivían los nativos del lugar le recordaron a dicha ciudad italiana.

El castellano y el árabe

Muchas de las palabras que utilizamos en el idioma también provienen de los pueblos árabes que antiguamente habitaron la Península Ibérica. Así, podemos encontrar ejemplos apasionantes como algodón (alquṭún), naranja (naranǧa) y azúcar (assúkkar), entre muchos otros.

Comentarios